HELLRAISER, de Clive Barker

hellraisercartel

Título original:
Hellraiser
Año: 1987
Director: Clive Barker
Guión: Clive Barker, basado en su propia novela del mismo título
Reparto: Andrew Robinson, Clare Higgins, Ashley Lawrence, Doug Bradley

Sinopsis: Frank Cotton adquiere una caja china procedente de un bazar oriental y dotada de poderes. Según antiguas leyendas, es una especie de puerta a seres de otra dimensión. Al abrirla, Cotton convoca a estas criaturas procedentes de un infierno fantástico, pero éstas sólo le infringirán tormentos hasta acabar con él. Veinte años después, dos nuevos inquilinos se instalan en la vieja casa de Frank: su hermano y su esposa. La aparición del espíritu de Frank es el principio de una vorágine de horror en estado puro que enloquecerá a sus familiares.

Pocas veces una película puede resultar terrorífica a tanto a nivel conceptual como visual y argumental. Aquí tenemos una de esas excepciones. Mi primer recuerdo del bueno de Pinhead proviene de una de las numerosas secuelas de esta cinta, de la cual vi algunos fragmentos una noche en TV cuando tenía unos nueve años. Obviamente, no dormí. Un servidor no recuerda qué secuela en concreto era, ni su argumento, sólo recuerda a los cenobitas y su obsesión por el dolor, lo obsceno, lo lacerante y lo oscuro. Por supuesto, no tardé en acabar informándome sobre quienes eran estos seres, qué era ese puñetero cubo que perseguían con ahínco, y por qué las balas no les afectaban. Una vez endurecido como personita (vamos, cuando llegué a la adolescencia y me enganché a las pelis “pa’ jevis” como la trilogía Evil Dead o las obras clásicas de Peter Jackson), le di un tiento a la primera entrega de la que luego fue una interminable saga Y sí, mereció la pena.
Este #Zhalloween preparaos para temer lo que deseáis.

HELLRAISER
de Clive Barker
hellraiser2zz

Nos plantamos ante una película que ya en sus primeros minutos consigue mostrarnos una mitología llamativa y una premisa interesante: Frank Cotton desaparece de la faz de la Tierra tras practicar un ritual con un misterioso cubo, y la casa que dejó abandonada resultaa siendo propiedad y habitada años después por su hermano Larry, la esposa de este, Julia, y la hija adolescente del matrimonio, Kristy. Sin embargo, una serie de casualidades desencadenarán el regreso de Frank a nuestro mundo, con consecuencias nefastas para toda la familia. Creándose tres bandos en la película (Frank y Julia por un lado, Larry sin enterarse de nada, y Kirsten tratando de averiguar qué narices le pasa a su madre y a la propia casa), asistimos a un despliegue de situaciones angustiosas visualmente recreadas con la mayor potencia visual posible. Preparaos para desencajar la mandíbula ante algunas de las secuencias de efectos especiales que Cliff Wallace y Dave Chagouri entregaron, con su punto culminante (aunque desgraciadamente temprano en el metraje) en la regeneración de los músculos, huesos y tendones de un cuerpo humano a partir de unas míseras gotas de sangre. Espectacular, impresionante, hipnótico. Rob Bottin estaría orgulloso.

hellraiser3

La heroína de la película, la pobre Kristy, se verá envuelta en una red de asesinatos, engaños y secretos por parte de su madre y ante la ignorancia de su padre, de tal forma que cuando se entere de qué va todo el asunto ya será demasiado tarde: los Cenobitas habrán llegado ya, y escapar de ellos será prácticamente imposible. Ah, sí, los Cenobitas. Auténtico foco de atención de la película. Con una estética que toma elementos de los estilos cyberpunk, gótico y BDSM de forma hiperbólica hasta el punto de que resultan desagradables de mirar e imposibles de doncebir en la realidad, son los guardianes y habitantes de una dimensión infernal en la cual dolor y placer se confunden, donde aquellos que entran son condenados a una eternidad de gloriosa tortura de las más viscerales de las formas que pueda intuir el espectador en base a lo poco que le es mostrado. Porque esta película, ignorando todas sus secuelas, permite al espectador imaginarse gran parte de la mitología que se le expone sólo en una pequeña fracción. Cadenas y ganchos son lo máximo que apreciaremos directamente… que vuele la imaginación. zzraiser
Si los niveles técnicos y conceptuales de la película son altos, es de destacar su ritmo, elevando la tensión poco a poco y creando situaciones que incluso antes de la aparición de los cenobitas en su máximo esplendor, se sienten agobiantes y nauseabundas. La madre de Kristy es el otro monstruo de la película, que nos hará temer de la próxima vez que alguien parezca estar ligando con nosotros. Pudiéndose resumir su rol como el de una mantis mercenaria, el temple frío de Julia y su relación con Frank (o lo que queda de él) por momentos resultarán más aterradores que los propios cenobitas. Otro mérito a la lista: que lo menos llamativo visualmente provoque tanto o más miedo que los trucos visuales más potentes. ¿Necesitáis más?

Película que definió y lanzó a la fama toda una serie de conceptos y estética, metáfora sobre las tentaciones humanas, cafrada gore para ver efectos visuales molones… Este #Zhalloween, si no la habéis visto, dadle una oportunidad a esta primera entrega de Hellraiser. Cuidado con lo que deseáis y…
¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Fernando (@ArkhamKaveli) dice:

    Gran, gran película. “el tío de los pinchos” como le llamaba de pequeño marcó mis pesadillas (junto a Chukky) y no fue hasta estar bien crecidito cuando me decidí a verla en condiciones (sin taparme los ojos). Clive Barker fue de los pocos que me convenció tanto con pelis así que hasta me pillé algunos de sus libros xD

Deja un comentario, zhéroe