HEATHEN (PAGANA), de Natasha Alterici

 

 

 

Título original:
Heathen: Volume One TPB
Sello: Vault Comics
Artista: Natasha Alterici
Contenido: Heathen #1-4 (Jun. – Dic. 2015)
Publicación USA: Enero 2016
Publicación España: Abril 2019 (Astiberri)
Valoración: Rompiendo moldes

 

 

Lo correcto. La tradición. Aquello que se lleva haciendo toda la vida. Son cosas que me han repateado desde que era pequeño. ¿Lo correcto para quién? Al final todo es un mero juego de espejos y perspectivas que no marcan tu destino ni aquello en lo que te llegas a convertir. Es una falacia triste y común que se han dedicado a inculcarnos a base de miedo. ¿Por qué se debe seguir una tradición? Que sea algo instaurado en una sociedad, ya sea está a mayor o menor escala, no significa que deba estar bien o sea aquello que deba hacerse. Y la mejor de todas para el final: lo que se ha hecho toda la vida, ¿de quién? Imagino que habría un origen de todo. Cuando a su Magnificencia decidió que era un momento mágico para crear el tiempo y el espacio, por lo visto ya estabais haciendo vuestras mierdas. Sois los cuñados primigenios. Estos conceptos son tan absurdos y me aburren tanto que creo que la única forma de enfrentarse a ellos es a base de martillazos. Y no lo digo de manera tan alegórica como parece. Por eso la protagonista de este cómic me representa más de lo que creía inicialmente. Dejad que os hable de…

HEATHEN (PAGANA)
de Natasha Alterici

En una época en la que el mito y la leyenda se confundían con el día a día vive Aydis, una joven inconformista que tiene una meta casi imposible: liberar de su maldición a la antigua valquiria Brynhild. Acompañada por su caballo Saga, pretende subir a la famosa montaña en la que la semidiosa espera a que un hombre realmente valiente la libere del círculo de fuego que la rodea y que sea libre por fin. Porque en la letra pequeña, Odín decía que sólo se iría la maldición cuando se casara con el mortal que la rescatase. Por eso Aydis decide que debe liberarla, para que no tenga que desposarse con el hombre que la saque de allí. Porque ella sabe lo que es ser repudiada por los suyos, por el simple hecho de haber besado a una chica y no querer casarse con ningún hombre. Ninguna mujer debería pasar por esa situación, especialmente si no quiere. Y si para ello tiene que enfrentarse a dioses, monstruos o héroes de dudosa moral y brutal fuerza, no lo dudará ni un segundo. Temblad, porque Aydis viene a cambiar las reglas del juego.

Llevaba bastante tiempo detrás de este cómic y no ha sido hasta hace poco que he tenido tiempo para leerlo. Me lo habían vendido genial y puedo asegurar que no había ni un ápice de mentira en todo lo que me dijeron. Es una aventura épica llena de mensaje social, crítica y ganas de cambio. Un cambio ante una situación que aquí se presupone muy arcaica dada la época en la que transcurre la historia de nuestra protagonista, pero que no está tan alejada de mentalidades que existen hoy en día. Ser homosexual actualmente no es un camino de rosas, por mucho que se empeñen en vendernos esa moto. Todavía sufren mucho rechazo por parte de una población muy encorsetada en una manera de pensar que se quedó antigua en el minuto uno de su existencia. Pero también es una reivindicación feminista, luchando por los derechos de la mujer que puede hacer lo que le venga en gana, rompiendo las normas sociales que hagan falta para conseguir eso. Natasha Alterici se ha sacado de la manga una oda a la protesta contra el orden establecido de órdago y no me puede gustar más la trama que tiene la historia, la cual todavía sigue abierta. Lo que significa que podemos disfrutar todavía más de las aventuras de Aydis y eso siempre es bien. Muy bien.

Odín, siempre siendo tan majo…

En cuanto al apartado artístico, sabéis que soy débil ante los dibujos que, sin necesidad de ser detallistas (e inclusive pecando de feísta en alguna que otra ocasión), sabe narrar a las mil maravillas. El trazo de Alterici es sucio, desenfadado y vivaz. Tiene una narración visual perfecta y juega con esa suciedad que tan bien le va a este tipo de historias vikingas, llenas de acción y seres de ese tipo de temática. Lo cierto es que la autora americana había pasado inadvertida a mi radar durante estos años, pero ahora ya la tengo en el punto de mira. Es una artista interesante y con Heathen demuestra que tiene mucho que contar y muchos palos que dar a esta sociedad todavía estancada, en ciertos temas, en el pasado. Además, podemos disfrutarla en nuestro país gracias a Astiberri, que también publica su segundo tomo (y continuación) de la obra. Así que no hay muchas excusas para no hacerse con este cómic.

Hacen falta obras así, que busquen romper con todo lo que está mal mientras te cuentan una historia épica vikinga con una protagonista LGTBI y un caballo que lo mola todo. Que no he dicho nada de Saga, pero ya ha entrado en mi top de caballos de ficción molones. Cosas mías. Pero volviendo al tema, Heathen es una obra redonda, especial y con un toque diferente que siempre gusta leer. De esos cómics que te engañan y te hacen creer que eres mejor persona, porque has aprendido algo o porque representan algo que sientes. En definitiva, es canela en rama.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.