Gravedad Zhero #5: “COÑO-SERIES: Del trogloditismo a la pretensión de diversidad, y vuelta”

Este pasado fin de semana, DC Comics anunciaba Divergence, el relanzamiento parcial de la editorial a partir de junio, tras el evento Convergence y la mudanza que lo motivó. Pues bien, uno de los argumentos que ha abanderado Dan Didio, calvo ilustre y editor ejecutivo de la editorial, para esta nueva etapa es el de la diversidad (o lo que una gran empresa supeditada a un gigantesco conglomerado empresarial entiende por “diversidad”), esto es: deja que alguna mujer escriba, crea muchas series protagonizadas por minorías, y mete a algún asiático en plantilla (“que al fin y al cabo, con Jim Lee nos ha ido bien”).

Algunas de las nuevas series protagonizadas por mujeres en DC Comics con Divergence.

No voy a negar que sus intenciones puedan ser buenas (*cough*), aunque está claro que el interés, en última instancia, es el económico, atendiendo a la situación actual del mercado y a la creciente diversificación del público en género, religión o procedencia (bien por Internet). Prueba de la ausencia de riesgo presente en estas propuestas es que, por ejemplo, en el caso de las series protagonizadas por mujeres (presumiblemente dirigidas a ellas, según la editorial), tenemos a Starfire. Este personaje, que con los New 52 fue hipersexualizado por Scott Lobdell y Kenneth Rocafort, reaparece ahora algo cartoonizado bajo la pluma de Amanda Conner y Jimmy Palmiotti, y los lápices de otra mujer, Emanuela Lupacchino, para atraerla a otro tipo de historias. Y de los mismos guionistas tendremos, Harley Quinn/Power Girl, miniserie protagonizada por el bat-icono pin-up por excelencia y la prima de Superman, famosa por sus voluminosos atributos. No es difícil ver que el componente sexualizante y la apelación al público masculino heterosexual (y mayoritario) nunca se pierde, por si acaso.

En respuesta a esta pretensión de “diversidad”, o continuando la carrera de fondo en la que nunca decide esprintar para llegar a meta, Marvel anunciaba también la semana pasada la creación de A-Force : un nuevo grupo de Vengadores integrado exclusivamente por féminas de la editorial y ambientado en la amazónica región de Arcadia, como parte de las Secret Wars que inundarán el mercado veraniego. Ésta se une a tantas otras series que desde que comenzaran las oleadas de relanzamientos “NOW!” en 2012 han ido probando (mala) suerte en las Américas (a España llegan la mitad; gracias, Panini), siendo las más recientes la exitosa nueva Thor, el retorno (y rediseño) de Spider-Woman, o la refrescante llegada de la imbatible Chica Ardilla. Toda esta nueva oleada de títulos protagonizados por mujeres dio lugar a una serie de desafortunados comentarios (y me estoy conteniendo) que se sublimaron en un concepto, cuanto menos, deplorable: las Coño-Series.

Persona con derecho a voto a día de hoy. Está pasando.

Alejándome de la polémica que han podido levantar dichos comentarios, no miremos al dedo sino a lo que señala: la constatación (si es que era necesaria) de que, a pesar de que aparentemente el mercado evolucione y que el público efectivamente se diversifica (y cualquiera con una cuenta en Tumblr puede comprobarlo), hay elementos que no sólo permanecen anclados en el pasado, sino que además pueden resultar tóxicos. Este pensamiento pleistocénico de que un medio o, incluso, un género en su totalidad debe estar sexualmente condicionado está, por desgracia, demasiado extendido. Y no sólo a pie de lector, sino también de más arriba.

Súper-Limpieza del hogar: el poder femenino definitivo.

No es difícil entender que la raíz de este pensamiento proviene de otra época, otro contexto histórico y otra manera de ver la sociedad que, sí, se ha quedado anticuada. Y el cómic y el superhéroe nacieron en ese contexto en el que el Übermensch no contemplaba una Überfrau, en el que la mujer sí estaba socialmente condicionada a unas tareas, costumbres y, en última instancia, entretenimientos distintos de los que apelaban al género masculino. El problema radica, pues, no en la existencia de este pensamiento, sino en su no-extinción cuando el progreso llegó… o creímos que había llegado. No es raro encontrar actitudes machistas y retrógradas aún hoy en día, y si bien no podemos solucionarlas de un plumazo, no estaría mal que tratáramos de arreglar nuestra parcelita: “Think globally, act locally”, que dicen los anglos.

#Curvas: la Chica Ardilla, sin vergüenza de mostrar un prominente y maravilloso trasero.

Y sí, tanto Marvel como DC Comics quieren tu dinero, especialmente a día de hoy que tienen que responder ante Disney y Warner respectivamente. No por ello van a prescindir de contar buenas historias o, a veces, hasta transmitir valores, inspiración y hasta un subidón de autoestima si se lo proponen los autores. Pero ante todo son un negocio, y apelar a las minorías responde a ese intento de apertura de nicho al mismo tiempo que se libran de ser acusados de nada.

Lo que hay que tener en cuenta es que, sí, es muy posible que si crean un nuevo superhéroe afroamericano (o le dan una contrapartida fílmica a un héroe que no lo era), si apuestan por personajes femeninos que tradicionalmente han vendido mal, o si apelan a raza, género y religión de un solo plumazo (te adoro, Kamala Khan), lo que estén buscando sea vuestro dinero… Pero a su vez están pavimentando el camino para que alguien crezca viendo esto como “lo normal” y, con suerte, algún día lo sea realmente para los que tenemos que presenciar discursos como el antes mencionado.

The Adventures of Superhero Girl, de Faith Erin Hicks, reseñada aquí.

Aquí, un polla-redactor que en el fondo desea que este tipo de actitudes, tanto a este lado del charco como al otro, queden en el pasado y hasta sean, en realidad, los vestigios de una minoría ruidosa que no entiende la sociedad en la que vive. Con suerte, no transmitirán esta simiente troglodita a su descendencia y pueda vivir en este mundo en el que, por ejemplo, la versión femenina de Thor es la octava serie más vendida en USA, muy por encima de donde quedaba el número #4 de su versión masculina en la anterior iteración. Uno puede soñar.

Para terminar, os dejo la reflexión de Daniel Gavilán en su blog respecto a este mismo tema.
ACTUALIZACIÓN: Los chicos de ADLO! también han tratado la polémica.

Y en episodios anteriores de Gravedad Zhero

#1 – RETCON PUNCH: Vive. Muere. Repite.
#2 – REDISEÑANDO HÉROES: DC/Marvel Fashion Week
#3 – FELIZ AÑO: Propósitos comiqueros para 2015
#4 – LOVE IS IN THE AIR: Batman contra Superman

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

45 Responses

  1. MrCervero dice:

    Buffff Creo que este es un tema espinoso en el que se tiende mucho a la hipocresía y sobre todo a los prejuicios. En este caso comprendo tu exposición y sin duda estoy de acuerdo, pero creo también que cada día se coarta más la libertad de la gente (gracias internet) al pretender tener un pensamiento unificado que huele desde lejos. Todos tenemos gustos y opiniones dispares y eso no significa que quien opina diferente obligatoriamente falte al respeto o menosprecie determinado género/cultura/religión.

    A diario escucho risas sobre las teorias de conspiración, pero que clase de manía persecutoria tiene el que por ver muchas mujeres en los comics necesita degradarlas y llamarlas coño-series ? o por otro lado, que nivel de conspiranoia debe tener la que cuando ve pechos grandes solo habla de mujer-objeto y machismo ?
    Esto me recuerda bastante aquella queja sobre Shin-Chan para quitarlo del horario infantil porque enseñaba el pito, pero luego veo reportajes del Salvame a las 4 de la tarde hablando de coñ**, poll** y drogas, mostrando imágenes de prostitución en la calle muy explícitas. Digo yo, de verdad que es peor ver un dibujo de un pito de un niño de 5 años que a dos personas en el acto en plena calle mientras hablan de lo que se meten los fines de semana ? Esta claro que algo funciona mal.

    Como ejemplo, el otro día leí en una web una review sobre Lady Death poniéndole un 1/10 porque (decía su autor) era sexista y retrogada a todos los níveles y en resumen se hablaba de insulto a la mujer. Bueno, no hace falta ser un lumbreras para saber Lady Death de donde viene y el público al que va destinada. Debemos por esto acusar a sus creadores y quemarlos en la hoguera junto con todo el material editado ?
    En otro lado y como ejemplo esta la gente que no lee Ms. Marvel porque la protagonista es musulmana y mujer. A este respecto he leido insultos de toda índole y ni siquiera han leido nada para poder opinar al respecto. Creo que esta gente además esta perdiéndose así un personaje muy carismático, entretenido e interesante de la factoria Marvel (de los pocos además ;-p )

    Tendemos mucho a las etiquetas y sobre todo a los prejuicios. Para mi ambas series deben tener su audiencia y creo que todo merece tener su libertad y que sea el mercado el que juzgue si son buenas o no, que al final es de lo que se trata. Son muchos los que se quieren resistir, pero es sin duda en la diversidad donde esta el gusto, y esto lo digo por todos los grupos sean mayoritarios o minorias, ambos deberían aprender educación y respeto.

    Enhorabuena por el artículo y seguid así ;)

    PD: Perdona mi tochopost, pero casualmente llevo unos dias leyendo muchas tonterías sobre este tema y no quería opinar por no entrar en discusiones, así que ZonaZhero me ha parecido un buen sitio donde dejar plasmada mi opinión, y conste que he tardado en darle al botón de publicar xD

    Un saludo.

    • Una cosa es opinar “diferente” y otra es tener una opinión que, como ya digo, puede resultar tóxica y contagiosa. A quien tiene una educación y una serie de ideas preconcebidas que pueden resultar, en última instancia, violentas, hay que hacérselo ver, hay que reprobarle y, si gestionas una web de gran difusión, hay que posicionarse rápidamente en contra de esas mismas actitudes peligrosas. Quien hace comentarios de un tipo como el que ha suscitado el artículo no sólo pina así, sino que actúa en consecuencia en su vida real y, probablemente, tendrá una mujer y, quizá, hijas a las que está educando en esta postura, explícita o implícitamente. Afortunadamente, en el mundo relativamente civilizado en el que quiero pensar que vivimos, este tipo de posturas se van extinguiendo poco a poco, gracias a la educación y al sano debate que nos hace avanzar, razón de más para escribir este artículo.

      En cualquier caso, estoy de acuerdo con lo que expones, y en la cantidad de estímulos negativos que a día de hoy recibimos desde bien pequeños gracias a una serie de medios que priman el negocio sobre las consecuencias del mismo. Pero centrándonos en el cómic, yo no voy a pedir que se erradiquen los cómics que dan una mala imagen de la mujer, excesivamente sexualizada; no caeré en hipocresías: como joven con acceso a internet que soy, consumo productos en los que el rol de la mujer no está precisamente siendo reivindicado sino más bien al contrario (sí, el porno). El problema no está, pues, en la sexualización de la mujer, como no lo estaría en el caso del hombre, sino en la prácticamente nula capacidad de elección cuando hablamos de las Dos Grandes editoriales de cómic.

      En otras palabras: la mujer fuerte, no sexualizada y, en definitiva, modelo de conducta para otras mujeres, suponiendo que exista, es la excepción, y no la norma, en un género que presume de inspirar a sus lectores con HÉROES, ÍDOLOS, ICONOS. Si tienes que irte a una serie de perfil bajo y pocas ventas (y por tanto, poco futuro) para encontrarlo, es que tu editorial lo está haciendo MAL. ¿Cuántos cómics protagonizados por una mujer podrías recomendar a tu sobrina de 5 años de entre las que publican Marvel o DC? ¿Una? ¿Ninguna? Por dios, si hasta el paradigma de “mujer fuerte e icónica” que es Wonder Woman y que lo ha sido brillantemente durante la etapa de Brian Azzarello ha pasado a ser de nuevo un objeto de pin-ups y barrabasadas en manos de los Finch que le sustituyeron.

