IN/SPECTRE, de Kyou Shirodaira y Chasiba Katase

 


Título original
:

Kyokou Suiri (虚構推理)
Editorial: Shounen Magazine R
Guionista: Kyou Shirodaira
Artista: Chasiba Katase
Publicación Japón: Abr. 2015 – actualidad
Publicación España:
Valoración: Monster Holmes epistemológico

 

 

 

Ya iba siendo hora de leer algo nuevo y os digo que no esperaba para nada cuestionar tanto lo que creo que es verdad al coger lo que parecía un manga de detectives paranormales. Os presento…

IN/SPECTRE
de Kyou Shirodaira y Chasiba Katase

Kotoko Iwanaga fue abducida a sus 11 años por un youkai durante dos semanas, los cuales le pidieron a ella que se convirtiese en su “Dios de la sabiduría”, una especie de mediador entre el mundo espiritual y el humano, a lo cual Kotoko accedió, pero al precio de un ojo y una pierna. Ahora, seis años después, siempre que los youkai necesitan que sus problemas sean resueltos, hacen su camino hacia Kotoko para encontrar una solución. Mientras tanto Kurou Sakuragawa, un estudiante universitario de 22 años, ha roto recientemente con su novia después de huir cuando se les apareció un kappa a ambos. Aprovechando la oportunidad para acercarse a él, Kotoko busca ser pareja de Kurou con la intención de casarse un día. Sin embargo, Kotoko se da cuenta de que hay algo diferente en Kurou. Sabiendo eso, ella le pide ayuda a para lidiar con los varios problemas sobrenaturales que se van presentando, mientras espera que su nuevo compañero retorne sus sentimientos.

Kyokou Suiri, o In/Spectre, es un manga bastante interesante en cuanto a su presentación. Una de las razones por las que tarde tanto en leerme el manga a pesar de su buena recepción entre los lectores es por los tráileres del anime y lo que leí de la descripción del manga que daban este “feeling” a una aventura fantástica y poco seria. Resulta que no sólo estaba equivocado en esto, sino también en cuál es el núcleo de este manga, los youkai y elementos de fantasía no son más que extras para adornar o justificar el centro de la trama: el tratamiento que le damos las personas a lo que es “verdad” o “real”.

La “verdad” solo existe cuando es aceptada como tal.

En el mundo de In/Spectre los monstros del folklore japonés (youkai) existen y tienen efectos en la realidad que perciben los humanos. Esa es la verdad. Kotoko busca mantener el equilibrio entre los dos mundos jugando el rol de un “detective” que explica sucesos que solo se pueden explicar con lo paranormal, dando una racionalización no paranormal. En esencia enmascarando la verdad de lo ocurrido y sustituyéndola por una “verdad” más digerible para los humanos. O en otros casos resolviendo un problema que no tiene nada que ver con el mundo espiritual, pero usando medios espirituales para llegar a la verdad de lo ocurrido y luego tener que inventarse o racionalizar las evidencias presentadas para satisfacer las preguntas de los involucrados.

Es en esta parte donde se encuentra lo verdaderamente interesante del manga, en el tratamiento que le da a “la verdad”. No como algo en un fin en si mismo sino como un medio para lograr otro objetivo: Satisfacer la curiosidad de quien la escucha para lograr cumplir su rol como intermediaria entre el mundo espiritual y humano. Y para ello ella usa cualquier trampa que hay en la mente humana para alcanzar esa satisfacción en quien la escucha al llegar a “la verdad” que busca. Mientras que otros mangas buscan entretener, asustar o inspirar a sus lectores, In/Spectre busca cuestionar la epistemología del lector y le pregunta: “¿Qué es la verdad? ¿Qué es real?” haciendo que su protagonista explique sucesos que el lector sabe que tienen una causa sobrenatural con explicaciones racionales y científicas a los humanos del manga y, implícitamente, preguntándole al lector “¿a que esta explicación te hubiera satisfecho?”.

El lado en el que está quien tira del gatillo… ¿no?

Irónicamente en el manga los personajes mas incomodos con no tener respuestas racionales a eventos ocurridos son los propios youkai, los cuales no entienden la disonancia que ven entre  los comportamientos irracionales que a veces hacemos las personas con nuestra admiración por la racionalidad y “la verdad”.

El manga funciona en arcos argumentales alrededor de un crimen o un misterio como lo haría un manga de detectives, con arcos de fondo que van avanzando lentamente, y que suelen acabar con Kotoko explicando a Kurou al final como sucedieron los eventos realmente, porque los humanos implicados aceptaron “la verdad” que ella les ofreció y como en eso la ayuda a cumplir su rol. Y mas o menos de la misma manera funcionan las moralejas de los arcos, donde la historia entiende la moral de los humanos no como fines en sí mismos, sino como en medios para lograr nuestras metas y las implicaciones que tiene transitar un camino u otro.

Hasta luego, Mari Carmen.

El dibujo del manga se sostiene bastante bien y sus protagonistas son bastantes carismáticos visualmente por lo que no es un manga que pase por cualquier otro, quitando su tema central los elementos de humor están bien hechos para cambiar el ritmo de las escenas y darles tiempo a respirar sin cortar la tensión del todo.

Este manga le ha dado un spin interesante a las historias de detectives donde el misterio real no es lo ocurrido, sino que hace falta hacer para que las personas estemos dispuestos a aceptar lo ocurrido y que fallas mentales nos llevan a creer “verdades” que no son.

Muy interesante.

¡Nos vemos en la Zona!

RafaAnto

Filthy weeb, gamer y cinefilo que de paso hace Quimica.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.