#ZZGodzilla: GODZILLA, de Gareth Edwards

Con motivo del reciente estreno de su nueva película, comienza en Zona Zhero la Semana de Godzilla (#ZZGodzilla), que durante los próximos días os ofrecerá una entrada diaria dedicada al Rey de los Monstruos.

Título original:
Godzilla
Año: 2014
Director: Gareth Edwards
Guión: Max Borenstein (Historia: Dave Callaham)
Fotografía: Seamus McGarvey
Reparto: Aaron Taylor-Johnson, Ken Watanabe, Elizabeth Olsen, David Strathairn, Bryan Cranston, Sally Hawkins, Juliette Binoche, CJ Adams, Richard T. Jones, Al Sapienza, Patrick Sabongui
Valoración: Gigantes en la balanza / 10
Sinopsis: Un monstruo marino prehistórico, que ha permanecido décadas aletargado después de que la humanidad tratara de destruirlo, se enfrenta a malvadas criaturas que, animadas por la arrogancia científica del hombre, amenazan la vida de la raza humana.

El Rey de los Monstruos vuelve a la pantalla grande, más grande que nunca, con un gran reparto, un gran presupuesto y grandes intenciones y ambiciones. Pero… ¿cumple como película? ¿Divierte? ¿Atrapa? ¿Emociona? ¿Asusta? ¿Funciona? Aquí en la Zona trataremos de responder a estas preguntas, para que vosotros, lectores, saquéis vuestras propias conclusiones. Y si opináis al respecto en la sección de comentarios, ¡pues mejor que mejor!

Cuando las virtudes aplastan los defectos
por Juanan Brundle


Muchos saldrán decepcionados tras ver esta película. La gente espera un Pacific Rim versión 0.2, dos horas de las cuales una entera se va en mostrar seres gigantescos peleando y arrasándolo todo a su paso. Un guión al servicio de los tortazos, una hinchazón de efectos CGI, tal y como muestran los trailers.  Sin embargo, de forma inteligente pero kamikaze a nivel comercial, Gareth Edwards ha preferido tirar por otro camino de forma quizá decepcionante para algunos, pero refrescante en última instancia.

Iré al grano: me ha gustado mucho esta película. Toma lo mejor del cine de monstruos más clásico y lo actualiza, mostrando todo un universo que puede o no explotarse en futuras secuelas (un gran punto a favor es que no padece del síndrome de serialización tan común actualmente en Hollywood). Pero la historia es lo que manda aquí, y no hay historia sin unos personajes que la hagan avanzar. Estos lo hacen de forma natural y fluida en general, haciendo que veamos todo el caos desde abajo, como espectadores en todo momento. Quizá le falte empaque al personaje de Aaron Johnson, pero protagoniza algunas de las situaciones más épicas de la cinta, él nos muestra el punto de vista de quienes tratan de plantarle cara a la situación. Por otra parte, Bryan Cranston sirve como excusa argumental para que veamos  cómo se destapa el monstruopastel, y Watanabe… Watanabe nos lo explica todo en lo referente a las criaturas cuando toca, y mira al horizonte épicamente, para que nos enteremos bien de qué va la cosa. El suspense manda en grave  detrimento del espectáculo puro, si bien los últimos veinte minutos son para quitarse el sombrero y clamar al cielo cual reptil ultraterrestre ante la pirotecnia que se despliega al final, apoyándose en todo momento en una sublime banda sonora y una fotografía que quita el hipo. El guión se toma muy en serio a sí mismo (¿demasiado quizá?), llegando a empachar en algún momento, como cuando se centra en las desventuras de Elizabeth Olsen bajo el caos mientras esta se preocupa por su marido, pero mantiene al espectador pegado a la butaca preguntándose qué pasará después, transmitiendo lo imparable de las fuerzas que se desatan en la película. Y por una vez, los militares no son reducidos a meros soldaditos que se dedican a bombardear ciegamente a los bichos de turno. Aquí tendremos que estar pendientes de su estrategia y de cómo la intentan llevar adelante, dado que las criaturas a las que se enfrentan tienen muy poco de convencional. Olvidaos de oleadas de tanques y jets atacando a los titanes, aquí al ejército le tocará ensuciarse las manos y comerse el coco.

Lo vemos poco, pero compensa de sobra.

Parece que todo me ha gustado, ¿eh? Pues no, ojalá. Lo primero, y más sangrante, es que la cinta desaprovecha tristemente en dos momentos muy puntuales lo que deberían haber sido unas secuencias de criaturas gigantes desatadas gloriosas, dejando una pronunciada sensación de coitus interruptus. Que sí, que me gusta mucho que hayan preferido el suspense a las explosiones, pero quizá los realizadores hayan pecado de pedantería en ese aspecto. Luego, que se muestre más a los enemigos de Godzilla que al propio gran G es algo que le pesa mucho a la película, dado lo impresionante que es su diseño, su rugido y su presencia en general. Ambas cosas pican bastante, e impiden que la peli sea tan redonda como debería haber sido.

Aún pese a los fallos mencionados, nos encontramos con una monster movie clásica y muy espectacular, con algún momento marcadamente icónico, que comienza a 0 y acaba a 100 logrando transmitir sensación de in crescendo continuo, y muy fiel al espíritu de tragedia catastrofista de la versión japonesa. Mi consejo es que bajéis las expectativas de pornodestrucción y disfrutéis del buen hacer que hay en esta película, que no es poco. Por cierto, han pasado cuatro días desde que la vi y aún tengo la banda sonora en la cabeza.

Godzilla, de Steven Spielberg Gareth Edwards
por Javi Escribano

Es difícil no salir decepcionado del Godzilla de Gareth Edwards basándose en las desorbitadas expectativas que se generalizaron tras el primer trailer. Este reboot no marca un antes y un después en el género, pero quienes esperaban eso deberían dejar de preocuparse por aspiraciones absurdas y disfrutar de lo que tienen delante. Godzilla es una película imperfecta, sí, pero es una producción palomitera muy solvente que no dejará indiferente a ningún fan del kaiju eiga.

Inesperadamente, la primera cosa que me vino a la cabeza mientras veía este Godzilla fue la versión de La Guerra de los Mundos de Spielberg. Son varios los aspectos que ambas tienen en común. Lo más importante, una dirección con muchísimo ritmo, muy concisa y directa, que no se va por las ramas con tramas o personajes secundarios que no llevan a ningún lado: si no es importante para la trama, no se le presta atención. Esto es bueno y malo a la vez. Bueno, porque hace que una película de dos horas se pase muy rápido, y malo, porque hace que una película de dos horas se pase demasiado rápido. Hay varios momentos que lo tenían todo para ser realmente buenos, pero por falta de interés o de presupuesto (o quizá ambas) se tratan muy por encima. Más grave aún, el monstruo del título aparece casi como invitado. Lo peor no es que salga poco, sino que el propio guión le deja muy de lado para favorecer a los MUTOs,  reencarnación con power-ups de la criatura de Cloverfield.

Los kaijus, si breves, dos veces buenos.

Eso sí, cuando por fin aparece, hace honor a su título nobiliario. Ciertamente, las críticas y reseñas no hacen honor a su enormidad. Y como Smaug en su Desolación, una sola criatura justifica de sobra el precio de la entrada. Cuanto menos se sepa del monstruo en cuestión antes de ver la película mejor. En este sentido, una sabia, aunque también tramposa campaña promocional ha sabido guardar la sorpresa, aunque a costa de hacernos creer que todo gira en torno a Gojira. Cuestión de gustos, aunque probablemente una película en la que Godzilla, este Godzilla, fuera la única estrella, habría contentado bastante más al personal. Lo que sí es destacable es la buena mano de Edwards en todo lo que no son monstruos. Al igual que en la mencionada Guerra de los Mundos, todos los acontecimientos de la película se ven a ras de suelo, a través de los ojos de la típica familia americana protagonista. No es que vaya a ganar un Oscar, y el guión está lleno de incongruencias (no demasiado graves), pero da la talla más que de sobra y los personajes no llegan a resultarles repelentes o cansinos al espectador.

Pero no quiero juzgar negativamente el producto final cuando sus virtudes pesan mucho más que sus fallos. A costa de realizar una película más compacta y atractiva a todo el mundo, Edwards evita mojarse demasiado, lo cual podría haber beneficiado o perjudicado el conjunto. Su Godzilla va sobre seguro, un entretenimiento muy correcto que cumple de sobra su objetivo. No es la película que esperaba, pero es más que suficiente y me deja muy satisfecho. Y ojalá solo sea el comienzo.