      Respecto al caso concreto que mencionas de LADY DEATH, está claro que quien se ha acercado a esa obra lo ha hecho con el único objetivo de atacarla. Si yo me leo el “Mein Kampf” buscando inspiración moral para regir mi vida en lugar de por su importancia histórica o por curiosidad, sólo me va a salir bilis por la boca. Es entender mal el contexto y las expectativas. Como leer el cómic de Superman del que extracto una viñeta para el post sin tener en cuenta el año en que se publicó y la ideología reinante por aquel entonces.

      No es una cuestión de rechazar lo viejo y lo arcaico, sino de no tratar de aplicar los modelos de pensamiento de entonces a un presente que ha evolucionado (o debería haberlo hecho) más allá de dichos modelos y que ahora pide nuevas formas de entender a su público y a la sociedad en general.

      Muchas gracias por comentar, señor Cervero. Siempre es un placer leer sus comentarios.

      P.S. ¿Decías algo de un tocho…? ;D

      • MrCervero dice:

        Dudaba de haberme explicado bien pero veo que me has comprendido, lo cual me alivia porque estos temas son siempre “complicados”.

        No puedo estar más de acuerdo contigo y las opiniones que aquí expresas, que además aun me las has aclarado más, así que el placer es mío de poder leer opiniones con cordura y sobre todo de poder opinar y conversar abiertamente ;)

        Un saludo.

  2. Juanan Brundle dice:

    Cuando aparecen este tipo de polémicas, temo que la gente crea que pienso como algunos de estos fósiles. Ya flipé cuando la única excusa que se puso para criticar el nuevo uniforme de Carol Danvers fue que “no enseñaba carne”. Tal vez algunos deberían dejar de leer cómics de supergente y gastarse la pasta en, no sé, colecciones de Milo Manara (yo de hecho tengo una bien maja), hentai, etc. O que recurran a las parodias porno de Axel Braun (las cuales son anal-izadas -jejeje- por aquí de vez en cuando).
    Vamos, que es degradante toda esta situación. Tanto para las lectoras, como para los lectores que no se sienten representados por la corriente pollacéntrica.
    PD: Mr Cervero, no existen los personajes sin carisma, existen los autores con gandulitis crónica (en la editorial que sea) :D Un saludo y gracias como siempre por comentar.

    • Exacto. El problema está, como digo en mi otro comentario, en que no exista la posibilidad de elegir cuando buscas a una mujer bien representada entre los cómics de superhéroes Marvel/DC.

    • MrCervero dice:

      Lo cierto es que tienes toda la razón, esta gente afecta de una forma muy evidente a todo el ámbito cultural y la gente que estamos en ello.

      Me ha gustado tu respuesta sobre los personajes, tiene mucho sentido si señor. Pero debe ser que yo nunca he encontrado a nadie que me haga carismáticos a los 4 fantásticos xD

      Un saludo.

      • Juanan Brundle dice:

        Dan Slott escribe unos 4Fantásticos estupendos siempre que puede… aunque sea como secundarios.

        Estoy esperando a ver si me hago con la etapa de John Byrne en la serie. Y bueno, dicen que la de Jonathan Hickman está muy bien. Pero vamos, al final todo queda en que simpatices o no con el personaje. Ya puede Alan Moore escribir a Gámbito, que tampoco lo tragaré nunca.

  3. Fernando (@ArkhamKaveli) dice:

    Señor Ander, se ha marcado un articulazo con mayúsculas. Verdades como puños, sin adornos, como debe ser. Ojalá, como has dicho, esto sea solo “los vestigios de una minoría ruidosa que no entiende la sociedad en la que vive”.

    Menos mal que puedo decir que tengo en ese sentido la cabeza bien amueblada para evitar que mis futuros hijos y mis sobrinos, si se enganchan a esto de los comics, cometan tales errores de mentalidad y crezcan con valores que de verdad importen.

    • Muchas gracias, bienamado Fernando. Eso es lo importante, que cada vez somos más los que vemos las cosas como deberían ser y no como un todo inamovible y que debe ser aceptado “porque siempre ha sido así y no va a cambiar”. Educando a nuestros descendientes con esa base, hay esperanza.

      ¡Abrazaco, amigo! ;)

  4. Anónimo dice:

    Hola Reve, en general estoy bastante de acuerdo con tu artículo pero yo no le daría tanta importancia a esos exabruptos que soltaron algunos en ZN. Prefiero creer que cuando se escribe desde el anonimato se dicen muchas cosas sin pensar a veces, buscando en muchos casos polémica y una malentendida notoriedad. Me resulta divertido que hayas puesto al final el ejemplo de Thor puesto que es la única grapa de Marvel que sigo y había pensado dejar de comprarla precisamente por el cambio. Sinceramente no tengo problema con los personajes femeninos de hecho me encanta el Hulka de Soule, el Viuda Negra de Edmonson por poner algún ejemplo, pero no entiendo el “cambio” de sexo de un personaje, como no lo entendería al revés si fuera el caso, llámalo manías pero es así. Aún así supongo que al final igual me la compro. Bueno no pretendía extenderme tanto y espero haber expresado bien lo que quería decir. Saludos

    • Con “alejándome de la polémica que han podido levantar dichos comentarios, no miremos al dedo sino a lo que señala”, creo que he dejado claro que no le daba importancia a los exabruptos, ni siquiera al caso concreto, que no ha pasado de catalizador de un cambio de rumbo en el que iba a ser mi post de la semana (iba a hablar de la diversidad impostada, pero el tema me ha llevado a que la raíz del problema no estaba sólo “arriba” sino también “abajo”).

