#ZZGodzilla: GODZILLA, de Roland Emmerich

Con motivo del estreno de la película, continuamos en Zona Zhero con
la Semana de Godzilla (#ZZGodzilla), que durante los próximos días os ofrecerá una entrada diaria dedicada al Rey de los Monstruos.

Título original:
Godzilla
Año: 1998
Director: Roland Emmerich
Guión: Dean Devlin, Roland Emmerich (Historia: Ted Elliott, Terry Rossio, Dean Devlin, Roland Emmerich)
Fotografía: Ueli Steiger

Reparto: Matthew Broderick, Jean Reno, Maria Pitillo, Hank Azaria, Doug Savant, Kevin Dunn, Michael Lerner, Harry Shearer, Arabella Field, Vicki Lewis, Al Leong.
Valoración: Espectáculo vs Cerebro / 10

Sinopsis: Las pruebas nucleares realizadas por los franceses en el Pacífico provocan la aparición en el océano de un gigantesco reptil mutante, que ha sido localizado tras atacar un barco de pesca japonés. Pero lo peor es que el monstruo es anfibio y saldrá del océano para dirigirse a Nueva York, en cuyas calles causará el pánico.

Dieciséis años antes de la película que se ha estrenado hace poco (cuya reseña podéis leer aquí), el Rey de los Monstruos ya pasó por las manos de Hollywood. Durante los meses previos al estreno, la campaña publicitaria creó una expectación brutal que luego no acabó de verse compensada con el resultado final, dando como resultado una taquilla bastante menor de lo esperado (pese a unas recaudaciones algo mejores en el extranjero) y unas críticas entre tibias y atroces. ¿Qué salió mal? ¿Hay virtudes en esta película? ¿Hacía falta más baloncestoPreparémonos, porque esto es mucho pescado que manufacturar.

Tras pasar por las manos de directores como Sam Raimi, Terry Gilliam y Jan DeBont, esta proyecto de Sony/Tristar acabó siendo dirigido por el que para muchos fue considerado en un principio una promesa dentro del mundo de los blockbusters: Roland Emmerich. Su control sobre la adaptación hollywoodiense del Rey de los Monstruos fue casi total, contando con colaboradores de anteriores películas suyas como Independence Day y Stargate. Y no dudó en darles un enfoque similar: personajes estereotipados hasta la caricatura, pornodestrucción, efectos especiales de órdago para el momento, sentido del ritmo y , como podéis ver aquí, una campaña publicitaria brutal.

Jean Reno le enseñará una valiosa lección sobre los chicles a Matthew Broderick.

Sin embargo, esta vez tiró de actores poco conocidos, siendo Jean Reno (el más famoso por aquel entonces) un agente secreto francés que trata de detener a Godzilla, dado que su patria es la responsable de crearlo; Matthew Broderick un científico bobalicón encargado de estudiar al bicho para el ejército norteamericano; Maria Pitillo la ex-novia periodista neoyorkina del personaje de Broderick; y Hank Azaria (sí, el de Los Simpson) un reportero idiota que acompaña a los protagonistas. Y no es que haya escatimado en palabras, es que sencillamente son así

Esta versión de Godzilla trata de que años después de unas pruebas nucleares en la Polinesia francesa, un reptil mutante de increíble tamaño se dirige a Manhattan, donde pretende anidar, dado que puede reproducirse sin necesidad de un un acto sexual con otro individuo de la misma especie. Es simple, y se podría haber hecho de maravilla, manteniendo el espíritu de drama catastrofista de la original, la sensación de terror, lo imparable de la criatura en cuestión. En lugar de eso, Emmerich entrega una versión con esteroides del tramo final de las segundas entregas de Jurassic Park y Alien. Más de un plano repite descaradamente escenas de esas películas. Hasta el diseño de la criatura se acerca más a los estilizados dinosaurios de Steven Spielberg que al titánico y pesado kaiju de las producciones asiáticas.

¡Dejadme en paz, con los de Isla Nublar no os pasabais tanto!

Godzilla I.N.O. (In Name Only, como fue bautizado por los fans más adelante) en más de un momento pretende apelar a la compasión del espectador, y prácticamente lo consigue, dado que es el personaje más interesante de la cinta… ¡imaginad a los demás! ¿Su motivación, y a la vez error? Existir y perpetuar su existencia. Es un fallo de la humanidad (bueno, más bien de los franceses), no tiene culpa de su situación. Quizá sea lo único loable de esta película: que al final la criatura sólo busca sobrevivir. ¿El problema? Que el señor Roland pasa de esos temas como de la m***da, cuando podría haber dado muchísimo juego. Y que en lugar de explorar esos aspectos de forma imaginativa, se centra en copiar superficialmente anteriores producciones similares.

A mitad de película, giro dramático mediante (con una cinta VHS de por medio…¡vivan los 90!), Nick Tatopoulos, el personaje de Broderick, se desentiende del ejército norteamericano. Los militares, pese a que él tiene pruebas de que la criatura ya ha anidado y se avecinan un montón de bebés lagartija, deciden relevar a Nick de su puesto científico e ignorar sus teorías, prefiriendo seguir con la estrategia de plantar montañas de pescado en medio de Nueva York.

Esto lleva a que Tatopoulos se alíe con los espías franceses que han estado desde el principio de la peli tras los pasos de Zilla (que no se merece el God), siendo tan franceses que en cualquier momento parece que vayan a sacar de debajo de la manga una baguette y una boina. ¿Su plan? Destruir el nido de la criatura y todos los huevos, misión a la que se apuntan sin pretenderlo Audrey y Victor (Pitillo y Azaria) . Lo cual nos lleva a… ¡Exacto! ¡Más pastiche con esteroides de momentos de Alien y Jurassic Park ! ¡Más pornodestrucción! ¡Corre que te pillo!

Los raptores vástagos de Zilla no dejan títere con cabeza.

Muerto el monstruo y su descendencia (¿en serio era tan difícil pensar antes lo de los jets?), la película acaba felizmente para todos. No, esperad… ¿Qué es eso? ¿Una escena post-créditos… antes de los créditos? Sí, los productores pensaban que una secuela sería viable, y dejaron como cabo suelto a una de las crías del nido, que se libraba de morir junto a sus hermanos. Sin embargo, debido al bajo interés de los productores, del público y de los dueños de las salas de cine, se desechó la secuela en favor de una serie animada que continuaba las cosas justo donde lo había dejado la película. Luego Sony perdió los derechos de Godzilla, que acabaron en manos de Warner Bros., dando lugar a la recientemente estrenada producción de Gareth Edwards, que en cierto modo ha redimido al Rey de los Monstruos en Occidente.

El Godzilla de Emmerich es entretenimiento. Pretencioso, falto de originalidad, vacío, y que desaprovecha todo lo argumental en favor de lo visual. Un intento fallido desaprovechado por manos incapaces de ver más allá de las explosiones y los tanques siendo aplastados.

Pero… ¿alguna virtud tendrá, no? Analicemos los resultados de las muestras recogidas, a ver si estas lombrices son como las de Chernobyl.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. Xades dice:

    No es ninguna maravilla de película, lo se, peeeeeeero a mi, al menos de pequeño me parecía super entretenida, así que le tengo un buen recuerdo, que no quiero quitar

  2. David dice:

    Es una mala película que mola como casi todas las de Emmerich que nunca se llevará un Oscar pero joder, como sabe lo que nos gusta.
    PD: lo de que Jean Reno era por entonces más conocido que Matthew Broderick es más que discutible.

    • David dice:

      Pues parece ser que Emmerich ganó un Oscar con Independence Day O_O

    • Matthew Broderick era bastante conocido en USA, pero Jean Reno lo era a nivel mundial por aquel entonces. Aparte de ser “el francés de las películas de acción USA”, en los años anteriores había hecho Ronin, Misión Imposible, León el Profesional o las dos películas de Los visitantes.

      No creo que sea atrevido decir que en 1998 era más conocido que Broderick que, si bien lo petó en la segunda mitad de los 80, demostró en los 90 que dotes actorales más bien pocas y registros aún menos. Y Jim Carrey se lo comía con patatas en la del tío del cable.

  3. Juanan Brundle dice:

    Yo recuerdo claramente la frase de mi padre: “Huevos, el francés este se está comiendo el mundo” jajajajajjaja

  4. jorge inostroza jara dice:

    Gareth Edwards deberían hacerse cargo de la 2da pelicula de ZILLA porque yo creo que el la podria haser mas interesante y mas emocionante , tambien yo creo que si hace una pelicula de zilla a zilla lo aria nose un poco mas alto como de 80 o 90 metros de altura y mas fuerte pero casi como con el mismo diseño que Roland Emmerich le dio desde un principio pero recordando que zilla tiene mas alta la velocidad y agilidad pero que Gareth Edwards le aumente un 30% o 40% la fuerza y resistencia + que zila pueda lanzar un rayo atomico de el hosico como lo hace Godzilla yo creo que si Gareth Edwards se hace cargo de la 2da pelicula de zilla le saldria estupenda y eso haria que salgan mas peliculas de zilla eso me gustaria que pasara algun dia .

  5. jorge inostroza jara dice:

    o que los japoneses se agan cargo de zilla

  1. 31 Mayo, 2014

    […] ] Godzilla vs. Barkley  (Mike Baron & Jeff Butler, 1993), por Joe Runner. ― [ CINE ] Godzilla  (Roland Emmerich, 1998), por Juanan Brundle. ― [ CÓMIC ] Godzilla: The Half-Century War  […]

Deja un comentario, zhéroe