Guardianes de la Galaxia, Vol.2: TENGO ALGO QUE DECIR

Como viene siendo habitual, las semanas de estrenos de películas comiqueras además de ofreceros una crítica completa y 100% SIN SPOILERS de la película en cuestión, esta vez a cargo de Carlos Playbook, al resto de redactores de la Zona les gusta hacer corrillo y participar en una única reseña que deje constancia de lo que les ha parecido. 

No os entretengo más, que esta vez se notaban las ganas de Guardianes y estamos casi todos reunidos, porque…
¡¡Yo soy Groot!!
(¡¡Tenemos Algo que Decir!!)

MISMOS GUARDIANES, DOBLE DIVERSIÓN
-Fernando Aguilar-

¡Aquí hemos venido a divertirnos!

“Marvel lo ha vuelto a conseguir” es la frase final que debería aparecer en todas sus películas una vez disfrutadas sus escenas post-créditos porque seamos sinceros, en mayor o menor medida absolutamente todo su universo cinematográfico está gozando de una calidad notable y tras el sorpresón que supuso ver por primera vez a los Vengadores en la gran pantalla, son estos Guardianes de la Galaxia los que han superado expectativas a todos los niveles.

James Gunn lo tenía fácil y difícil al mismo tiempo, me explico, la fórmula que elevó a la primera película a lo más alto del placer audiovisual entre comiqueros y ajenos a las viñetas amantes del buen cine de acción, ya la había conseguido: mucho humor, acción desenfrenada y cantidad de guiños al fiel lector con el sello Marvel. Ahora solo tenía que contentar nuevamente a todos aumentando la dosis sin que nos empacháramos y acabáramos con un “está guay pero es más de lo mismo”. Y en esencia lo es, pero ¡Qué coño! Gunn consigue rizar el rizo sin despeinarse dándonos lo mismo, sí, pero que huele a fresco. Otra oda a la acción pura y dura sin marginar, nuevamente, el humor.

Los protagonistas son todos para uno y uno para todos como dirían los famosos mosqueteros y se complementan a las mil maravillas. Chris Pratt pasa de interpretaciones y disfruta haciendo de él mismo mientras que Drax, que en la primera tuvo una actuación correcta es aquí un recurso humorístico más que cumplidor que me hizo descojonarme en más de una escena. Nadie desentona en ningún momento y es Groot, el personaje más esperado y que más vende de cara a promocionar la cinta, el más cuidado en su regreso sin llegar a algo que pensaba que harían con él: explotarlo. Si a todo esto le sumamos un enemigo (¡POR FIN!) a la altura de las circunstancias y otra banda sonora de sobresaliente, tenemos una película más redonda si cabe donde no hay margen para el aburrimiento.

MENOS MAL QUE I AM GROOT
-Teresita Sunday-

Me hago vegana y me lo como.

Volver a experimentar lo mismo que cuando eres pequeño no siempre es bueno. En este caso he vuelto no pocos años atrás y he sentido algo parecido a cuando vi la segunda parte de La Historia Interminable. Como producto están bien, pero ese intento de profundidad hace que pierdan frescura. En ambas, tanto las explicaciones que implican parones no justificados en la acción como el tono oscuro que adquiere la historia al guardar el peso más “filosófico” para la segunda entrega, hacen que no fluya igual. Los personajes en la primera se van desarrollando según sus actos y funciona porque se van modelando como grupo a la vez que avanza la acción. En este caso hay muchas historias personales separadas que contar que ralentizan la transición entre secuencias conjuntas, que, al fin y al cabo, es lo que hemos ido a ver los que no gozamos del honor de haber leído ni una sola página de este supergrupo (“¡Hereje! ¡A la hoguera! ¡Habla de los Guardianes sin haber redactado una tesis previa!”).

Es evidente que James Gunn sabe lo que se hace y que maneja con soltura tanto la dirección secuencial como la de actores y que cualquier esquema narrativo que siga la estructura de las películas de aventuras ochenteras, triunfa. No hay pega para los efectos especiales de última generación ni abusa de los planos que justifiquen una proyección en 3D. Viva la Banda Sonora y me rindo totalmente a los encantos de Groot en todas sus versiones, como todos. Pero ni con ésas consigue el punch de la primera.