      Centrándome en lo importante, NO, lo de Thor no es un cambio de sexo, sino un cambio de protagonista o la relegación a co-prota del Thor tradicional que, sabiéndose indigno, reniega de su nombre “Thor” hasta que vuelva a merecerse el título y se hace llamar “Odinson” a secas. Todo está justificado argumental y no vas a percibir que Aaron esté escribiendo una serie para chicas o una concesión a la galería (por mucho que haya podido venir impuesto o sugerido desde arriba, que nunca lo sabremos), sino un nuevo capítulo en su saga nórdica. Nada que temer, y el público, parece, está respondiendo bien. (Menos suerte ha corrido nuestra adorada Hulka; aunque la Viuda se mantiene y Ms. Marvel arrasa en el mercado digital).

  5. José Manuel Rodríguez dice:

    Vaya hablo del anonimato y no pongo el nombre

  6. Yo en serio no entiendo a los “coñofobos” que problema tienen con la idea de un grupo formado por mujeres … puestos a criticarlo veo bastante más obvio y criticable el hecho que (Y ojalá me tenga que comer estas palabras) aparte de dejar pesos pesados como Kitty Pryde o Sue Storm que darían mucho juego, huele a ser un título nacido para tirar un poco de la polémica inicial (Los escalofríos de algunos al leer “paraíso feminista” en la reseña y tal ) y luego a saber como sobrevive que por tener un guión pensado desde un principio bien pensado en el que se luzcan cada una de forma lógica.

    También podría criticarse y discutirse hasta que punto un grupo unisex ayude a la imagen de cualquier sexo a reducir la brecha sexual en vez de uno mixto en el que escriban bien a todos los personajes, como le pasa a Kitty que tiene etapas (eXcalibur por ejemplo) en las que es la más mejor de todos los personajes

  7. Tiamath dice:

    Estimado Ander

    Es la primera vez que entro en esta pagina y ya que ando por aqui, con tu permiso voy a
    aprovechar para aclarar un par de cosas.

    No quiero engañarte, entiendo perfectamente la polemica, despues de todo es un comentario grosero y soez (a saber en que estaría pensando) que con toda probabilidad esta fuera de lugar en una pagina de acceso libre como puede ser Zona Negativa donde no solo accedemos los habituales, entre los que me gustaria pensar que hay una cierta confianza , sino tambien gente que no entiende el tono y el sentido que pueden tomar ciertos comentarios.

    Como bien comento, esto lo entiendo y entono el mea culpa de un comentario fuera de lugar asegurando que ningún mensaje o contexto hay detrás de el. Pero lo que no acabo de entender del todo es que una persona con la que he compartido foro y cientos de posts (tu) no sepa diferenciar entre un post en el que lo que se hace una critica sobre la gestion de negocio de Marvel y otro cuyo unico sentido es insultar al genero femenino.

    Y es que no, por muy soez (que lo es) que pueda ser un comentario como “coño-series” , considerarlo como una axioma de machismo es tan absurdo como considerar feminista a cualquiera de mis amigas cuando entran a un bar repleto de tios y me dicen: vamonos que esto es un “bosque de nardos”

    Pero esto tu ya lo sabes, o por lo menos deberias saberlo dando por sentado que no me has parecido nunca un chaval con problemas de inteligencia.

    Como deberias saber, porque hemos tenido esta conversacion antes, que el transfondo del comentario nada tiene que ver con las tan felizmente llamadas “coño-series” y si con que Marvel nos fuerce historias sobre personajes a los que tenemos cariño gracias a las decadas en los que hemos seguido solo por sacar dos pesetas o hacer publicidad de un genero que esta en un alarmante estado de ventas.

    Ya sabes,y he comentado cientos de veces en ZN, hacer a Nick Furia negro me molestaria tanto como que me conviertieran a mi adorada Bruja escarlata en un maromo, solo por el mero hecho de aumentar las ventas.
    Como ves, un transfondo muy diferente del que quieres pintar.

    Y es que es mas, el tema se vuelve mas grave si consideramos que SABES MUY BIEN, porque tambien lo hemos discutido en varios post, entre mis series favoritas actuales se encuentran las de Hulka , viuda negra y Elektra (el que no me crea no tiene mas que buscar en Zona negativa los posts de Marvel Now y leer mis comentarios al respecto)

    Y claro viendo esto y leyendo lo que dices en este post no puedo quitarme de encima la sensacion de que todo el rezuma una cierta alevosia, de que esto nada tiene que ver con una defensa de la dignidad del genero femenino y no es mas que un ego-trip que te has montado a costa mia, en el que “super” Ander defiende la dignidad del “pobre e indefenso genero femenino” del malvado Dr. Tiamath que busca denigrarlas y hacerlas desaparecer del ese comic hecho solo para machotes en que desde luego no han tenido nunca ni tendran cabida ( sic)

    Lo que al final me queda de todo esto es la ironia de que alguien me acuse de ser intolerante con las mujeres por un comentario soez y interpretado con alevosia, cuando en este mismo post se me insulta y se me dice que por un comentario fuera de lugar uno !!!!NO DEBERIA TENER DERECHO A VOTO!!!!!

    ¡!!!Viva la tolerancia y la neodemocracia!!!!

    Menos mas que no me he aparcado el coche en doble fila, igual pides carcel o que se reinstaure la pena de muerte para ajusticiarme.

    Y es que suele ser asi, el que critica de intolerante al resto suele ser y demostrar ser el mas fanatico el intolerante de todos.

    Estimado Ander, me despido diciendote que tampoco te culpo de nada, la culpa es mia por no haber estado ahí (compromisos familiares) en el Zona negativa a tiempo de parar una bola de nieve absurda que se podía haber quedado en nada con una simple aclaración. Por lo menos para todo el que tuviera dos dedos de frente, en tu caso probablemente no, porque es transparente que detras de esta charada no hay mas que un niño. Aburrido y con un gran afan de protagonismo pero un niño a fin de cuentas y al que por tanto tampoco se puede responsabilizar de nada, aunque su intento de llamar la atención le lleve a sitios delicados, a intentar manejar conceptos que no es suficientemente maduro para entender.

    No me extiendo mas porque la verdad no le veo sentido a esta polemica

    Eso si, si quieres discutir de comics es otra cosa, para eso me tienes aqui siempre que quieras.

    Un saludo

    P.d: Sal mas a menudo de tu habitación hombre, te garantizo que es divertido y seguro que asi conoces esas mujeres que tan por sentado das que son tan debiles que necesitan de tu proteccion.

    Ya te digo yo que no, la mayoria de las que conozco nos dan treinta vueltas por caracter e intelecto y no necesitan que las defienda ningún “Super-Ander” de la vida , mas que nada, porque como ya habras adivinado, los Super-Heroes !!NO EXISTEN!! ☺

    • Buenas tardes.

      En lo que tengo que darle la razón es que su nombre se podía haber omitido. Más razón que un santo, porque además hubiera sido indistinguible de tantos otros que por desgracia se hacen en este medio, tanto si procede como si no. No es tan especial.

      El problema sigue siendo en que alguien haga este comentario y todavía a aquellos que nos parece despectivo lo tengamos que obviar. Igualito que lo del “campo de nabos” (que probablemente hace sentir incómodas a sus amigas precisamente porque se sienten rodeadas de babosos). Es obvio que Marvel apela al mercado femenino con estas series, pero también es porque se han dado cuenta de que, si lo hacen bien, las mujeres también las leen. ¿Afán comercial? Pues claro. ¿O es que a usted le mandan una cesta personalizada en Navidad?

      Y lo mejor de todo es que procede usted a poner a Ander a parir, ya no por su falta de cuidado en cuanto a su anonimidad, sino por él, en su casa. Esa es mi parte favorita. No sé hasta qué punto se conocen ustedes, pero tirarse a lo personal es lo más bajo. Un editor de la página cabal, diligente y educado se convierte en un segundo en una especie de caballero blanco desesperado que defiende a las mujeres para ver si se las beneficia, un niñato que busca desesperadamente atención y que además es tontito.

      “Tú lo sabes. :)” Sí que lo sabe. Y encima condescendiente.

      • Muchas gracias, como siempre, del tirano que te obliga a ver y analizar porno en esta santa web. Pero como ya le he contestado, no merece la pena centrarse en su ataque personal porque, efectivamente, no me conoce, ni en persona ni de algo más que no sea comentar en ZN. Sólo sabe que soy “joven” (dice la compañía de autobuses local que no, que ya tengo que pagar lo que los demás adultos hasta que me jubile), y a eso se aferra, a mi “inexperiencia”… En fin, lo dicho. No se lo tengáis en cuenta, que su propio comentario ya es bastante revelador.

    • Juanan Brundle dice:

      Mira, no sé qué me molesta más.

      Esa actitud despectiva ante la presencia protagónica o autoral en el cómic de pijamas en tu comentario original en ZN.

      Que acuses a un compañero de querer protagonismo cuando lo único que ha hecho ha sido señalar algo que debía ser señalado: que el panorama pijamero está lleno de misóginos (los cómics de superhéroes son cosa de hombres por genética… mira, chato, el que debería salir más ERES TÚ).

      Que te victimices cuando claramente soltaste tu comentario en ZN y te quedaste a gustísimo, sin pensar en el hecho de que alguna lectora habitual de pijamas te estuviera leyendo. De hecho, comentarios como ese las alejan del género.

      Que señales que tu intención en el comentario era reseñar el hecho de que la presencia femenina en las editoriales de supers sea una maniobra comercial, cuando te explayas diciendo que los cómics de pijamas son para maromos, cosa que está jodidamente lejos de ser cierto. Repito, sal más a la calle.

      Ahora lo suyo sería que aparecieran unas cuantas chicas de esas que según tú tienen mal los genes, a explciarte por qué todo lo que has dicho está MAL.

      Sin acritud. Lo que es, es.

    • syx dice:

      Siento decirle, señor Tiamath, que aquí ninguna necesitamos a un caballero que venga a defender nuestros derechos, eso lo da por sentado usted, ¿quizá pensando que también es una predisposición genética en este caso de las mujeres?

      Dejando esto de lado, párese a pensar en lo agradable que es para una mujer animarse a participar en una página en la que los comentarios suelen ser un “campo de nardos” con textos tan desafortunados como el suyo (genética, en serio), en la que cuando sale un artículo sobre una autora se leen cosas como “ah pues está follable” o “no me la tiraba” etc. o en la que cuando se discute un cambio de traje en una heroína la cosa versa de cuánta carne enseña. Algo que curiosamente nunca pasa si es un autor o un héroes, qué cosas. Lo crea o no, todo esto es una falta de respeto, no a los personajes que son ficticios sino a las lectoras. Y cansa. Mucho.

      Porque resulta que las lectoras de cómics no sólo existimos, sino que hasta leemos cómics de superhéroes y nos gusta estar representadas. Nos gusta que haya cabeceras protagonizadas por mujeres, o grupos de superheroínas que no van a hacer que nadie se quede sin cómics. Para la próxima vez igual podría usted pensar qué opinaría de esos comentarios de “cierto tono y sentido del humor” si estuviera al otro lado. Pero piénselo de verdad. Y luego ya, comente.

      • Y algo que, creo, hay que dejar claro es el hecho de que cuando buscáis representatividad en los cómics, o como mínimo, valoráis su presencia, también deben entender los que piensan como Tiamath que vosotras sois capaces también de sentiros identificadas con personajes masculinos. La aquí presente y redactora, Belle de Winter, comentaba en Twitter: “Es que yo puedo identificarme con Spiderman. Pero él con Gatasombra no. AUNQUE SEAN EL MISMO P— ARQUETIPO”.

        Cuando he tenido discusiones sobre este tema con otra personas, tampoco lo terminan de ver posible, muy probablemente motivado porque a los hombres nos cuesta más, por la educación recibida (y el condicionamiento social), el proceso contrario, es decir, el sentirnos identificados con el otro lado. El ejemplo que puse es bastante revelador: no hace falta bucear muy profundo en Google para encontrar a niñas disfrazadas de superhéroes masculinos (feminizados con una falda o no), pero ya puedes hacer prospecciones petrolíferas si quieres encontrar a niños disfrazados con una versión masculina de alguna superheroína. Me parece un tema muy interesante, la verdad.

        • syx dice:

          Pues sí, es una conversación que tengo a menudo. Si a mí no me cuesta ponerme en la piel de un personaje masculino no entiendo porqué a muchos hombres lo contrario sí. Por suerte en mi grupo de amigos es raro pero en las redes sí que lo veo mucho por los comentarios de la gente.

    • Estimado Tiamath:

      Antes de contestarte, unas pequeñas citas del artículo de OPINIÓN (importante):

      – “Toda esta nueva oleada de títulos protagonizados por mujeres dio lugar a una serie de desafortunados comentarios (y me estoy conteniendo) que se sublimaron en un concepto, cuanto menos, deplorable: las Coño-Series.”

      – “Alejándome de la polémica que han podido levantar dichos comentarios, no miremos al dedo sino a lo que señala.”

      – “Este pensamiento pleistocénico de que un medio o, incluso, un género en su totalidad debe estar sexualmente condicionado está, por desgracia, demasiado extendido. Y no sólo a pie de lector, sino también de más arriba.”

      Como puedes ver, antes de nada, he pretendido partir de tu comentario (y he enlazado los del resto de ese hilo, que esas palabritas en granate no son decisiones estéticas sino links) para referirme a un problema mayor (lo de no mirar al dedo), aunque hayas decidido tomarte esto como una afrenta personal. De hecho, la captura de tu comentario ni siquiera es mía, sino que proviene del blog de DNM Rules (enlazado debajo de la captura, con palabras como “polémica”, que es a lo que hacía referencia). En última instancia, este artículo no va, lo siento, de ti (ni tampoco de mí, como pretendes señalar) sino de un problema que ni siquiera es exclusivo de este país, sino del medio en general y de sus mandamases y receptores (curiosamente, donde menos se da es en los emisores, esto es, los guionistas de estos cómics de superhéroes).

      Por otro lado, al margen del tono y como bien te han señalado otros comentaristas (entre ellos, varias mujeres que se pueden defender como cualquier otra, sin necesidad de que tú o yo opinemos, algo que también me has achacado), tus palabras son algo más que un desafortunado malentendido, porque el concepto “coño-serie”, como digo en el artículo, no es más que una sublimación (puede que reduccionista) de esa actitud que denota lo que se está denunciando aquí. Dicho de otro modo, tu palabro sólo es un punto de partida con sonoridad y que resume bastante bien el problema, razón por la cuál se ha hecho moderadamente popular estas 2 semanas. Es decir, que no era mi intención ningún tipo de ataque personal, porque no es una cuestión personal, sino social (y si crees que me estoy retractando por quedar bien de algún modo, te invito a releer el artículo y sumar los comentarios que hice, respondiendo y ampliando mi punto de vista).

      No entraré a valorar tu consideración de “Si coño-series es machista, campo de nardos es feminista”. Como tampoco entraré a valorar lo de “Si me gustan series protagonizadas por mujeres no puedo ser machista” (sé que no es textual, pero sí un resumen ese apartado), porque también me suena a “No soy racista, que yo tengo un amigo negro”.

      A lo que sí entraré es al hecho de que, como bien te han respondido otros comentaristas, pretendas diferenciar el hecho de que Marvel/DC quieran sacar pasta apelando al (de momento) nicho femenino pero no te plantees que en realidad quieren sacar pasta… con todas sus series y personajes. Si han descubierto que cada vez más mujeres se acercan al cómic de superhéroes (más que probablemente, motivadas por las películas que han convertido a estos personajes en conocidos por todo el mundo, hombres, mujeres, niños y abuelos), es lógico que pretendan apelar a ese colectivo, como al de gays y lesbianas o como al de barbudos con camisa de leñador. El fallo está en considerarlos compartimentos estancos y obrar en consecuencia, pero de eso ya se irán dando cuenta por el método de ensayo-error. But I digress… A lo que iba es a que pensar que eso sí se hace pensando en el dinero, y en cambio no te lo planteas cada vez que un superhéroe cambia de traje “por razones de guión”, o se monta un evento con 4586 tie-ins, o se relanza toda una editorial, o se pone números 1 a todos… me parece bastante cegato. Y eso sin entrar en juicios de valor.

      Y ya por último, porque creo que tú sólo ya te has retratado suficiente con la ristra de insultos y desvaríos al final del comentario como para añadir más leña al volcán que te has montado, que sepas que como has podido ver, tenemos lectoras que en otras ocasiones ya se han pasado por esta sección de OPINIÓN (vuelvo a repetirlo, por si no ha quedado claro al principio) y, teniendo en cuenta sus puntos de vista y sus valoraciones, procedí a dar la mía sobre un tema que, como dije antes de tu aparición, iba a estar derivado precisamente de eso que tú creías estar hablando, es decir, de la falsa pretensión de diversidad (sí, el artículo tenía subtítulo por algo) en las Dos Grandes a la hora de acercarse a lo que creen que son las “minorías” lectoras. Tú proporcionaste una mecha distinta, pero acusaba el mismo problema. Y de esa amalgama surgió el artículo.

      Si mi punto de vista hubiera sido el de un caballero de brillante armadura que viene a defender a las pobres e indefensas hembras de los grandes peligros e injusticias que las acechan debería haberme ahorrado el artículo y darme de cabezazos contra la pared a ver si me curaba la tontería. Sin embargo, decidí enfocarlo con pies de plomo y sin caer en ese tipo de errores que me achacas, e incluso consulté con alguna de nuestras lectoras por si hubiera que limar algún detalle que dejase algún género de duda.

