FAITH, de Jody Houser, Francis Portela y Marguerite Sauvage

 


Título original
:
Faith: Hollywood and Vine TPB
Sello: Valiant Entertainment
Guionista: Jody Houser
Artistas: Francis Portela y Marguerite Sauvage
Colorista: Andrew Dalhouse
Contenido: Faith #1-4 (Ene. – Abr. 2016)
Publicación USA: Julio 2016

Public. España: ¡Próximamente! (Medusa Cómics)
Valoración: ¡Valiant mola! (Parte I)/10

 


Tenía muchas ganas de ponerme a escribir algo de Valiant. Muchas. Mi primera idea al meterme en este berenjenal de juntar palabras era alejarme todo lo posible de Marvel y DC para disfrutar de lecturas (de calidad) que no tuvieran detrás un complejo ramaje de miniseries, one-shots o volúmenes anteriores para entender todo lo que te pretendían contar. Sólo quería divertirme libremente con una lectura que me pareciera, a priori, interesante. Probar y ya. Deshacerme del lastre de la continuidad y su complejidad, si se entiende así mejor, y en Valiant, una editorial que se reinició por completo y volvió a sacar su primer cómic en 2012, tenía la oportunidad perfecta.

Faith Herbert se ha mudado a Los Angeles, California, tras abandonar su anterior vida de superhéroe, su grupo y a su novio Torque, que ahora prefiere vivir a base de reality shows. Ella quiere algo más, algo que la llene como persona y, cómo no, como heroína al servicio del ciudadano, simplemente porque es lo correcto. Para ello no duda en hacerle un guiño al mismísimo Superman manteniendo una identidad secreta bajo el falso nombre de Summer Smith, una redactora de una revista web donde nada con alguna que otra dificultad. Pero la vida heroica en solitario que busca dará un giro peligroso cuando, con la ayuda de Ax, un viejo compañero de los Renegados (algún día contaré todo eso) y amigo, empieza a investigar unas misteriosas desapariciones de potenciales psiots (personas con poderes como ella). Aquí comienza mi andadura en Valiant y aquí os presento a…

FAITH
de Jody House, Francis Portela y Marguerite Sauvage

Una historia de manual con su principio, su desarrollo y su final solucionado y cerrado, donde lo mejor radica en su simpleza. Una historia de apenas cuatro números que se sustenta en el carácter de su protagonista. Sin ella, sin su forma de ser, su positivismo y sus ganas de hacer las cosas bien esta historia no habría sido la misma. Sin ese humor friki, sus referencias a la cultura pop y todo ese buenrollismo que desprende, todo habría quedado insulso. En una historia del montón de las que, por ejemplo, DC tiene en la palestra. Valiant acierta de pleno potenciando un personaje femenino alejado por completo del florerismo heroico, de enseñar por enseñar y de posturas a lo Dick Grayson.

La historia transcurre a una buena velocidad y aunque al principio parece que cuenta poco o incluso se estanca, es en el tramo final donde coge carrerilla y va desgranándose dejando a la vista lo que en un principio permanecía oculto y que el guionista sabía hasta cuándo esconder. Un punto donde Zypher tendrá que dejar de lado sus miedos e inseguridades ante su nueva vida y sacar lo que lleva dentro. Un guión plagado de detalles, de piezas del universo Valiant actual y que encajan perfectamente en éste.

Vecinos, esas adorables personas.

No me cabe ninguna duda que Faith ha entrado a formar parte de ese selecto grupo de buenas historias donde los personajes femeninos son los protagonistas por méritos propios como la actual Batgirl, Ms. Marvel, Chica Luna o incluso Leñadoras. Una corriente que más de un hater tachará de oportunista, de artificial o de modernez pijamera para aumentar ventas y que en realidad es ni más ni menos que un potente LED en un solar oscuro en esto del noveno arte. Aquí hay calidad y un personaje con mucho fondo y al que le queda mucho por ofrecer aún. Que no os confundan.

La señorita Herbert conecta con el lector de la mejor forma posible: sin rodeos y sin la necesidad de apoyarse en otros personajes perdiendo su importancia. Justo lo contrario, deslumbra luz y sencillez y esa mezcla es lo único que le hace falta y todo lo que le rodea es secundario. Importante, si, pero secundario. Valiant sabe lo que hace y buena cuenta de ello no es sólo esta serie sino el enfoque y el cariño con que está haciendo todo.

Perretes, gatetes y arco iris. ¿Dónde está mi unicornio?

Ese toque actual mismarveliano de Kamala Khan con olor a Miles Morales y un fuerte sabor al Peter Parker torpón y primerizo de sus primeras historias, y todo eso con los valores morales del mismísimo Batman. Un ser humano por encima del héroe. De ese ser superior que vuela y se siente poderoso mientras los corrientuchos de a pie como nosotros vivimos y, en muchos casos, sobrevivimos al día a día. Jody Houser huye de esto último y continúa con los valores que hicieron que Faith se ganase el cariño de los lectores cuando inició su andadura como la heroína Zephyr en la serie Harbinger, guionizada por Joshua Dysart, donde ésta formó parte de un grupo de psiots, los Renegados de Pete Stanchek. Es imposible no sentirse cercano a un personaje que sabe volar y crear un campo de fuerza pero que le tiene miedo a su jefa y tiene por toda la casa (¡hasta en el baño!) alguna figurita o algún cómic. Una geek con poderes. Una mujer hecha a sí misma, llena de dudas, si, pero decidida a comerse el mundo cada vez que se despierta por las mañanas.

Y el encargado de ilustrar esta historia es el español Francis Portela, dibujante que cruzó el charco para trabajar tanto en Marvel como en DC y que también ha hecho trabajos para Dark Horse. Un autor muy correcto con un dibujo limpio y claro que hace uso de composiciones cuadriculadas y de viñetas amplias, todo eso potenciado por los colores de Andrew Dalhouse. El trabajo del colorista le viene como anillo al dedo no sólo al dibujo de Portela sino al carácter del personaje. Unos tonos apastelados en la mayoría de viñetas y sin abusar nunca de tonalidades bruscas creando una simbiosis perfecta. Como complemento tenemos las páginas dibujadas por Marguerite Sauvage que recrean las ensoñaciones de Faith, un estilo más cartoon y apastelado si cabe.

¿Qué haría Batman?

Faith es una serie corta, intensa y muy divertida con una protagonista que se hace querer.
Un primer volumen integrado perfectamente en el universo Valiant y del que incluso me atrevería a recomendar como primera lectura de la editorial. Habrá algunos detalles que no entendáis del todo pero para eso sólo tenéis que embarcaros en sus otras series para ir encajando piezas y completando el puzzle. Y ya si os digo que hace escasos días Medusa Cómics adquirió los derechos, tras dejarlos Aleta, y a partir de esta primavera apostará muy fuerte trayendo varias series en diferentes formatos (Faith será en grapa y yo ya estoy dando botes de alegría), no tenéis excusa que valga y Medusa lo sabe.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. tex mex dice:

    Hola, soy el creador de internet. Y de la letra z. Tu quien eres?

Deja un comentario, zhéroe