GUEST ZHÉROES #14: MI EXPERIENCIA LESBIANA CON LA SOLEDAD, de Kabi Nagata, por Berta Nava

 

 

Título Original:
Sabishisugite Lesbian Fuzoku Ni Ikimashita Report
(さびしすぎてレズ風俗に行きましたレポ)

Sello: East Press
Mangaka: Kabi Nagata
Publicación Japón: Junio 2016
Publicación España: Febrero 2018 (Fandogamia)
Valoración: Un camino de autodescubrimiento

 

 

No recuerdo a quién oí hablar de esta obra pero sé que, cuando escuche de qué iba, sin pensarlo se lo encargué a mi librero, sin mirar de qué editorial era ni cuánto costaba. Mi nivel de investigación previa a la compra fue tan inexistente que, cuando llegó, me sorprendió hasta que fuese un manga. Más tarde, descubrí que la obra no iba a hacer más que sorprenderme, ya que sólo el título no deja indiferente a nadie:

MI EXPERIENCIA LESBIANA CON LA SOLEDAD
de Kabi Nagata

La principal función de la palabra escrita es la divulgación pero algunas personas piensan que esta función no se aplica a los cómics, cuando es el medio escrito que tiene más capacidad de transmitir aquello que quiere contar, ya que no sólo cuenta con la palabra sino también con el apartado visual. Personalmente, los cómics que me cuentan experiencias personales son los que más me llaman la atención y, especialmente, aquellos que hablan de grandes desconocidos como las enfermedades mentales.

La razón por la que compré la obra es porque es una historia autobiográfica sobre la depresión. De entre todas las enfermedades mentales, la depresión es la más incomprendida, no desde el punto de vista científico sino desde el punto de vista social. Por ello, considero necesario explicar la parte médica de la enfermedad antes de comentar la obra ya que, al no tener un concepto claro de esto, se puede caer en el error de juzgar mal a la protagonista, considerándola inmadura (término que le toca oír mucho a la gente que sufren esta enfermedad). La gente cree que aquellos que pasan por esta patología están tristes y ya está, cuando en realidad sufren un descenso (“una depresión”) en la segregación de neurotransmisores, como la serotonina, que dan como efecto una alteración del estado del ánimo, entre muchas otras cosas. Por lo tanto, la depresión no es un estado de ánimo sino una patología física.

Por suerte o desgracia, siempre hay una primera vez para todo.

El impacto inicial al abrir por primera vez las páginas de esta obra es enorme, ya que empieza narrando la primera experiencia de la autora con una escort lesbiana. Esto, sin duda, te genera una impresión brutal, sobre todo si, como yo, esperabas un cómic sobre la depresión y se te ha ocurrido llevártelo para leer en la peluquería. Sin duda, la autora sabe cómo conseguir la atención del lector, para luego empezar a contarle cómo llego a esa situación. Kabi Nagata cuenta su propia vida con un toque de humor pero sin dejar de expresar toda su confusión y frustración. Se tratan temas complejos como las autolesiones o los trastornos alimenticios provocados por una necesidad de hacer físico su dolor ya que, hasta para ella, su malestar interior era demasiado abstracto. A pesar de los temas tan duros que trata, esta no es una historia dramática sino de autodescubrimiento, narrada con un dibujo “cuqui” en tricromía blanca, negra y rosa. La autora no busca que el lector se compadezca de ella sino que comprenda por aquello que ha pasado y cómo ha llegado a descubrir quién es en realidad.

El otro gran tema que desarrolla la obra es la opresión sexual femenina impuesta por la sociedad. Históricamente, la sexualidad masculina siempre se ha visto como algo más normal que la femenina. Si, además de esto, nos ponemos en el contexto de la sociedad nipona y su visión de la homosexualidad, creo que podemos comprender por que una mujer japonesa reprimió su sexualidad hasta negarse a sí misma quién era. Y algo que, sin duda, a mí me llegó a suponer un dilema moral, es el hecho de que haga uso de la prostitución para su camino de autodescubrimiento. Aun así, debemos leer siempre con la mente abierta, comprendiendo que hay situaciones y sociedades diferentes a la nuestra.  

El existencialismo, ese maldito bastardo cruel…

Kabi Nagata encontró su vocación en escribir cómics autobibliográficos ya que, como ella misma dice, crear historias de ficción le resulta frustrante. Continuó su historia en otros dos tomos llamados Diario de intercambio 1, Diario de intercambio 2 y Cómo me enfrente a la realidad y acabé hecha un trapo, editados también por Fandogamia.

He comenzado la reseña diciendo que el cómic es un medio con gran capacidad divulgativa y me gustaría remarcar la necesidad de historias como la de esta obra. La ficción nos evade de nuestra vida pero, tarde o temprano, tenemos que enfrentarnos a nuestra realidad e historias como ésta tienen gran importancia para aquellos que pasen por situaciones similares a las narradas. Otra función de este tipo de obras es abrir la mente a aquellos que no se sienten identificados y ayudarles a comprender ciertas situaciones que vistas desde fuera, son difíciles de comprender.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Guest Zhéroe

Cuenta para toda persona invitada o que quiera escribir algún artículo para la página. ¡Animaos zhéroes!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.