      Mi objetivo con este artículo era tratar un tema que considero importante y del que no veo que prácticamente ninguna web española se haya preocupado de tratar, cuando es algo bastante candente en USA, y después de todo nosotros somos también consumidores de esos productos, así que ¿qué menos que habilitar un espacio para el debate si estaba en mi mano porque aquí me dejan jugar con una sección de OPINIÓN (a la tercera va la vencida)?

      Un saludo, Tiamath. Pásate cuando quieras por aquí, que hasta las opiniones contrapuestas son bienvenidas. Lo único, déjate los insultos y ataques ¿personales? en la puerta. Gracias por comentar.

  8. David Donaire dice:

    Yo creo que todo esto se ha salido de madre y, no deja de ser un comentario desafortunado.

  9. Ocioso dice:

    Tiamath, ibas bien hasta el “Estimado Ander” Se pueden discutir algunos puntos de vista en lo anterior, pero creo que no hay nada ofensivo.
    Estos días te he estado medio defendiendo en mi pequeño entorno. El famoso primer comentario tiene algunas ideas desafortunadas, pero nunca me ha parecido escrito con intenciones machistas, ni con ánimo de ofender, ni nada por el estilo.
    Pero te ha caído el premio de ser el chivo expiatorio de la semana, que le vamos a hacer. No te preocupes, a la peña la indignación le dura una tarde y por la noche ya están ofendiéndose con otra cosa.
    Dicho esto, no te enfangues. La has cagado, lo has reconocido y ya está. Nada que no le haya pasado a cualquiera de nosotros en alguna ocasión.

    P.d: El niño Ander tiene una pocholada de novia, el muy cabrón.

    • Como ya te he hecho saber en el “pequeño entorno”, Oci, veo complicado compartir tu visión de que el comentario de Tiamath no pasa de “ideas desafortunadas”, pero tampoco va esto de hacerte cambiar de opinión. Ya iremos madurando el tema.

      A lo que sí voy es a que, sin haber ayudado a que se le quitara la etiqueta de chivo expiatorio a Tiamath, tampoco creo haber contribuido (voluntariamente) a su acentuación. El propio artículo, como ya he señalado, pretendía alejarse del dedo y centrarse en lo que señalaba, en el problema subyacente.

      En cualquier caso, gracias por pasarte… ¡pero mantente alejado de mi chica! =P

  10. Señor Tiamath, ya que, efectivamente, no necesitamos que ni Ander ni nadie nos defienda, pasemos al pastel. Obviemos lo de las coñoseries, creamos incluso que fue “un comentario desafortunado” (que hay que hacer un esfuerzo importante, pero bueno).

    Permíteme que me tome a cachondeo el que tengas la desfachatez de asegurar que no había “ningún mensaje ni contexto” en su comentario. Que alguien que está diciendo que las mujeres (o cualquier otro colectivo, ya puestos) está genéticamente incapacitado para ¿entender? ¿leer? cualquier cosa, diga que no había mensaje ni contexto en lo que estaba diciendo es como mínimo para pensar que te están tomando por imbécil.

    ¿Que Marvel, o cualquier otra editorial, lo hace por dinero? Por supuesto. Hasta donde yo sé, quien tiene un negocio quiere hacer dinero, y si se ha abierto un nicho de mercado importante con el público femenino, perfecto para ellos. Que aún haya energúmenos que se ofendan porque las mujeres hayamos venido a “contaminar” lo que hasta hace unos pocos años consideraban sólo suyo es lo que me hace gracia (o así). Porque es lo único que se puede entender cuando las protestas son del calibre de “es que lo hacen por afán comercial”. Igual es que antes lo hacían por amor al arte, y no nos habíamos dado cuenta.

    A ti no te ha gustado que se haya “tergiversado” un comentario tuyo (que no sé yo hasta qué punto se puede tergiversar la frase “El comic pijamero es cosa mayoritariamente masculina por tema genético”). No tienes ni puñetera idea de lo que es tener que justificar el hecho de que te gusten los cómics sólo por el hecho de ser mujer, de que te miren por encima del hombro porque “qué pintas tú aquí”, de que siempre tengas que encontrarte comentarios del calibre del que tú hiciste el otro día y, si te mosqueas, te digan que “era broma”, que “lo has sacado de contexto”, que “no es para tanto”. Si un poquito de la medicina jode, imagínate lo que es tener que aguantar eso cada vez que a algún graciosito se le ocurre soltar su burrada porque “eh, que es broma”.

    Aunque oye, igual es que estoy genéticamente tarada y no me había dado cuenta.

  11. David dice:

    Me encanta el debate y las opiniones que se están generando aquí. Evidentemente el comentario del compañero Tiamath no ha sido correcto o afortunado, eso es algo que ya sabemos y creo que ya se ha criticado lo suficiente. No sigamos dándole caña por unas palabras de las que además se ha retractado, Y lo mismo por el comentario, con el tema tan en caliente y ser foco de tanta gente es normal que uno se ponga nervioso o enfadado y lo pague con el primero que pille que en este caso ha sido Ander.

    En cuanto al propio tema de la entrada, yo las series las leo si veo que tienen un buen argumento, unos personajes decentes o un dibujo que pueda atraerme. Me da igual si los protagonistas son hombres, mujeres, perros, aliens, cabras, Kojimas… Y leeré esta nueva serie si veo buenas criticas, y me interesa lo que quieren contar igual que hago con todas las series. Lo que no me gusta(no lo digo por esta serie) ya sea en cómics o en cualquier cosa es que me vendan algo con un embudo, como si siento con el tema religioso en Ms. Marvel.

    • Lo primero es lo primero: MS. MARVEL no va de tema religioso, en ningún caso. Hay tanto Islam en la Ms. Marvel de Willow Wilson como de cristianismo en el Daredevil de Waid, es decir, poconada. Y es un cómic genial, divertido, fresco y con un dibujo diferente. Un must, vaya.

      Yo también soy partidario de que no se dé má caña a Tiamath de la que ya se le ha dado (y que se ha dado él mismo, voluntaria e involuntariamente), que de hecho no iba de esto el debate, pero él decidió auto-personalizarlo. Así que, p’alante.

  12. Joe Runner dice:

    Dios, la que se ha liado. Lo que voy a decir NO va por el desafortunado comentario. Pero es cierto que en el mundo del cómic (como en muchos otros, por desgracia) hay cierto machismo o, incluso, misoginia que molesta. Y da igual si eres hombre o mujer. Molesta.
    Pero si hay algo que me moleste de verdad es que quiten personajes pelirrojos para cambiarlos por meros morenos o rubios. Me indigno. ¿Con quién me voy a representar si hacéis a Wally de tez morena y pelo negro?
    Siempre me quedará Babs…

  13. Es verdad que el tema se ha desmadrado bastante y se corre el riesgo de caer en un “Nosotros contra ellos” que podría conllevar a perder el punto de la discusión. No en vano, quien más o quien menos todos habremos tenido nuestros “Lowest Hits”, y no se trata tanto de darle un toque al “pecador” -que también, aunque como bien me comentaron recientemente lo suyo habría sido en el sitio- sino de tener presente que el “pecado” existe y es algo real.

    Dicho esto, me parece interesante lo que señala Belle de Winter en la cita de Ander y lo que después expone este, y creo que por suerte las cosas están empezando a cambiar, en parte gracias a estas series y en parte que cada vez la mujer tiene más presencia en el medio en general (aunque todavía quede un largo trecho por andar). De hecho, ya he comentado en más de una ocasión que actualmente uno de los personajes más inspiradores y luminosos de la editorial, de esos que te hacen leer sus aventuras con una sonrisa de oreja a oreja y soltar un “Pero que grande es” eventualmente es Carol Danvers. Cierto es que en la compañía vecina Grayson también está haciendo lo suyo y amenaza con quitarle el puesto, pero la cuestión es que creo que las editoriales se han puesto las pilas con otros ejemplos como la actual Batgirl, Kamala Khan o Spider Gwen, poniendo solución a lo que venía siendo el problema: Que ellos mismos eran los primeros que no se terminaban de tomar en serio a estos personajes.

    Todavía hay mucho que enmendar y el hecho de que -por ejemplo- apenas haya mujeres científico en los cómics salvo para demostrar “lo malas que son” (cuando en la vida real hay carreras de ciencias en las que las mujeres superan con creces a los hombres), demuestra que de forma consciente o inconsciente aun tenemos mucha mierda metida en la cabeza, y que cuando se piensa en una profesión o puestos de relevancia dentro de las mismas la sesera sigue empeñándose en ponerle imagen de hombre. ¿Cuantos personajes femeninos recordáis que hayan tenido la misma relevancia activa que gente como el Capitán América, Iron Man, Thor, Lobezno o Cíclope en los grandes momentos de cambio de las editoriales aun todavía en pleno siglo XXI?

    Ya lo del tema de los disfraces y las adaptaciones masculinas de personajes femeninos es otro tema que da para largo, pero en lo que también parece que se está consiguiendo -tímidamente- algo gracias a la reinvención de los uniformes de las superheroínas de forma icónica y no como meros instrumentos para pronunciar sus curvas.

    Ahora el tema es que seamos los lectores los que nos quitemos el recelo y veamos al tema como proceso normal y natural que es. Se harán cosas bien y se harán cosas mal, habrá series buenas y otras que simplemente busquen sacarnos los cuartos con mera explotación. Pero esa es la cantinela que ha habido siempre, independientemente de la raza, género, condición u opinión sobre los pasteles de crema que tengan sus protagonistas.

    • Ocioso dice:

      Muy buenas Danielote.

      Que bien me vienen los ejemplos que pones: Batgirl, Kamala Khan y Spider Gwen son versiones derivadas de Batman, el Capitán marvel y Spiderman. Si hiciéramos un listado de superheroinas de las dos grandes editoriales seguro que la gran mayoría están en la misma situación. La situación ha mejorado desde las novias pánfilas de la primera décadas, pero sigue habiendo excesiva dependencia.

      • Exacto. Siempre ha sido uno de los grandes problemas del cómic de superhéroes siendo muy pocos -poquísimos- las superheroínas que no sean derivados de otros personajes masculinos y que además puedan presumir de éxito en solitario. Al menos hay casos como los de Kamala que su herencia viene de otra superheroína, porque de lo contrario -personajes masculinos que derivan de otros femeninos y que no sea para lo que generalmente se ha usado…- me parece que Catwoman / Catman, si aceptamos barco Wonder Woman / Wonder Man y muy pocos casos puntuales más.

        • De hecho me viene a la cabeza todas las bromitas que hubo cuando Hank Pym decidió ser “The Wasp” en honor a su esposa a la que creía muerta. ¿Hubieramos reaccionado igual si fuera Janet la que tomaba el manto de “Yellowjacket” en las mismas circunstancias?

      • Juanan Brundle dice:

        Las cosas como son, el paso de los años ha acabado haciendo que Carol sea más popular que el bueno de Mar-Vell entre lectores y lectoras. De hecho, Mar-Vell es para muchos un poco como Gwen Stacy: un recuerdo inspirador y trágico de tiempos más sencillos y felices.

        Me voy a por insulina.

  1. 16 Febrero, 2015

    […] por esto que, en un mundo en el que aún hay personas (?) que creen que el cómic se divide entre coño-series y polla-cómics, nuestro mesías, nuestro adalid, nuestro gobernador supremo (a pesar de ser deceíta), Jotacé, […]

  2. 5 Diciembre, 2015

    […] femeninos no hipersexualizados que nos enamoran cada día más con sus historias, lo que algunos maldenominan “coño-series”, revelando que el cambio está ocurriendo. Así que, chicas y chicos desobedientes, dejaos seducir […]

Deja un comentario, zhéroe