HALLOWEEN KILLS… kills a lot

Título Original:
Halloween Kills
Año2021
DirectorDavid Gordon Green
GuiónDavid Gordon Green, Danny McBride, Scott Teems
Fotografía: Michael Simmonds
Reparto: Jamie Lee Curtis, Judy Greer, Andi Matichak, Will Patton, Anthony Michael Hall, Thomas Mann, Nick Castle, James Jude Courtney, Kyle Richards, Robert Longstreet, Dylan Arnold, Stephanie McIntyre, Omar Dorsey, Charles Cyphers, Niko El Santo Zavero, Nancy Stephens, Jibrail Nantambu, J. Gaven Wilde, Brian F. Durkin, Salem Murphy

ValoraciónCarnaza fresca pre-showdown

Sinopsis: Secuela de «La noche de Halloween» (2018). La noche de Halloween en la que Michael Myers regresa no ha acabado todavía. Minutos después de que Laurie Strode, su hija Karen y su nieta Allyson dejen encerrado y ardiendo a este monstruo enmascarado, Laurie se dirige rápidamente al hospital para tratar sus heridas, creyendo que todo ha terminado. Pero cuando Michael consigue liberarse, su ritual sangriento continúa. Mientras Laurie lidia con su dolor y se prepara para defenderse, sirve de inspiración para que todo Haddonfield se levante contra este monstruo imparable.

El género slasher siempre ha tomado como referencia en cuanto a apogeo la Halloween de Carpenter de 1978, al encontrarse presente los elementos que han sido repetidos en no pocas ocasiones por diferentes películas y sagas del género, donde el asesino de turno filetea a jóvenes que están más preocupados por el sexo que por leyendas urbanas de un maníaco suelto, o lo que tocara en ese momento.

Mamá, tengo sed.

De todas formas, aquella Halloween del ’78 no era exactamente eso. Se ha ido retorciendo y exagerando hasta alcanzar ciertas licencias, pero las bases eran otra cosa diferente. Michael Myers tardaba en arrancar y se basaba más en la tensión y el temor hacia su figura que en el momento que ya actuaba (que también). Hablo de exageración con el ejemplo de que en aquella película del grandísimo John Carpenter, Michael mataba a tres personas durante la noche de Halloween, mientras que en esta última entrega cuesta llevar la cuenta de los cadáveres que deja a su paso.

La saga de películas ha ido dando sus vaivenes. Reiniciando sus acontecimientos en varias ocasiones y teniendo en cuenta, en este último reinicio sólo la original del ’78, la anterior película de 2018 retomaba la acción 40 años después, con una Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) bastante desquiciada y todavía afectada por lo vivido 40 años atrás. Una fuga de prisioneros en un accidente de autobús a escasos días de la celebración de Halloween (vaya por dios) en Haddonfield, hace que la leyenda de Michael Myers vuelva a estar libre para comenzar una nueva carnicería.

El villano más hot.

Esta secuela de la película de 2018 comienza donde terminó la anterior. La noche de Halloween continúa y, por mucho que pareciera que Michael estaba ante su posible final, ya sabíamos que esto iba a ser una nueva trilogía de películas que terminará con Halloween Ends en 2022, aunque dudamos mucho que muera el personaje de Michael. Pues bien, como decía está nueva entrega comienza con la casa de los Strode en llamas, tras dejar a Michael encerrado en ella. Como es de esperar, una simple casa devorada por las llamas es poco más que cosquillas para nuestro tierno asesino de mono azul y los propios bomberos que acuden a apagar el fuego harán que retome el combo de muertes que ya llevaba en esta noche de Halloween de 2018.

Las particularidades de la anterior siguen ahí, tanto para bien como para mal. Su principal virtud es que no da tregua. No se toma descanso y lo mejor que tiene es que es entretenida y se pasa volando. Esta vez mucho más consciente de ser la mitad de una trilogía y quizás es justamente esto lo que más lastra al metraje, pues ciertas tramas no funcionan de manera unitaria. Laurie se encuentra apartada de la acción, recuperándose de las heridas y preparando lo que seguramente será su pelea final con Michael en la siguiente entrega, por lo que se da importancia a otros personajes. Su hija Karen y su nieta Allyson se ven atraídas por la venganza hacia el “hombre del saco” y, junto a una turba de gente que aparenta descontrol, intentarán poner fin al asesino, que sigue campando por las calles de la ciudad.

Te cojo y te reviento.

Como ya hacía la anterior trayendo a personajes de la original de Carpenter, aquí sigue ocurriendo. La turba que se une para dar caza a Michael viene liderada por algunos de los supervivientes de aquella matanza. No voy a especificar qué personajes, pero algún actor/actriz repite su personaje después de 40 años. En el aspecto de la turba descontrolada se intenta hacer cierta crítica social relacionada con acontecimientos recientes, pero es tan poco sutil, predecible y acelerada que al final deseas que se quiten de encima ciertas escenas cuanto antes, para seguir con el verdadero disfrute por el que pagamos nuestra entrada de cine.

Lo cierto es que Halloween Kills es una secuela más brusca, bruta, gore y sin complejos que su antecesora. Con un guión mucho menos contenido (lo cual no es malo). No le importa meter personajes variopintos, odiosos o con personalidades bastante inverosímiles. Si no te gustan o no los aguantas siempre sabes que pronto morirán a manos de Michael. Y en realidad en ello radica el slasher, en ir presentando un abanico de gente peculiar, que prefieren separarse de cara a buscar un asesino y así recibir su recompensa en forma de cuchillo al pecho. La pena es pensar que la original de Halloween era otra cosa que no volverá, pero ya hemos tenido bastante tiempo para habituarnos a que esto es así y, al menos, continúa con la esencia del slasher más puro y sin tanta vuelta de tuerca.

Esto no es spoiler, que sale en el trailer.

Se disfruta, se pasa volando y tiene sus escenas tensas con Michael jugando al escondite en entornos cerrados, pero no quita que desde fuera se vea como una película que sigue dando más de lo mismo, sin mucha novedad aparente. Esto sigue siendo el modelo slasher de hace años. Ni más, ni mucho menos, menos. Al menos va de frente y no intenta engañar. Eso sí, ver esta película rodeado del panorama del festival de Sitges en 2021, con sus aplausos frente a la famosa pieza musical de Carpenter o cuando ocurre una muerte especialmente original o gore, es disfrutar el triple de su visionado. Hay que vivirlo. Larga vida al festival de Sitges y a toda la gente que aporta su granito al ambiente que se vive allí.

¡Michael Myers os desea un feliz Halloween!

¡Nos vemos en la Zona!

Jorge V

Graduado en Criminología en la Universidad de Alicante. Entre mis gustos de ocio se encuentran el cine, los cómics, los videojuegos y las series de TV. Siempre intento informarme antes para no tener que tragarme ningún bodrio :)

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.