Es difícil llegar a tu propio listón cuando lo pusiste tan alto. No lo critico. Hay que ser grande para crear ese primer listón, claro, pero hay que mantener el tipo y superar aquello de segundas partes nunca fueron buenas. Porque nuestras experiencias infantiles demuestran que siempre habrá un Terminator 2 o un Imperio Contraataca que, excepcionalmente, confirmen esta regla. Lamentablemente para mí no es el caso de Guardianes de la Galaxia.

HACIENDO TRAMPAS AL PÓQUER
-Javier Marquina-

¿Quién le dice que no a Kurt Russell?

Hay dos máximas que están controlando mi ingesta cultural con una precisión mareante: “menos es más” y “el orden de los factores SÍ altera el producto”. Con estas dos y con “todo es subjetivo, y susceptible de empeorar” creo que podría ordenar el Universo.

No voy a decir que el Vol. 2 de los Guardianes de la Galaxia no me haya gustado porque no sería una verdad completa. La he disfrutado, pero se queda muy lejos de su predecesora, esa sorprendente y brillante película de la que nadie esperaba gran cosa (bueno, yo sí que esperaba grandes cosas, que ya era muy fan de James Gunn antes de su orgía cósmica marvelita) y que nos dejó con el culo pegado al asiento y la sonrisa marcada en la cara.

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 no me ha entusiasmado porque es demasiado tramposa. Porque fuerza la máquina hasta extremos casi sonrojantes para lograr el chiste y oculta un guión rutinario tras una tonelada de detallitos, homenajes y guiños que hacen que todos los fans nos toquemos discretamente la erección cultural que crece en nuestra entrepierna buscando un orgasmo explosivo. No puedo negar su factura, sus muchos momentos hilarantes, sus personajes carismáticos y su sensación de ópera espacial alocada, pero es que es exactamente lo mismo que ya se nos había ofrecido en la primera parte, solo que con menos fondo, con la misma forma y con excesiva carga sentimentaloide. Muerta la sorpresa, el conjunto se resiente.

Además, por si lo de hacer trampas no hubiera quedado claro, Gunn juega sobre seguro utilizando al icónico Kurt Russell como personaje central de la película, y es bien sabido que este actor es una de esas debilidades cinéfilas que compartimos millones de humanos, convirtiendo a los Guardianes en un goce para todos aquellos que echamos de menos al antiguo niño prodigio de Disney en cada cinta que vemos. Entre eso y una nueva banda sonora para enmarcar, Marvel juega con seis ases metidos en la manga. No hay forma de no sucumbir de alguna forma a los estridentes cantos de sirena con forma de adorable bebe planta o mezcla irresistible de Juez Dredd y Halcón Estelar.

James Gunn, eres un jodido tramposo y nos has timado a todos dándonos en el centro de nuestro corazoncito, pero te sigo amando locamente.

LA QUE MÁS PERSONALIDAD TIENE DEL MCU
-Alberto Fassbender-

¿Que un mapache ha hecho qué?

A la hora de criticar una secuela, se la suele comparar, a veces injustamente con su antecesora. Justo eso pasa con Guardianes de la Galaxia Vol. 2. Estamos ante una secuela tremendamente diferente a la original y bastante atrevida. Gunn simplifica la espectacularidad y ritmazo de la primera para contarnos una aventura más íntima y personal pero sin dejar de lado la diversión continua, los gags por minuto (tantos que no todos funcionan a la perfección) y las simpáticas referencias ochenteras. 

