HAKUŌKI: KYOTO RANBU, de Osamu Yamasaki

Título Original: 劇場版 薄桜鬼 第一章 京都乱舞 (Gekijouban Hakuoki: Daiisshou Kyouto ranbu)
Director: 
Osamu Yamasaki
Guionista: 
Tsunekiyo Fujisawa
Estudio: 
Studio Deen
Episodios: 
1
Fecha 1ª emisión: 
24 de Agosto, 2013
Valoración: Una buena adaptación / 10

Hakuōuki: Kyoto Ranbu es la primera de las dos películas dedicada el universo de los juegos Otome “Hakuouki”. No es la primera versión animada que esta serie de juegos ha tenido, puesto que también cuenta con tres temporadas de anime (Shinsengumi Kitan, Hekketsuroku y Reimeiroku), una serie de 6 OVAS dedicada a cada personaje (Sekkaroku) y otras dos OVAS (una de ellas representa a los personajes como alumnos y profesores de un instituto). La película se estrenó en los cines nipones el 24 de Agosto de 2013, mientras que Shikon Soukyuu (su segunda parte) lo hizo el 8 de Marzo de 2014. Ambas adaptaciones corrieron a cargo de Studio Deen, al igual que el anime.

La historia gira en torno a Chizuru Yukimura, hija de un doctor de Edo. Un día, su padre la deja para irse a trabajar a Kyoto. Poco a poco, padre e hija acaban perdiendo el contacto, por lo que Chizuru parte hacia la antigua capital japonesa en su busca. Al poco de llegar es atacada por unos criminales y presencia una batalla entre unos miembros del Shinsengumi y unos seres de ojos rojos y cabellos plateados. Siendo salvada y custodiada por ellos, éstos debaten qué hacer con la chica cuando descubren que es la hija del doctor al cual ellos también buscan, por lo que deciden protegerla y ayudarla a encontrar a su padre.

Al principio me llamaron la atención ciertos cambios que se hicieron en la historia, ya que la forma que tiene el Shinsengumi de enterarse de quién es Chizuru no ocurre igual ni en el anime ni en los juegos, pero lo cierto es que no veo que sea un cambio dañino ni nada por el estilo, ya que la historia se desarrolla prácticamente igual. Por otro lado, sí que hay algunos hechos históricos que se omiten y que pueden llevar un poco a confusión, como vienen a ser los minutos previos al asalto de Ikeda y Shikoku, ya que esto se desencadena a partir de cierto evento.

Por otro lado, se añaden acontecimientos que no aparecen en el anime (y por lo poco que llevo del juego, en éste tampoco), como viene a ser la escena inicial, en la que vemos a dos hermanos huyendo de una ciudad que está siendo atacada, el combate de Shiranui y Harada en  Ikeda. En conjunto, no me desagradan las escenas eliminadas ni las añadidas, pero echo de menos la escena en Shimabara y la batalla en las puertas de Kyoto, donde se muestra claramente la poca popularidad de la cual gozaba el Shinsengumi en aquellas fechas. Sin embargo, sí que se pueden apreciar más escenas con los Oni de Choushu, algo que es de agradecer (aunque se hayan olvidado por completo de Sen-hime y Kimigiku).

Lo bueno de Hakuōki es que aunque nos encontremos ante un anime de temática Shôjo, carece de momentos demasiado azucarados entre los personajes lo cual, desde mi punto de vista, le hace ganar bastantes puntos y, de hecho, se la recomiendo también al público masculino, ya no sólo por el trasfondo histórico, sino también por las batallas, ya que al tratarse de una película y no haber sido emitida en abierto en televisión se han podido permitir el lujo de añadir escenas más sangrientas.

En lo referente al dibujo, es prácticamente igual al del anime, por lo que me sigue pareciendo igual de impresionante a la par que precioso. La verdad es que lo que en un principio me animó a seguir Hakuōki fue su dibujo (y luego ya acabé cayendo rendida ante su historia y personajes), y Studio Deen ha hecho un gran trabajo a la hora de adaptar el característico estilo de Kazuki Yone a la animación. Obviamente, y tratándose de un anime de harem inverso, sería de esperar tener un gran amasijo de fanservice, pero creedme cuando os digo que en la película encontraréis todavía menos fanservice que en el propio anime, que ya de por sí tiene poco.

Lo cierto es que me resulta un tanto difícil marcar los contras de esta serie, ya que la he estado esperando durante bastante tiempo y su anime me encantó, por lo que pido disculpas si mi fascinación se ha dejado ver demasiado. Por otro lado, si tenéis pensado verla, recomiendo que también lo hagáis con el anime, para que así podáis apreciar más las diferencias con respecto a éste.

Para finalizar, decir que más adelante también me gustaría realizar reviews de las tres temporadas del anime, pero no puedo prometer nada ya que tengo otros tantos para verme de nuevo y ya se acerca la temporada de verano.

¡Nos vemos en la Zona!

1 respuesta

  1. 31 Mayo, 2014

    […] Diabolik Lovers  (Shinobu Tagashira, 2013), por Arya. ― Hakuouki: Kyoto Ranbu  (Osamu Yamasaki, 2013), por Arya. ― Samurai Flamenco  (Takahiro Omori, 2013), por […]

Deja un comentario, zhéroe