#EspeZZialWW – BATMAN’66 MEETS WONDER WOMAN’77, de Jeff Parker, Marc Andreyko y David Hahn

¡Maravillosos saludos, zhéroes!

Una vez se ha estrenado la película, de la que nuestro Sr. Escribano nos dejó una increíble reseña sin spoilers, y se ha desatado (cómo no) la controversia sobre el quién, cómo, cuándo y por qué del rodaje, arranca nuestro #EspeZZialWW. Porque la razón por la que estamos todos aquí es la que encierra el origen de la esencia de estos personajes que inundan las pantallas de cine: los cómics.

Durante esta semana os estamos dejando unas cuantas obras sobre la Mujer Maravilla que, por unas razones o por otras, no os podéis perder. 

Sin más dilación, vamos a ello, ¡por Themyscira!

 



Título original
:

Batman ’66 Meets Wonder Woman ‘77 #1-6

Sello: DC Comics
Guionistas: Jeff Parker y Marc Andreyko
Artista: David Hahn
Entintador: Karl Kesel

Coloristas: Roberto M. Flores y Madpencil Studio
Contenido: Batman ’66 Meets Wonder Woman ’77 Digital Edition #1-12 (Nov. 2016 – May. 2017)
Publicación USA: Mar. – Ago. 2017
Publicación España: Posiblemente (ECC)
Valoración: Los ’60 + los ’70 = ¡over 9000! /10

 

Las aventuras retro en DC Comics siguen engordando el catálogo de la editorial a base de buenas historias. Si el pistoletazo de salida lo dio Batman ’66 y le siguieron cruces con Green Hornet, The Man From U.N.C.L.E. o Steed & Mrs. Peel, fue inmediatamente después la princesa de Isla Paraíso la que obtuvo serie propia encarnada en la popular amazona televisiva de los setenta con Wonder Woman ’77 y un posterior cruce con The Bionic Woman, acabado recientemente. La mayoría miniseries donde la única pretensión era traer de vuelta esa acción tan honesta. Aquí, el encuentro no puede ser más afortunado, ya que son dos pesos pesados de la trinidad deceíta los que colaboran juntos formando parte de una historia algo más seria y adulta que todas las demás.

Todo comienza tras el robo de Catwoman, contratada por la mismísima Talia al Ghul, de unos misteriosos libros antiguos, y la posterior captura de la villana por parte de Batman y el Chico Maravilla. Aquí se destaparán los malévolos planes de la Cabeza del Demonio y padre de Talia, Ra’s al Ghul y será Batman, con la imprescindible ayuda de Wonder Woman, los que tendrán que lidiar con el villano mientras forjan una amistad y una admiración mutua que empezó, sin ellos saberlo, hace mucho, mucho tiempo. Sacad las onomatopeyas más rocambolescas que es el turno de que Adam West y Lynda Carter empiecen a soltar mamporros en…

BATMAN ’66 MEETS WONDER WOMAN ‘77
de Jeff Parker, Marc Andreyko y David Hahn

¿Qué haces, Diana, cosas nazis?

No he encontrado mejor cómic para el #EspeZZialWW que uno que se cruza en el camino de mi Batman favorito. Adam West fue un Batman diferente a todos los demás. Nunca hubo intención de que cargara con el peso del mundo sobre sus hombros ni que la muerte de sus padres fuera el leitmotiv de su vida bajo la máscara. El Batman televisivo era ante todo un buen ciudadano y un mejor héroe. Pero en esta historia, ese distendido encapuchado que bebía zumo de naranja y bailaba, va más allá cruzando límites que nunca vimos en la serie de televisión y que tendrá a Diana como una aliada y amiga que le recordará por qué hace lo que hace. Una decisión arriesgada que mejora si cabe todo el conjunto, pero vayamos por partes.

Enérgica, ingeniosa y fiel, esta historia es una clase magistral sobre cómo divertirse haciendo (y leyendo) cómics. El equipo creativo entiende en todo momento a los personajes, introduciéndolos en una historia que abarca décadas y que emplea una construida trama mucho más profunda a nivel personal entre sus protagonistas de lo que cabría esperar si se conoce el estilo descarado original. Aquí cada uno sufre su propia evolución pero sin excesos, este no es el Batman de Nolan ni la Wonder Woman de Patty Jenkins, por poner un ejemplo reciente. Todo sin descuidar el tono camp, las expresiones desmesuradas y esos cliffhangers que penden de un hilo. Una combinación que acaba resultando ser muy natural y fluida.

