HERMANAS, de Raina Telgemeier

 

 

Título original:
Sisters HC/TPB
Sello:
Scholastic

Artista: Raina Telgemeier
Colorista: Braden Lamb

Publicación USA: Septiembre 2014
Publicación España: Febrero 2017 (Maeva Young)
Valoración: Ni contigo, ni sin ti

 

 

Cuando en 2020 Raina Telgemeier ganó dos premios Eisner por su obra Coraje, uno a la Mejor publicación infantil y juvenil y otro al Mejor escritor e ilustrador, entró automáticamente en mi radar. No tuve otra opción que preguntarme cómo era posible que una autora que año tras año arrasaba en los ya nombrados premios, no estuviese en mi pila de lectura. Obviamente tuve que poner solución a este hecho y cuando llegaron a mis manos sus historias descubrí un mundo nuevo de lectura, la novela gráfica juvenil. Esta escritora tiene un amplio catálogo de cómics pudiéndose dividir en dos vertientes: su línea de ficción y la autobibliográfica. Personalmente me siento más atraída por este segundo grupo de libros que consta actualmente de tres tomos: ¡Sonríe! sobre su traumática etapa llevando aparato dental, Hermanas donde habla sobre su relación con su hermana pequeña y, por último, Coraje, en la cual expresa sus problemas de ansiedad (obra reseñada por mi compañera Cristina Hombrados es esta web). De los tres tebeos, voy a centrarme en…

HERMANAS
de Raina Telgemeier

Nos encontramos ante una autora que tiene un don que no se puede aprender en ninguna escuela ya que es innato. Es capaz de coger un hecho absurdamente mundano y crear una historia apasionante alrededor de ello, sin que el lector pierda el interés en ningún punto del recorrido. Nunca hubiese creído posible que existiese un cómic sobre la experiencia de tener aparato dental como cuenta en ¡Sonríe! y mucho menos, hubiese imaginado que iba a poder disfrutar tanto de un tema así. La magia de esta escritora y dibujante reside en mostrar acontecimientos de la vida diaria con los que mucha gente puede sentirse identificado. Hay momentos simples y banales que son tan comunes que nadie se molesta en centrarse en ellos, cuando son situaciones que pueden ser críticas en el desarrollo de una persona. Raina Telgemeier convierte en viñetas la cotidianidad doméstica y escolar, ofreciendo un producto altamente necesario que puede servir de guía y consuelo para aquellos que pasan por dichas situaciones y puede resultar altamente entrañable para aquellos que hemos vivido momentos similares.

En esta obra en concreto, Hermanas, narra un viaje que realizó la autora con su familia por carretera desde California a Colorado para ver a sus primos. Este trasfondo solo es un medio para mostrar la relación con su hermanita, Amara, ya que estar muchas horas encerrados en un vehículo con alguien saca lo peor de cada uno. Además, la historia está dividida en dos líneas temporales: el viaje en coche el cual está impreso sobre papel blanco, y anécdotas de cuando eran más pequeñas, las cuales se muestran sobre papel amarillo. Este detalle le da una gran originalidad a la obra y, a su vez, favorece que el lector ubique correctamente cada acontecimiento. Esta alternancia entre presente y pasado tiene como resultado una mejor comprensión de las reacciones de las niñas en cada situación ya que muestra como han llegado a ellas. De esta forma la escritora nos ofrece un relato con un humor tierno e inocente, acompañado de su característico dibujo de estilo cartoon que destaca por su gran expresividad y narración visual.

Organigrama vehicular.

Las historias de la vida de Raina Telgemeier no solo son entrañables, sino que es fácil verse reflejado en ellas. Como la pequeña de tres hermanas me he sentido altamente identificada con la mayoría de las situaciones que narra y con el mensaje que hay detrás. Compartir mi vida con mis dos protectoras, es toda una aventura llena de sueños y pesadillas. Un día nos adoramos y otros nos tiramos de los pelos. Esto es algo que expresa de forma muy vívida el cómic y me ha trasladado a ciertas situaciones de mi pasado, que creo que se dan en todas las familias. Un ejemplo es cuando Amara se vuelve adicta a un audiocuento volviendo loca a Raina. ¿En qué casa no se ha vivido algo similar? Yo he visto Sonrisas y lagrimas hasta aborrecerla por culpa de mis hermanas. Son estos pequeños detalles del tebeo, que te trasladan a tu infancia y tu adolescencia, sacándote una sonrisa gracias a esos recuerdos que consigue evocar, los que convierten esta historia en un viaje por la memoria que agradezco no haberme perdido. Raina Telgemeir se centra mucho en aquello que la separaba a su familia, mostrando lo que podría considerarse el lado malo de no ser hijo único, pero no debemos olvidar que la juventud a veces es una mala compañera. Con los años, esos momentos en los que te chinchabas con tus hermanos se acaban transformando en anécdotas de las que os reis juntos en cada comida familiar.

Al final de toda historia destinada a los más jóvenes debe haber una moraleja. Así mismo, las obras de Telgemeier siempre son historias amables y tiernas, salpicadas por múltiples enseñanzas destinadas a compartir una lección que ella misma aprendió a través de la experiencia. De todo lo que narran las viñetas, yo me quedo con el mensaje de que las familias son complicadas, pero a la hora de la verdad, cuando necesitas a alguien, son tus padres y tus hermanos los que estarán para ti. Al menos, yo sé que siempre podré contar con mis hermanas. No importa lo diferentes que seamos, la sangre no es lo único que nos une, sino el respecto y el amor que hemos desarrollado a lo largo de muchos años de peleas y abrazos.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.