¿Qué conclusiones podemos sacar de esta película? La primera, que está lejos de ser perfecta. La segunda, que está bien claro por qué no lo es. Decepcionará a muchos, encantará a otros. Siempre está claro que a veces lo que a unos nos arruinaría una película, a otros les da igual dentro del conjunto. Bisturí en mano, os dejamos con lo que sacamos en claro tras diseccionar el renacimiento cinematográfico de Gojira.

Y hasta la próxima entrega de la Semana Godzilla (#ZZGodzilla).

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

14 Respuestas

  1. Lady Ababwa dice:

    A mí la película me ha encantado. De principio a fin, además. Iba con las ideas un poco dispares después de las críticas, pero al final he salido del cine con una sensación maravillosa que pocas veces he tenido.

    A ver, ¿quieres ir a ver una película de profundidad inimaginable, trama rebuscada y complejos giros argumentales? Pues no pagues por ver ‘Godzilla’. Pero si lo que vas a es a ver monstruos pegando petardazos, ésta es la tuya. A mí me faltó aplaudir en las escenas finales de batalla, y, aunque pienso que el prota tiene un poco una flor en el culo, me ha encantado cómo lo han llevado todo. Me gusta que le hayan dado un poco más de importancia al por qué, y menos a las hostias gratuitas tipo ‘Pacific Rim’ (que, ojo, me encantó).

    La expresión de Watanabe a lo largo del filme me ha dejado estupefacta. Me encantaba su cara de “oh, dios, está pasando” constante, y los efectos especiales de la película ya ni te cuento. Me ha gustado que hayan respetado al monstruo en sí. Yo no sé una mierda de Godzilla, os lo admito, pero sí que lo tengo en mente como el bicho mítico que arrasa Japón. Esa imagen todo el mundo la conoce, y para mí le han tomado el respeto que se merece. Sí que he echado en falta más minutos de waaaarg, y puuuum, y ¡hostia, puta!

    Y ya me callo, que parece que la reseña la esté haciendo yo. Me ha encantado la vuestra chicos, y coincido con vosotros en más de un punto ^^

    ¡Un biblio-beso! ♥

    • Gracias Ángela :D La verdad es que no es la peli que me vendieron, pero sí una que me encantó ver. Yo eché en falta mayor cantidad de hostiejas entre los bichos, pero en si el conjunto es muy positivo.

  2. doctorindy dice:

    Mis expectativas con la peli se resumen en: AY, NO SÉ. Veo muy factible que no me guste un pimiento, y me iba agarrar un cabreo…

    P.D.: Este formato de críticas mola que te cagas, tía.

  3. Yo sigo en mis trece. Opino que la película desaprovecha demasiadas cosas y ahonda en una insulsa y empalagosa trama de drama familiar extensa EN DEMASÍA. En cambio sí que me encantó la última hora del filme, que conste. Me encantó mucho. Pero como que luego haciendo balance… no me compensa. Pero chicos, me encanta leeros y leer opiniones diferentes a la mía o que hablan desde otra perspectiva.

    ¡Ánimo! <3

  4. Xades dice:

    No he visto la peli aun, pero informo que el señor Gareth Edwards dirigirá el primer Spin-Off de Star Wars, que se estrenará en el 2016 ¿Posible película sobra el Rancor?

  1. 20 Mayo, 2014

    […] viernes se estrenaba en Estados Unidos el filme de Gareth Edwards que mis compañeros reseñaban ayer, Legendary decidió publicar un cómic que ejerciera de precuela espiritual de la película, […]

  2. 21 Mayo, 2014

    […] años antes de la película que se ha estrenado hace poco (cuya reseña podéis leer aquí), el Rey de los Monstruos ya pasó por las manos de Hollywood. Durante los meses previos al […]

  3. 22 Mayo, 2014

    […] Godzilla, la original, la primigenia, la engendradora de un género cinematográfico (Kaijū eiga), la alumbradora de una franquicia con 60 años ya, que no deja de crecer y que comprende desde cine hasta videojuegos, pasando por comics y merchandising de toda índole, madre de un icono, una referencia cultural absoluta, en definitiva, un mito con todas las de la ley que vuelve a resurgir en los cines en la película que se estrenó la semana pasada (cuya reseña podéis leer aquí).  […]

  4. 24 Mayo, 2014

    […] sus orígenes en el Tokyo de 1954 hasta su más reciente iteración culminada en la San Francisco de 2014, Godzilla se ha enfrentado a innumerables monstruos, reales y metafóricos, originando una galería […]

Deja un comentario, zhéroe