GOLDEN KAMUY, de Satoru Noda

 

 

Título Original:
Gōruden Kamui (ゴールデンカムイ) 
Sello
: Shueisha
Género
: Seinen
Mangaka
: Satoru Noda
Publicación Japón
: Ago. 2014 – Actualidad
Public. España
: May. 2017 (Milky Way Ediciones)
Valoración
: En busca del mapa del tesoro /10

 


Cada año que pasa me alejo un poquito más del cómic mainstream americano o pijamero gracias a otras obras ajenas a ese mundo que tienen mucho que decir. Historias con nuevos puntos de vista, con personajes que se salen de la norma o estilos  artísticos con personalidad propia. No me gusta lo clónico, es por eso que también huyo del género shonen, pues es la misma gallina, pero en otro corral. Con esta mentalidad, era cuestión de tiempo que terminara encontrándome con el manga del que os voy a hablar hoy. Preparad los cuchillos y una rebequita, que refresca, porque hoy toca…

GOLDEN KAMUY
de Satoru Noda

Tras acabar la Guerra Ruso-Japonesa, muchos de los victoriosos nipones que fueron al frente se quedaron sin oficio al volver a su país, ya que la paz se había instaurado en un país que se afianzaba como potencia mundial. Uno de ellos fue Saichi Sugimoto, un antiguo soldado apodado como “El Inmortal“, que tras regresar de la contienda se dedica a buscar oro en los ríos de Hokkaido, al norte de Japón. Pero no será nada fácil, pues la fiebre del oro en el país del sol naciente había pasado hacía ya muchos años, por lo que es prácticamente imposible encontrar el dorado mineral. No obstante, un día se acerca al río un hombre borracho y le cuenta una extraña historia: hace muchos años, uno de los mejores ladrones del Estado había conseguido robar una cantidad ingente de oro a la vieja tribu Ainu, local en aquella zona, y que al ser detenido y encarcelado, había decidido tatuar en el cuerpo de varios presos el mapa en el que se encuentra el gran botín. Lo que en un principio parece una sarta de divagaciones ebrias, pronto se descubrirá que es verdad y Saichi no dudará en hacerse con el tesoro cazando a cada uno de los presos escapados.

Asirpa en acción.

Conforme escuché la trama del cómic, no dudé un momento en echarle un ojo y empaparme bien de su historia. Y no me arrepiento. Más allá de la historia principal llena de acción y con toques crudos dignos de una cacería, Satoru Noda decide profundizar en temas tan desconocidos por un occidental como son la cultura ainu, las costumbres japonesas arcaicas o el conocimiento sobre la fauna y flora que rodea a los personajes. Y sí, lo digo en plural porque pronto conoceremos a Asirpa, hija de uno de los ainu que fue asesinado para robar el oro de su tribu. Junto con Saichi hará un tándem perfecto, aunando conocimientos y formas totalmente distintas de percibir la vida debido a sus orígenes y edades. Porque olvidaos completamente de cualquier tipo de fanservice pajillero. Esto no es como Los Juicios Escolares en los que no dudan en hacer apología sexual con niñas de doce años. De hecho, si hubiese que encontrar algún símil con obras actuales, sería con Tragones y Mazmorras por su manera de explicar cada uno de los platos autóctonos ainu y el significado de sus palabras, siendo “kamuy” la traducción para “dios“.

Y si no eres de los que te gusta aprender cosas mientras lees un cómic, también estás de enhorabuena porque la trama principal tiene pinta de ser bastante turbia. Por lo pronto, Noda nos relata las pesadillas de nuestro protagonista, un tipo lleno de cicatrices y que ha mirado a los ojos a la Muerte más veces de las que él querría, pese a su juventud. Si le juntamos que la presentación del principal antagonista nos dejará con el culo torcido desde el principio, hacerse cábalas con las burradas que pueden llegar a suceder es de lo más normal. Porque nos encontramos ante una obra que es cruel y real como la vida misma, alejada de ese halo protector que exhume de cualquier desgracia a los protagonistas o a la gente que les rodea desde el primer momento y ahí es donde radica su encanto. Aparentemente no tiene nada de excepcional en comparación con otros mangas, con un arte bastante sencillo que, en ocasiones, adolece de ser la obra de alguien bastante novato. Pero ese toque de humanidad consigue sumergir al lector en su historia y lo atrapa de tal manera que es casi imposible no querer leer más.

Que comience la recolección.

La buena/mala noticia es que en España sólo se ha editado el primer tomo. Hay que dejar claro que la razón es porque Milky Way acaba de comenzar a publicarla en nuestro país, por lo que habrá que ir leyendo a cuentagotas esta historia que promete. Y mucho. También cabe añadir que la serie está inacabada actualmente, ya que Noda sigue tejiendo esta historia con cada uno de sus tomos. Siendo objetivos, esto puede terminar en un fracaso rotundo debido a que el autor se quede sin ideas o porque en la editorial le hagan estirar el chicle más de lo normal. Pero quiero creer que lo tiene todo pensado desde hace mucho tiempo y que nos encontramos ante una de esas obras que será recordada como una auténtica joya. Shueisha, por favor, dejad que el chaval haga lo que quiera.

En resumen, Golden Kamuy es un manga que no puedes dejar escapar. Algo nuevo y fresco que, con el punto a su favor de no ser pretencioso, consigue conquistar al lector desde el momento que pasa la primera página. Uno de esos cómics que deberíamos alegrarnos porque los publiquen en nuestro país. Así sí, cojones.

¡Nos vemos en la Zona!

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe