GORRIÓN ROJO. Que den comienzo los juegos de espías

Título original:
Red Sparrow
Año: 2018
Director: Francis Lawrence
Guión: Justin Haythe (Novela: Jason Matthews)
Fotografía: Jo Willems

Reparto: Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons, Charlotte Rampling, Mary-Louise Parker, Matthias Schoenaerts, Joely Richardson, Nicole O’Neill, Sergej Onopko, Sergei Polunin, Kristof Konrad, Simon Szabó, Ciarán Hinds, Thekla Reuten, Joel de la Fuente, Sakina Jaffrey, Douglas Hodge.

Valoración: : La Lawrence que surgió del frío /10

SinopsisDominika Egorova es reclutada contra su voluntad para ser un “gorrión”, una seductora adiestrada del servicio de seguridad ruso. Dominika aprende a utilizar su cuerpo como arma, pero lucha por conservar su sentido de la identidad durante el deshumanizador proceso de entrenamiento. Hallando su fuerza en un sistema injusto, se revela como uno de los activos más sólidos del programa. Su primer objetivo es Nate Nash, un funcionario de la CIA que dirige la infiltración más confidencial de la agencia en la inteligencia rusa. Los dos jóvenes agentes caen en una espiral de atracción y engaño que amenaza sus carreras, sus lealtades y la seguridad de sus respectivos países.

Entre tanta película académica se agradece un soplo de aire fresco o al menos que se presente un producto diferente. Sorprendentemente nunca habría imaginado que un thriller de espionaje dirigido por el señor encargado de media saga de Los Juegos del Hambre y protagonizado por Jennifer Lawrence fuese la solución más adecuada a un buen escape de esta excesiva temporada de premios.

Que te espío…

Gorrión Rojo es la típica película de espías de toda la vida. Con sus guerras de agencias gubernamentales, dobles o triples traiciones, misteriosos topos y muchos personajes rotos. De primeras, su deslumbrante e increíblemente estética y oscura atmósfera recuerda a las frías y lentas pero emocionantes novelas de John Le Carré así como películas como El Topo o La Vida De Los Otros, es decir, thrillers cocinados a fuego lento y que se toman su tiempo en introducirte en su oscuro relato de juegos y traiciones.

Justo por esto, quizás no estemos ante una película para todos los públicos. Es decir, tiene una historia que, aunque es muy clasicota, engancha bastante y una atmósfera realmente atrapante en todos los aspectos pero tiene un ritmo algo irregular y dura demasiado para la historia que cuenta. Como muchas películas de este género, si entras en ella desde el principio, obviamente notarás los bajones de ritmo, pero no desconectarás de ella. Esta es una de esas películas que se gana por mérito propio la calificación R, ya que Gorrión Rojo contiene algunas escenas verdaderamente explícitas y descarnadas. Y lo cierto es, que aunque a veces la película se pase un poco en ese nivel, se agradecen películas tan atrevidas y crudas como esta de vez en cuando.

Atentos a la que voy a liar.

Pero aunque gran parte de Gorrión Rojo es un buen thriller bastante disfrutable y con un estilo visual muy refinado, esta película tiene problemas. Bueno es sólo uno, pero algo gordo: su tercer acto. Como muchas películas que no saben cuando terminar su historia y múltiples subtramas, falla en ese mismo aspecto, ya que en los últimos veinte minutos del film suceden dos o tres escenas realmente climáticas, en las que piensas que todo se va a zanjar y finiquitar, pero pasa todo lo contrario. Y ese es el gran problema, aparte de su irregular ritmo, que no sabe cuándo dar por finalizadas sus tramas, convirtiendo el último tramo en cuatro o cinco finales, algo que se siente bastante tedioso aunque no insufrible. Aún así, al llegar a su final todo este embrollo de tramas se cierran de manera satisfactoria, pero bastante abrupta.

En torno al reparto, Jennifer Lawrence se merece un párrafo aparte ya que prácticamente lleva toda la pelicula sobre sus hombros. Pocas veces he visto a una actriz entregarse de manera tan intensa, física y emocionalmente (tiene escenas que seguro que no han sido fáciles de interpretar). Lo único meramente negativo es que a veces su acento ruso chirría bastante, pero no es algo que te saque completamente de la película. También ayuda que su personaje tiene unos motivos bastante sólidos para meterse en todo este oscuro mundo del espionaje. Vamos, que todas las atrocidades que tiene que realizar y a las que la someten no es por al amor al arte y, aunque no esté del todo justificado, la película establece desde el principio por qué está dispuesta hacer todo eso.

Como buena rusa.

En cuanto a los secundarios, quien más destacan son Joel Edgerton, como el buenazo de la CIA, y Charlotte Rampling, como la dura profesora del Centro de Instrucción de espionaje ruso. Como último, destacar la memorable y bellísima BSO de James Newton Howard que tiene una personalidad muy clásica y hace un montón por la película.

Resumiendo, Gorrión Rojo es básicamente como si suprimiésemos toda la acción de películas como Atómica o John Wick y nos quedásemos con su estilo, atmósfera e historia. Y aunque su tercer acto es enrevesado e interminable, y a veces el ritmo tiene altibajos, el equipo se las arregla para ofrecer un satisfactorio, intrigante y crudo thriller de espionaje, con un ambiente muy inquietante y una Lawrence increíble y dispuesta a (literalmente) todo. Medianamente buena pero bastante irregular, pero si os gusta especialmente este género como a mi, creo que disfrutaréis con ella.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.