INDIE10, vol VI: SHOVEL KNIGHT

Para la 6ª parte de este especial toca hablar de un grandísimo juego que no ha parado de actualizarse con grandes dosis de contenido gratuito, ha sabido homenajear un género y a la vez hacerse un hueco importante en los tops de grandes juegos indie. Estamos hablando de la maravilla llamada Shovel Knight. ¡Larga vida al caballero de la pala!

Con un desarrollo de niveles propio de la saga Mega Man, Shovel Knight se nos presenta como un digno sucesor espiritual donde nuestro héroe porta una pala como arma. El juego, con un aspecto de gráfico más propio de la época de los 16 bits, nos transporta a diferentes niveles que elegir dentro de un minimapa, cada uno con nuevas mecánicas y diferencias de entorno. Al finalizar cada nivel, el enemigo final hará acto de presencia, dando lugar a los momentos más difíciles del juego. Un plataformas exigente y medido, pero no por ello injusto. Se apoya más en el encadenamiento de saltos (con la pala hacia abajo podemos ayudarnos a rebotar en lugares donde no podemos tocar con nuestro cuerpo) y en el uso que podemos hacer con mecanismos repartidos por el mapa, que en el combate.

¡A saltar!

Existen magias y potenciadores interesantes que ayudan a los combates más exigentes, pero la dificultad del juego también viene por los saltos donde nuestra pericia con el mando será lo más importante. Tampoco quiero que se piense que esto es Celeste o Dark Souls en cuanto a su nivel de exigencia, nada más lejos de la realidad. Shovel Knight lo que quiere es que explotemos sus mecánicas y nos hagamos con los patrones de sus enemigos para saber bien cómo y por dónde tirar.

Por otra parte, sus personajes y diálogos rebosan humor en todo momento. Los habitantes de su mundo están repletos de energía y, hasta los bosses finales, tienen diálogos y nombres hilarantes. La famosa pala sirve también para excavar en algunos puntos del escenario y para desenterrar reliquias para poder comprar potenciadores de vida, magia o hacerte con nuevas ayudas en una ciudad de paso que visitaremos en todo momento entre fases, haciendo así más llevadero los futuros niveles. Y es que Shovel Knight no deja de sorprender. Su apartado sonoro juega con una de las mejores y más pegadizas bandas sonoras de los últimos años. Todo a ritmo de bit. Pese a ello, según sus creadores, el juego no podría funcionar en consolas antiguas pero el aspecto y el envoltorio bien parece que podría ser así. Si eres de los que se sienten atraído por esos sonidos característicos que tanto nos enganchaban volver a escuchar gracias a su satisfactoria, entre otras cosas, recompensa auditiva, Shovel Knight tiene dos tazas para darte. Un espectáculo agradecido con el medio y sus orígenes, lleno de mimo y personalidad.

El auténtico descanso del guerrero.

Sus respectivas versiones para la consola de Microsoft y Sony guardan un enfrentamiento adicional secreto con los Battletoads o con Kratos, de God of War, respectivamente. Al vencer los combates podemos tener una armadura que cambia nuestros ataques a algo más parecido a la forma de atacar de estos personajes (si, hablamos de una pala con cadenas a lo Kratos).

Por si fuera poco, su desarrolladora Yacht Club Games no ha dejado de crear contenido gratuito desde su lanzamiento en 2014, ampliando, con nuevas campañas, las horas de entretenimiento que ya nos daban de por sí su largo recorrido en la principal. Sub-tramas donde llevamos a algunos de los bosses, haciendo uso de diferentes mecánicas de movimiento para avanzar y hasta un modo combate multijugador al más puro estilo Smash, se han ido sumando al título a día de hoy. Un gran agradecimiento hacía el consumidor que ha apostado por su juego. Y vaya juego.

¡Nos vemos en la Isla!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.