INDIE10, vol XV: INTO THE BREACH

Igual es el momento de hablar en esta sección de las bondades de Into The Breach, juego que disfruté muchísimo hará ya más de un año y que se me escapó hablar de él en su momento. Craso error por mi parte. Por su parte ya consiguió destacar dentro del panorama de juegos independientes, siendo uno de los imprescindibles del 2018 y ganando varios premios importantes.

Es verdad que yo jugué un poco más tarde. Problemas de tiempo aparte, Into The Breach es un juego de estrategia por turnos en escenarios geométricos repletos de celdas o casillas para separar bien el movimiento, desarrollado por Subset Games (Faster Than Light). A nuestro control se nos ofrecen unos mechas con diferentes acciones de ataque y en cada escenario aparecerán oleadas de Kaijus que hacer frente. Todo esto desde una vista isométrica donde el propio entrono es importante para planear nuestra estrategia.

Conocer el terreno es, en gran medida, tener un as en la manga.

La vista en cuanto a disposición del tablero de ajedrez, tener siempre presente de que mecha disponemos, cuál es su movimiento por turno y el tipo de ataques que podemos realizar es crucial para llegar a completar el nivel. A veces tendremos que proteger unos puntos concretos que los Kaijus atacaran. Otros, vaciar de amenazas el mapa. Es posible sentir que durante el comienzo se nos permite demasiado margen de error sin demasiada penalización, pero el juego va complicándose a medida que avanza, ya que sabe que vamos controlando mejor todas las opciones que tenemos a nuestro alcance. Hacer uso de ataques que empujen al enemigo una casilla para intentar que choque con otro o que caiga a un lago o explotar algo que dañe en área a un grupo numeroso de enemigos son cosas muy importantes que hay que ir haciendo uso para no vernos superados. Una particularidad de este juego estratégico es que sabemos cuál va a ser el movimiento de todos los enemigos durante nuestro turno y antes de que lo ejecuten, por lo que podemos responder y priorizar acciones para salvar en último momento emplazamientos o la destrucción de un mecha que poseemos.

Por mucho que parezca una ayuda tremenda vuelvo a recalcar que el juego, con el tiempo, llega a una dificultad bastante desafiante como para que esto suponga algo a favor. Además, iremos desbloqueando pilotos o nuevos grupos de mechas pero si perdemos en un nivel a un mecha, morirá su piloto y todos los bonus que tenía, apareciendo en el siguiente el mecha sin piloto y reseteando sus estadísticas a las básicas. Algo que perjudicará de manera significativa a poder afrontar niveles avanzados, por lo que hay que priorizar que no acaben con nuestros “juguetes”. Por si no fuera suficiente este riesgo, en todos los niveles hay objetivos secundarios que nos darán más recompensas de manera más rápida pero que nos pondrán en un peligro mayor, por lo que habrá que barajar bien nuestras opciones.

La importancia de un buen piloto, que se lo digan a Ferrari.

Lo que hace bien Into The Breach con su diseño de niveles y gameplay es que la importancia recaiga en la planificación. Por eso da tiempo para pensar en el próximo movimiento. No quiere agobiar. Lo que quiere es que en tu cabeza ordenes todas las posibles alternativas que tienes a tu alcance y sepas ver más allá de tu próximo movimiento, para que cuando lo ejecutes sientas que estas aprovechando todo lo que se te ofrece de manera óptima y eficiente, llegando a aprender cómo se mueve cada enemigo y de que pie cojea cada uno. Un abanico de mecánicas que se siente natural al presentarse de manera pausada y que, como he dicho, deja margen de error durante un buen tramo.

Into The Breach es un juego que engancha y gusta hasta a los que no somos especialmente asiduos a juegos de estrategia por turnos. Todo lo que se propone lo consigue y se diferencia de otros en no ser tan caótico o tener innumerables menús que tener en cuenta. Simpleza por fuera, pero profundo y habilidoso en su interior. Maneja sus extremos con soltura logrando en su conjunto que se sienta algo más ligero que el resto. Por si fuera poco, cada poco tiempo lo dan gratis en alguna plataforma como Epic o Twitch Prime, por lo que podéis probarlo de manera gratuita. Eso sí, si os gusta gastad vuestro dinero para que el estudio se vea recompensado por su buen trabajo.

¡Nos vemos en la Isla!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.