Mitología ¡Y un spray repelente anti-cíclopes!

Parker y Andreyko organizan minuciosamente todos los acontecimientos para que se vayan ensamblando sin dejar fisuras pese a la disparidad de años entre los personajes principales, reforzando el pasado en los años cuarenta con un flashback que sienta las bases de la historia y que resulta muy creíble y culminando en los setenta, dejando incluso una puerta abierta para su continuación. Todo muy ordenado, sin huecos aparatosos o momentos tediosos que frenen la aventura. Aquí no hay pausas ni tiempos muertos. Toda una crónica superheroica con cierta moraleja y un mensaje inspirador que hace de Diana un elemento vital en la historia y en el propio Bruce Wayne.

Un entretenimiento lectivo que mi compañero Joe Runner explicó perfectamente en su reseña de Bandette cuando dijo que “no existe edad en la que encasillar esta obra, ya que a todos nos gusta la acción sana. Esa en la que pueden haber disparos, persecuciones en moto o amenazas de muerte, pero que nunca llega la sangre al río, funcionando de pirotecnia argumental que consigue que sigamos devorando el cómic. Aquí, aunque la amenaza parece más real de lo que estamos acostumbrados ya que se arriesgan introduciendo un enemigo tan mortal pero que nunca llegó a formar parte del elenco del murciélago de los sesenta como Ra’s al Ghul, nunca llega a materializarse de forma peligrosa siendo el propio recorrido y el compañerismo entre héroes lo que lo convierte en un buen cómic.

Un batmóvil setentero total.

David Hahn es toda una loa a la sencillez. Un trazo que sin ser limpio del todo, sí es muy armónico y en consonancia a la estética que se espera de un cómic así. Con viñetas amplias (que siempre suelo agradecer) y que pese a determinados rostros un poco esbozados, deja una sensación muy agradable y con claros matices al estilo pop de Mike Allred, autor que aquí se encarga de las portadas de todos los números junto a los colores de su mujer Laura. Pero el motor que gráficamente impulsa la obra son sin duda los colores tan vivos de Roberto M. Flores y Madpencil Studio, que se reparten el trabajo a lo largo de los doce números y que casan a la perfección. Colores rotundos y brillantes, y en su mayoría de sombras sencillas, que te transportan a la psicodélica época donde se desenvuelven los protagonistas. En ningún momento diferencias de quien es cada trabajo y es de agradecer que en historias relativamente cortas y con varios involucrados en las mismas áreas creativas, sea la homogeneidad la predominante dejando un acabo sólido, colorido y vivaz.

Los primeros planos tienen los trazos justos para recordar a los actores que encarnaron a cada personaje, así que podemos reconocer fácilmente a Adam West, Lynda Carter, Burt Ward o, atentos al detallazo, ¡A Julie Newmar, Lee Meriwether y Eartha Kitt como Catwoman! Porque se toman la libertad de usar a las tres actrices para el mismo personaje dentro del cómic ¿No es maravilloso? Mención especial a la estética setentera en trajes, vehículos y lugares, donde se puede apreciar el cuidado con el que los guionistas han elaborado todo. Si a todo eso le sumamos que crean para la historia sucesos futuros tan verosímiles y lógicos como divertidos, ya lo tenemos todo. La veteranía de Jeff Parker, guionista de todos los números de Batman ’66 y de la miniserie antes mencionada Batman ’66 Meets The Man From U.N.C.L.E., se hace notar y es que el mimo con el que están dispuestos tanto héroes como villanos y el papel que desempeña cada uno para que todo cuadre y no desentone, es maravilloso.

No es la Liga de la Justicia ¡Es MUCHO mejor!

Este encuentro entre dos personajes que marcaron una época televisiva para el recuerdo, acaba resultando una lectura fabulosa para amantes de la serie de televisión y más que entretenida para cualquier lector que solo quiera pasar un buen rato ya que no hay lugar para el aburrimiento. Un producto que, pese a lo que se pueda pensar, va un poco más allá del tono desenfadado y estridente. Un soplo de aire fresco entre tanto evento “que cambiará todo para siempre” que sin dejar de ser retro es una lectura actual en toda regla.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe