#EspeZZialHomecoming: TENGO ALGO QUE DECIR

¡Hemos vuelto, zhéroes!

¡Y el Hombre Araña también! Y qué mejor que volver al trabajo juntos con este #EspeZZialHomecoming, en el que, además de la súper-crítica sin spoilers de nuestro Alberto Fassbender sobre la peli, os hemos ofrecido durante toda la semana reseñas y artículos sobre cómics relacionados con este nuevo-pero-no Spider-Man. Pero no nos enredemos más en las telarañas que todavía tenemos algo que decir.

¡Saludos de vuestros amigos y vecinos de la Zona!

NUESTRO AMIGO Y VECINO SPIDER-HOLLAND
Por Fernando Aguilar

Podría perfectamente resumir la película con una de las cosas más odiosas: las comparaciones, pero que, en este caso, considero de vital importancia dada la diferencia de enfoque entre su inicio cinematográfico allá por 2002 y su regreso, ni más ni menos que diez años después con The Amazing Spider-Man. Esta nueva entrega del trepamuros se sitúa muy por encima de las protagonizadas por Andrew Garfield y un escaloncito arriba de la trilogía de Sam Raimi (y no, el bailecito de Tobey Maguire no ha sido decisivo). Una cinta directa, sin florituras y divertida en todo momento.

Está claro que la película de Jon Watts tiene mucha ayuda de su hermano mayor: nueve años de un efectivo y rentable universo cinematográfico donde Marvel y Disney han sabido solidificar hasta la pieza más pequeña. Y que incluso aquí se atreven a incorporar a Iron Man como mentor y enlace directo con los Vengadores. Todo un acierto, sin duda, como el no abusar de la presencia de Robert Downey Jr. Pequeñas dosis entran mejor. Pero que como película por sí sola funciona que da gusto ya que respira una frescura que las dirigidas por Marc Webb no llegaron a transmitirme.

El efecto Peter Parker es total y la implicación de Tom Holland está de manifiesto de principio a fin. Es cierto que se vislumbran muchos destellos del arácnido del universo Ultimate pero, ni por asomo, lo es. Una acción al nivel del personaje, que va evolucionando claramente y con un humor muy característico (y para nada exagerado) con unos personajes que saben a qué nivel colocarse para que nadie sobre (aunque echo de menos algo más de cercanía con la tía May, cosas mías) la convierten en todo un blockbuster que lejos de ser perfecto no aburre en las poco más de dos horas que dura. ¡Pero aquí no queda la cosa! Michael Keaton se marca un papelazo a base de ambición y rencor haciendo que un enemigo como el Buitre acojone a todos los niveles imaginables. Haber sido Batman ayuda (por supuesto). ¡Ah! Y para los más atentos, y como no podía ser menos, llenita de guiños, que Marvel también sabe lo que nos gusta.

SPIDER-MAN EN LAS REDES DE MARVEL
Por Carlos Playbook

Homecoming es una excelente película del Universo Marvel, una notable mezcla de casi todos los elementos que hacen grande a este personaje y una buena película de Spider-Man. Pero, ante todo, es un producto fresco, divertido, de ritmo trepidante y con suficientes aciertos para contentar al más escéptico de los espectadores. Pese a no ser la mejor película del personaje, la sombra de Raimi es alargada, sí que tiene al mejor Peter Parker que hemos visto en pantalla, enorme Tom Holland, es la que tiene un humor más acorde con el espíritu del personaje y, siendo de largo el mejor momento del film, regala a los fans del personaje el mejor homenaje posible a uno de los momentos más míticos de su carrera, incluido el célebre Snap! de TAS2, lo único bueno de ese bodrio. (Lo siento, si hablo de Spider-Man en el cine tengo que darle un palo a esa peli).

Pese a todo no es oro todo lo que reluce en Homecoming. El clímax me pareció algo flojo, con una pelea final bastante confusa, cuyo desenlace me dejo muy frío, y la caracterización de algún secundario (sí, Flash, te estoy mirando a ti) es un error demasiado grande para pasarlo por alto. En este caso no estoy diciendo que la elección de personajes y su correspondiente casting me parezca mal (al final ya te da igual que los personajes cambien de sexo/raza) sino porque es, de largo, el que menos se parece a su homónimo en los cómics y sus intervenciones carecen de gracia y de sentido por igual. Otro de los puntos flacos es que se echan en falta algunos aspectos del personaje como uno de sus poderes más característicos y los momentos de balanceo por la ciudad a los que tan a menudo nos tiene acostumbrados el lanzarredes. También noté que le faltaba algo más de acción, sensación agraviada por el hecho de haber visto todos los tráilers de la peli en los que finalmente acaban por aparecer casi todos los momentos de acción. A pesar a la masiva información que ofrecían los tráilers (algo de lo que no es necesariamente culpable la cinta per se, pero le acaba afectando) la peli sabe guardarse tres momentos de gran impacto. No desvelaremos ninguno pero sí que el primero sorprende, y de que manera; el segundo es el homenaje bestial a la esencia del personaje que decía antes y el último es simplemente el mejor cliffhanger que hemos visto en una peli de Marvel.

