HOT LUNCH SPECIAL, de Eliot Rahal y Jorge Fornés

 


Título original
:
Hot Lunch Special HC
Sello: Aftershock Comics
Guionista: Eliot Rahal
Artista: Jorge Fornés
Contenido:

Hot Lunch Special #1-5 (Ago. 2018 – Feb. 2019)
Publicación USA: Febrero 2019

Publicación España: Julio 2020 (Planeta)
Valoración: La venganza se sirve con pan

 

 

No debería guiarme por las portadas de los cómics. Poseo una mente demasiado perversa como para que se me muestre una portada con un delicioso sandwich que lleva un par de dedos como elemento proteico (y como reclamo) y que en mi cabeza se forme una historia que no incluya algo de canibalismo. Emosido engañado. Pero, a pesar de no haberme encontrado con el menú que esperaba, la violencia, la mafia y los negocios turbios forman parte de los ingredientes del plato, así que no me ha quedado más remedio que devorar sin servilleta este…

HOT LUNCH SPECIAL
de Eliot Rahal y Jorge Fornés

Las introducciones de los libros, tal y como su nombre indica, sirven para contextualizar y prepararnos antes meternos de lleno en la historia. En la suya, heredera de la publicación original de AfterShock, Eliot Rahal deja bastante claro que la trama no va de vísceras, pero sí que está escrita de manera visceral y que lo que nos viene a contar es la realidad de tantos y tantos inmigrantes que llegaron para cumplir el sueño americano. De los que lo cumplieron y, sobre todo, de los que se quedaron por el camino.

La familia Khoury llegó del Líbano sin nada y ya lleva varias generaciones a los mandos de una cadena de distribución de sandwiches para máquinas expendedoras en el Medio Oeste. Ha llegado el momento de expandir el negocio, pero ello implica romper la relación con los Moran, la familia de transportistas y parte del crimen organizado irlandés de Chicago con la que llevan décadas transportando algo más que bocadillos.

Te tengo que reventar, pavo.

Por lo que sea, a la mafia no le gusta que le pisen el negocio ni son los más sutiles a la hora de llevar a cabo sus advertencias, así que no van a dejar que los Khoury se enriquezcan así como así, sin ellos, ni que sus chanchullos salgan a la luz. Pero los planes no salen siempre bien y se cometen errores de cálculo que, lejos de solucionar el conflicto, lo recrudecen y lo vuelven algo personal. Dorothy Khoury reunirá a sus congéneres para aplicar contra los irlandeses su propia versión de la Ley del Talión: Ojo por ojo, hijo por hijo.

El drama está sobre la mesa: Tratos verbales con mafiosos difíciles de romper, dos familias con mucho que ganar y una madre con muy poco que perder. En Hot Lunch Special la venganza se sirve calentita y sin guarnición, en una trama sencilla y directa, sin subtramas, que nos muestra de primera mano cómo opera la mafia a pequeña escala. A partir de ahí, Rahal construye un guión de estructura circular y final semicerrado, al más puro estilo de Los Soprano; un guión sólido, serio e inteligente, en el que demuestra que sabe dosificar el ritmo narrativo sin dejar que la acción decaiga, haciéndola cada vez más intensa y avanzando de forma implacable. Y, por curioso que parezca, contrariamente a lo que cabe esperar de las historias de mafiosos, esa intensidad no viene dada por la violencia de las imágenes, que también la hay, sino por la de los diálogos.

Yo en la tienda de cómics viendo portadas sangrientas.

Y aunque parezca que todo el mérito recae sobre Rahal, nada más lejos. Al creciente talento narrativo del guionista le acompaña y sublima el arte de Jorge Fornés, nuestro artista patrio más prolífico en el mercado americano (que no leo Batmans pero estoy en el mundo). La inteligencia de Fornés al distribuir, tanto las viñetas como los elementos dentro de cada cuadro, hace que cada escena fluya como si de una película se tratase. Los recursos narrativos de Rahal se ven potenciados por los visuales de Fornés, y viceversa, y entre los dos consiguen una narración casi cinematográfica, de un color sobrio, también obra del catalán, que refuerza la esencia noir del relato.

Un cómic que ha supuesto una grata sorpresa para mí, que me esperaba una familia de tarados que vendían la carne de sus víctimas en un negocio de sandwiches encubierto, rollo Sweeney Todd o Delicatessen, y me he encontrado con una familia de tarados, sí, pero más cercanos a los de Fargo sin nieve ni risas. Seguiré fiándome de mi instinto.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.