Más que ante una aventura trepidante, nos encontramos con una película enteramente de personajes. Unos personajes rotos por dentro, con problemas internos, pero que acaban evolucionando y siendo mejores personajes, apoyándose entre sí (claro ejemplo de esto es el arco de Rocket y Yondu). Porque señoras y señoras, GOTG Vol. 2 es la película de superhéroes con más corazón y carga emocional que he visto en bastante tiempo. Si en la primera ya conectabas con los personajes, aquí Gunn profundiza en cada uno de ellos, enseñándote sus errores personales e intentando redimirse de ellos, de manera que al final de la película no sólo sientes que casi todos han evolucionado como personas y personajes, sino que también sientes que son una verdadera familia, un conjunto que a pesar de sus riñas, se quiere más que nunca.

Algo que quizás no fluya tan bien como en la primera, es el ritmo. Me explico, todos los arcos de personajes (Star-Lord/Ego, Yondu/Rocket, Gamora/Nebula y Drax/Mantis) me parecen brillantes, hacen evolucionar y favorece el desarrollo de los personajes y es lo que más me gusta de esta rara secuela. El problema es que, el pegamento que une todas esas subtramas, es decir, la historia que envuelve a esos tramos es floja y carente de estructura (se resume en “Los dorados persiguen a los Guardianes porque el puto Rocket ha robado unas baterías”), por lo tanto esa cadencia que fluía tan bien en la primera, en esta echa el freno (sobre todo en el tramo de explicación de Ego) y se nota, aunque no deja de ser entretenida nunca.

GOTG Vol.2 es, después de la enorme The Winter Soldier, mi secuela favorita de Marvel. Un volumen 2 donde Gunn termina por desarrollar a todos los personajes de manera que, una vez termina, los quieres como si fuesen tus parientes.

MY BABY BLUE SKY
-Jorge V-

Hemos vuelto…

En realidad tengo dudas respecto a Guardianes Vol.2. Al terminar la película, me vi en cierta medida maravillado, pero, con el paso de los días, esta sensación ha ido disminuyendo.

Reconozco que es una buena segunda parte, aunque no me atrevería a decir que es mejor que la primera todavía. Esta vez se deja un poco de lado la sensación de película de aventuras que solo busca entretener y otorga gran parte del metraje a conocer a sus personajes. De todas formas, tampoco es que se profundice demasiado en cada uno de ellos y algunas interacciones resultan forzadas o artificiales. Quizás es porque sigue siendo una película palomitera y no puede salirse tanto de su esquema como quisiera, pero al menos algo intenta. En cierta manera no parece sentirse muy cómoda en algunas escenas de diálogo serias, donde se intenta meter el gag cuanto antes para que no te olvides que película estás viendo. En cuanto al humor, sigue aportando escenas muy buenas, pero su primera mitad me ha dado la sensación de que abusaba demasiado de chistes sexuales. Uno tras otro. Parecía que no había otro tema.

Se habla mucho de lo emotiva que resulta. Los temas que toca pueden llegar a ser novedosos dentro de una película Marvel, pero cientos de veces visto fuera de este grupo. Ya fuera de todo esto, la verdad es que es cine divertido, entretenidísimo y que como secuela funciona a la perfección. Hay secuencias, como los créditos iniciales, que son una genialidad y se nota la mano de James Gunn por querer seguir separándose del resto del cine superheroico.

Visualmente, además, es una maravilla. Suele saturarme el abuso del CGI, pero creo que es una de las pocas ocasiones donde no me ha molestado (y eso que tiene pinta de que casi toda la película ha sido rodada con pantalla verde).

En definitiva, una secuela recomendable por lo visual y lo entretenida que es. No es nada realmente nuevo, pero tampoco es lo de siempre y eso es algo que en el cine de Marvel es difícil de encontrar.

DALE AL PEDAL DEL DESFASE
-Xades-

Nadie me entiende, jo.

En la vida hay dos maneras de hacer las cosas: bien o mal. Y en.el caso del cine esto no iba a ser una excepción. James Gunn a sabiendas de esto enfoca la secuela de la exitosa Guardianes de la Galaxia del modo correcto, lo que implica que no ha ido por el camino fácil. En vez de repetir la misma historia que la película original la usa como base, con todo lo.construido en ésta, para crear algo nuevo, al mismo tiempo que vemos un desarrollo de personajes muy bien llevado, tanto en lo personajes ya conocidos como en nuevos. Cabe destacar a Rocket y al bueno de Yondu, e indirectamente Star-Lord, los más beneficiados de esto, siendo Gamora la única que se queda un poco atrás, pues hasta su hermana Nebula se ve favorecida en esta nueva cinta.

Pero no todo va a ser bueno y es que la película pierde esa frescura que si tenía la original, pues ya saber el tono del film le hace perder la novedad. Junto a que padece de algunos momentos en los que el ritmo baja demasiado, cosa que ya pasaba en la anterior, hace que la película no sea perfecta pero que solventa pisando al máximo el pedal del desfase. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que si en el primer volumen ya nos encontrábamos con un buen puñado de gags absurdos con cierto toque negro que se salían de lo habitual en las cintas marvelitas, en este segundo volumen tenemos más, y sobre todo, mejores, haciendo que no pares de reír en todo momento, pero sin descuidar el plano emocional, el cual llega a sorprender en este apartado.

Ahora la pregunta “¿Es mejor o peor que la original?” Pues diré que depende. Cada una sobresale en algún apartado en el que la otra falla. Un servidor prefiere este Vol. 2 pero entenderé perfectamente a.todo aquel que prefiera la primera, así que echadle un ojo a ambas y decidid por vosotros mismos pues os aseguro que merecerá la pena.

NO QUERÍAIS SOPA, TOMAD DOS TAZAS
-Joe Runner-

A ver monín, la ‘m’ con la ‘a’…

Siempre se ha dicho que “segundas partes nunca fueron buenas”. Está claro que dejarse llevar por el refranero español, lleno de tantas incongruencias como tópicos, no es la mejor manera para opinar sobre una película. Además, no me atrevería a aseverar que esta segunda entrega es mala, pero es claramente inferior a su predecesora. Se nota que a James Gunn le han dado total libertad en los guiones de esta nueva película y se refleja en su historia apta para frikis que estén cerca de la treintena de años. Todo está lleno de referencias de la cultura popular viejuna, haciendo algo inaccesible la película a alguien más joven o que no posea ciertos conocimientos del tema. Si esto sirve para que la gente se interese más por el cine o los cómics clásicos, bienvenido sea. Yo, personalmente, me la he gozado de principio a fin, pese a las condiciones en las que tuve que ver la película. Quizás sea una impresión errónea, pero si el público al que va destinado fomenta también al postureo extremo, pese a lo inaccesible que puede resultar a los abonados a Wikipedia, entonces ya no hay nada que hacer por la juventud actual. Pero eso ya es otro tema…

Es cierto que la película es divertida, graciosa y llena de efectos especiales chulos, pero los chistes se alargan en demasía, junto con la cantidad ingente de fanservice derivado del esqueje de Groot. Se busca el chiste fácil y llamar la atención de cualquier manera de un espectador que, como buen alumno, viene predispuesto a decir “awww” cada vez que salga el chiquitín con voz de petiso carambanal. Sobre el tema de la desvirtuación de los personajes originales del cómic ni entro, porque es una batalla perdida. Si ahora quieren enrolar a Ego con Peter, pues ellos verán. Luego será más lío para la editorial en su sempiterna búsqueda de nuevos lectores, con lo que cambiarán todo de nuevo y perderán a los fans de toda la vida, entrando en un círculo vicioso de pérdidas económicas. A mí, mientras sigan sacando a Kurt Russell en pantalla, como si dejan de publicar la bosta que editan actualmente y sólo hacen series mediocres para Netflix y películas facilonas para un mercado neófito. ¡Viva Snake Plissken!

Y hasta aquí todo lo que teníamos que decir sobre la nueva, que no última, película de los Guardianes de la Galaxia. Y, ¿a ti que te ha parecido, zhéroe? ¿Mejor la primera o la segunda?
Déjanos tu comentario aquí debajo y…

¡Nos vemos en la Zona!

 

Deja un comentario, zhéroe