GHOST IN THE SHELL, el manga de Masamune Shirow

¡Cibernéticos saludos, zhéroes!

Por fin se va a estrenar la película live-action de Ghost in the Shell y en Zona Zhero queremos celebrarlo de una forma muy especial.

Estos próximos dos días publicaremos reseñas del manga y el anime que inspiraron a los guionistas del próximo film que protagonizará Scarlett Johansson, para terminar el jueves con la reseña de la misma película. Esperamos que los siguientes artículos os sirvan de guía de cara al estreno o que, al menos, os haga acercaros a uno de los grandes títulos del cyberpunk.

Hoy comenzamos con el origen de todo. El manga que creó las bases de una historia que crecería todavía más con el paso de los años, hasta convertirse en lo que es ahora. Bienvenidos al Japón del año 2029. Bienvenidos a…

GHOST IN THE SHELL
de Masamune Shirow

 


Título original:

Kōkaku Kidōtai
(攻殻機動隊)
Editorial: Kodansha
Género: Seinen
Mangaka: Masamune Shirow
Contenido: Ghost in the Shell #1-8 (May. 1989 – Nov. 1991)

Publicación Japón: Febrero 2017
Public. España: Marzo 2017 (Planeta Cómics)
Valoración: Filosofía cibernética/10

 

En un futuro cercano, la sociedad nipona no dista en demasía de la actual salvo por una cosa: la mayoría de sus ciudadanos están informatizados. No nos referimos a que tengan una excelente disponibilidad a la red de redes, sino que casi todos los seres humanos pueden conectarse a una especie de web etérea en la que compartir información. De hecho, el ghost o alma no es más que una cantidad de datos intangibles que marcan nuestra personalidad y que se pueden subir a la nube, haciendo que la representación física del ser sea una mera coraza indiferente. Pero no sólo las personas han ido adaptando sus cuerpos a la mecanización o informatización digital, sino que se han desarrollado robots que poseen una IA muy avanzada, haciendo que sea prácticamente imposible discernir entre máquina o humano.

No obstante, los problemas siguen siendo los mismos. La corrupción, los asesinatos o los robos nunca pasan de moda, independientemente de si eres 100% humano o un híbrido entre un microondas y el Dioni. Es por ello que la Sección de Seguridad Pública #9 es la encargada de todos los temas en los que se vean envueltos casos de criminales tecnológicos o terroristas cibernéticos. Daisuke Aramaki es el jefe de dicho grupo de operaciones, el cual es comandado por la Mayor Motoko Kusanagi. Nos encontramos ante el comando más letal y preparado de Japón, los cuales irán resolviendo todos los casos de manera efectiva hasta encontrarse con el Marionetista. Este extraño ser tiene la capacidad de duplicar su personalidad en distintos cuerpos, alegando que se trata de un ser sintiente y, por lo tanto, humano. Es a partir de este encuentro en el que nuestra protagonista comienza a actuar de manera errática y se nos plantea el tema principal de la obra: ¿qué nos convierte en seres vivos?

Ahora me ves, ahora no me ves…

Sé que mucha gente cree que este es el leitmotiv del manga, pero en realidad Masamune Shirow no comienza a explotar esta idea de forma directa hasta la mitad de su obra. Al principio sólo se nos muestra unos pocos casos en los que el equipo de Kusanagi se ve implicado, mostrándonos a cada uno de los miembros de la banda y consiguiendo narrar la historia desde una perspectiva mucho más grupal. Es por ello que al principio Togusa, Bato, Saito, Ishikawa, Boma o los Fuchikoma aparezcan incluso más que la protagonista durante la primera mitad de la historia. Se nota bastante que al principio Shirow se encontraba tocando teclas, ya que tenía que conseguir vender su serie al público para afianzarse y poder contar todo lo que vino después. Es por ello que el alto contenido en humor y caricaturas contrasta con la seriedad y profundidad de la trama que se fragua a partir de la primera mitad.

La fuerte influencia del esoterismo cyberpunk de William Gibson es palpable en todo momento. El mangaka se apoya en las nuevas tecnologías para explicar algo que siempre se ha relacionado con lo espiritual o religioso, tocando temas sobre el más allá, la reencarnación o la muerte. El uso de una matriz como si de una red digital y accesible a la humanidad de forma directa es algo que ya se usó en la novela de Neuromante y que, años más tarde, también se utilizaría para la película de las hermanas Wachowski, The Matrix. El tema de la inteligencia artificial como paso previo a la concepción del ser es demasiado amplio en la obra, dejando puertas abiertas a muchas opciones. No sólo se centra en el caso de Kusanagi, ambiguo como mínimo, sino que también toca temas sobre la identidad, la sociedad alienada y el tráfico de influencias en base a todo lo que rodea este sistema. Puede que nos encontremos ante una obra de ciencia ficción, pero son situaciones que actualmente se dan en nuestra sociedad o que no se ven tan lejanos e imposibles.

¡Paquete urgente!

En España ha habido cierto revuelo con la nueva edición que Kodansha ha cedido a América y Europa. Por lo visto, Shirow ha decido quitar ciertas páginas en las que veíamos a nuestra protagonista teniendo relaciones sexuales digitalizadas con dos chicas, debido a que no aportan nada al cómic. Estas páginas las podemos encontrar en la edición antigua de Planeta DeAgostini (que se tituló Patrulla Especial Ghost), la cual también sufrió algún corte del autor para agilizar la historia y que se editó a partir de la versión americana, con orden de lectura occidental. En mi opinión, me es indiferente que se quiten o se dejen las páginas de sexo. Es cierto que no influyen en la historia y, además, chocan un poco con la Kusanagi que intenta crear a mitad de obra. Me parece totalmente respetable que el creador de Appleseed vea necesaria la exclusión de éstas. Mientras que Planeta nos traiga la nueva versión, yo encantado.

Cabe recordar que este sólo es el primer volumen de Ghost in the Shell. Después hay dos más que harían crecer el nombre del título hasta nuestra actual fecha, pero todo fue gracias a los cimientos de este primer manga. Dadle una oportunidad a esta obra maestra, pero no busquéis parecido con la película. Y si queréis saber más, estad atentos a los próximos días o clicad en #Ghostzz.

¡Nos vemos en la Zona! 

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. arkhamkaveli dice:

    Una señora reseña, jefaso ¡Cómo para no hacerte caso! y no hay nada como un empujoncito de la Zona para leer (¡por fin!) un clásico y me ha resultado absorbente de principio a fin. Crecí con la película y tenía pendiente esta lectura y da gusto ver que ambos productos son, siendo diferentes en muchos aspectos, obras maestras. Sobre la reseña qué decir.

    • Joe Runner dice:

      Muchas gracias, compi. A mí el manga me ha parecido una relectura cojonuda, porque creo que gracias a ella me gusta todavía más que el anime por el protagonismo coral y, como bien dice la jefa, los tachikomas. Pero no quita que todo lo que rodea al título sea de una calidad innegable. Casi tanto como los componentes de esta página, que valen quilates.

  1. 4 Julio, 2017

    […] El guión trabaja enteramente para mostrarnos la sucesión de imágenes perfectamente recreadas del cómic (Masamune Shirow) o de su anterior versión en el anime del mismo nombre, “Ghost in the Shell” (Mamoru […]

Deja un comentario, zhéroe