Si ya he dicho, y no está de más enfatizar dicha afirmación, que Holland es el mejor Peter de las seis pelis, hay que destacar a Michael Keaton como El Buitre que se erige como el único villano capaz de competir de tú a tú con ese inolvidable Dr.Octopus. Keaton construye un personaje con el que podemos llegar a empatizar y que, en ciertos aspectos, recuerda al Walter White que está dispuesto a hacer cualquier cosa por su familia hasta y que acaba por convertirse en un Heisenberg que disfruta siendo malvado. No será el único enemigo del trepamuros que se pasee por la cinta ya que cualquiera que conozca mínimamente la galería de villanos reconocerá fácilmente hasta tres de estos. Claro que hay un easter egg por ahí que parece indicar que podría aparecer otro más, uno muy importante y que aún no se ha visto en los cines.

Spider-Man: Homecoming me entretuvo durante todo su metraje (genial tanto la primera escena a modo de resumen como los créditos finales), contentó a mi parte friki con cantidad de detalles y me dejo satisfecho como espectador al pasar un rato muy divertido. Pese a no ser la mejor, sí que puede ser el inicio de algo muy grande para el personaje y ahí estaremos para disfrutarlo como se merece.

LA TAN DESEADA VUELTA A CASA
Por Xades

Qué lejos queda ya la primera película del Hombre Araña de Sam Raimi. El que escribe esto aún no había cumplido los 10 añitos en aquel lejano 2002. La gran acogida tanto de crítica como de público de esta primera cinta poco nos hacía imaginar que en 15 años, tendríamos ni más ni menos que a dos reinvenciones más del personaje. Pero claro, si por aquella época alguien llega a medio acertar el panorama de adaptaciones superheroicas que tenemos actualmente le habríamos tildado de loco.

Antes de entrar en detalles de la cinta debo decir que no soy un gran fan del Spider-Man tradicional, pues prefiero la versión Ultimate de, y pese a que no le he dado una revisión a la saga de Raimi desde hace MUCHO, sí puedo decir que el recuerdo que tengo de éstas es que están bien y ya. Como he dicho, no soy fan del trepamuros y además por aquel entonces teníamos, por mucho que nos sorprenda actualmente, a la Fox haciendo buenas películas de X-Men. Así que con la llegada del acuerdo entre Marvel y Sony para con los derechos del personaje la curiosidad nació en mí.

Sin más preámbulos la película me ha gustado mucho. No voy a entrar en si la película es buena o no, pues no es esto lo que más me interesaba, pero vamos que me parece una cinta más que correcta en su elaboración. Lo que más me llamaba la atención era el cómo iban a enfocar al personaje de Peter, su alter ego y su entorno. Cosa con la que he salido más que contento, pues sin lugar a dudas han conseguido adaptar a una época más moderna y diversa la etapa de instituto del personaje. O lo que es lo mismo han cogido y han remodelado la versión definitiva del personaje, conservando y adaptando para que encaje con el universo planteado en estas películas.

Entrando en el apartado de actores son dos los que destacan Tom Holland como Peter, el cual ofrece una versión magnífica del amigo y vecino Spider-Man, reforzando lo ya visto en Civil War. Mientras que Michael Keaton como el Buitre no puede hacerlo mejor, dándonos a uno de los mejores villanos del MCU. Por otro lado tenemos a los secundarios hacen un trabajo más que solvente reforzándonos la idea que Spider-Man es un héroe de calle. Como era de esperar en Robert Downey Jr., borda el personaje de Tony, pero sale nada y menos, así que olvidaos de la “Iron Man 4”.

Así que en definitiva Spider-Man: Homecoming no hace más que un servidor desee volver a ver al personaje en la gran pantalla, pues parece ser que todo el equipo desea remar en la dirección adecuada.

Y hasta aquí nuestro #EspeZZialHomecoming. Y a vosotros, zhéroes, ¿qué os ha parecido la peli? ¿Os gusta este “nuevo” Spider-Man?
Si quieres ver el contenido completo del especial haz click sobre el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe