INDIE10, vol. II: HOLLOW KNIGHT

En la segunda parte de este especial me gustaría hablar del que considero el videojuego salido de Kickstarter más completo, generoso con sus backers y enormemente mimado en todos sus aspectos de la historia de la plataforma de micromecenazgo. De la mano de un pequeño estudio australiano llamado Team Cherry, el juego que nos ocupa es la culminación en topes de calidad de un género. Una obra maestra artística y repleto de mecánicas que hace que su larga duración nos mantenga embobados mientras vamos descubriendo sus grandes posibilidades. Hoy toca hablar de Hollow Knight.

En el mundo de Hollow Knight somos un caballero que posee un cometido que le viene grande. Armado con una espada-clavo nos adentramos en un metroidvania 2D de toda la vida, expandiendo nuestro mapa particular a la vez que exploramos y blandiendo nuestro clavo contra la multitud de insectos que pueblan el mundo de Hollownest. Un lugar que rebosa de personalidad en todos sus rincones y que se ve amenazado, por lo que debemos ir a lo que era una antigua civilización olvidada. Cada zona es un mundo. Enemigos, música y paleta de colores se ven bastante diferenciadas de una a otra y el juego, al ser tan amplio, su número es bastante considerable. Una aventura donde su historia se encuentra fragmentada en los diferentes coleccionables que cogemos o en las numerosas conversaciones con amistosos secundarios que vamos encontrándonos a lo largo y basto de su historia. Un puzzle que debemos formar poco a poco en nuestra cabeza con cada nueva información.

El mundo mágico de Hollownest.

En un principio, sus mecánicas pueden parecernos estáticas. Plataformeo correcto y acción de machacar un botón. Nada más lejos de la realidad. La progresión típica de esta clase de juegos, donde van aumentando tus habilidades a la par que puedes ir accediendo a nuevas zonas benefician un combate dinámico y exigente, así como unas zonas de plataformas donde la habilidad prima ante todo. Un abanico de posibilidades con movimientos bastante típicos, pero que se exprimen hasta las últimas consecuencias, dando lugar a peleas de bosses espectaculares y difíciles. Por no hablar de que moverse por el mundo es una delicia y, aunque existe un viaje rápido a través de túneles donde cabalgas un insecto gigante, hay que andar muchísimo y hacer backtracking constantemente. Y es que existen multitud de enemigos diferentes para ponernos las cosas complicadas. Conocer sus mecánicas, sus tiempos de ataque y reaccionar rápido con nuestra esquiva es vital para sobrevivir.

Hay zonas angustiosas, otras relajantes, otras con pasillos muy cerrados que apenas se llega a ver lo que hay delante, pero también hay lugar para amplios paisajes donde el sonido de la lluvia y la iluminación de unas farolas dan lugar a momentos mágicos donde la introspección es una posibilidad. Un mundo olvidado plagado de belleza y peligros a partes iguales.

Todo lo anterior no podría apoyarse mucho si no entra por los ojos, pero es que Hollow Knight tiene un apartado artístico y sonoro que deja maravillado a cualquiera. Ya sólo el diseño de personajes y sus fluidas animaciones son para quitarse el sombrero, pero es que tiene una banda sonora cuidadísima, que te mete de lleno en cada zona y aporta cierta melancolía a las ruinas antaño repletas de vida. El mimo es excesivo en cada aspecto. Los escenarios son preciosos. Todo está cuidado y es imposible no querer explorar cada rincón para hacerte con todo lo que los creadores han puesto para el jugador. Y es que el tiempo para hacerlo no es poco. Es un juego largo y si se explora todo todavía se dispara más su duración, pero es una gozada hacerlo, como he dicho.

Cuesta creer que su precio de salida fuera sólo de 15 euros. Acostumbrados a los precios desorbitados de los triple A y por mucho que sea un indie, es un juego larguísimo y cuidado. Perfectamente podría valer el doble. Además, Team Cherry hizo hasta 3 DLCs gratuitos que alargan más si cabe la ya completísima experiencia. Hace poco se anunció la segunda parte de Hollow Knight con el personaje de Hornet como protagonista (secundario en este titulo) en un nuevo mapeado y con habilidades completamente diferentes, que parecen dar una vuelta a todo lo aprendido y, por si los del estudio no han sido ya suficientemente cordiales con su primera parte, va a regalarlo a todos los que apoyaron la campaña de micromecenazgo de la primera parte.

Arte de diez.

Creo que puedo decir, sin miedo a equivocarme, que nos encontramos ante una de las campañas de Kickstarter más agradecidas con sus seguidores de la historia. Lo que hace este estudio es digno de alabar y, personalmente, no puedo esperar a probar cualquier título que quieran sacar adelante. A partir de ahora, si Team Cherry habla, cualquier cartera tiene que estar preparada para darle su apoyo. No tienen que demostrar mucho más para ver que nos encontramos ante unos profesionales dentro del sector que aportan una visión diferente al mundo del videojuego.

¡Nos vemos en la Isla!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.