#EspeZZialDameVenenom: VENENO: GUERRA DE SIMBIONTES, de Howard Mackie y Ron Randall

 

Título original:
Venom: Separation Anxiety TPB
Sello: Marvel Comics
Guionista: Howard Mackie
Artista: Ron Randall
Entintador: Sam DeLaRosa
Colorista: Tom Smith
Contenido: Venom: Separation Anxiety #1-4 (Dic. 1994 – Mar. 1995)

Publicación USA: Diciembre 2016

Publicación España: Sep. – Dic. 1995 (Forum)
Valoración: Simbiontes everywhere /10 

 

Eddie Brock y su simbionte alienígena han sido separados, uno
encerrado en una prisión de alta tecnología en Nuevo México y el otro en un laboratorio de Nueva York. Pero las cosas se complicarán cuando los cinco “hijos” simbiontes de Veneno se presenten en la prisión dispuestos a liberar a Brock. ¿Conseguirá Eddie reunirse con su “otro” yo? ¿Y qué quieren exactamente los otros simbiontes de él? Esto es…

GUERRA DE SIMBIONTES
de Howard Mackie y Ron Randall

Este es mi primer contacto con las miniseries del Veneno de los noventa. La verdad es que escogí esta en concreto porque sabía que salían los simbiontes de colorines, y quería saber algo más de ellos, ya que todo indica que algunos serán adaptados en la próxima película de Sony. Y me he encontrado con un thriller digno de película de sábado por la tarde en Antena 3.

Bajo la premisa de tenerlos separados, Howard Makie pretende que nuestro protagonista se replantee los actos que ha cometido como Veneno desde que se unió al simbionte y en qué clase de monstruo se ha convertido. Pero lejos de profundizar en ninguno de estos aspectos, el guionista repite los mismos monólogos internos una y otra vez (algo notable si tenemos en cuenta que la miniserie solo dura cuatro números), sin llegar a ninguna parte. También hay un periodista del Daily Bugle que se ve involucrado en los hechos al intentar entrevistar a Eddie Brock, pero su personaje solo sirve para que haya un civil en peligro durante la historia.

El nuevo reboot de los Power Rangers es más oscuro de lo que parecía.

El resto de personajes con simbionte tienen una motivación muy básica que no cambia en toda la historia. La mayoría son personajes totalmente intercambiables excepto por su color. No me extraña nada que no alcanzarán el grado popularidad que consiguió el primer vástago de Veneno, Matanza, porque no hay nada que destaque sobre ellos.

Para darle algo emoción al asunto, la trama mete un asesino misterioso a partir del tercer número. Esta parte de la historia, combinada con los esfuerzos del simbionte Veneno para llegar hasta su portador, consigue dotar a la miniserie de un mínimo interés, aunque nada para tirar cohetes. Al final el mayor atractivo es que crea cierta expectación sobre el reencuentro de Eddie y su simbionte, de cara a la inevitable pelea de nuestros protagonistas contra los demás simbiontes en el número final.

Eddie Brock, asesíno y filósofo en sus ratos libres.

En el apartado gráfico encontramos a Ron Randall, un tipo del que nunca había oído hablar pero que cumple con los cánones noventeros: pistolones, tipos con musculatura imposible, tetazas y curvas en los personajes femeninos y muchos simbiontes con garras. Aun así, no es de lo peor que me he encontrado en esa época. Al menos se distingue bien lo que ocurre en cada viñeta…

Veneno: Guerra de Simbiontes no es más que una pieza más en la cadena de miniseries que explotaron al personaje en los noventa. Con nada que destacar, pero tampoco nada especialmente horroroso, excepto la pose de malote y profundo que acompañaba a Veneno en sus historias, ciertamente sonrojante. Aunque en cierto modo es autoconclusiva, la historia termina en un continuará que emplaza con otra miniserie, pero sinceramente no tengo ganas de seguir leyendo. Tampoco me ha dejado con excesivas ganas de ver una película de Veneno en el cine. Pero que de todas formas pagaré la entrada es otra historia, por ahora.

Si quieres saber más de nuestro #EspeZZialDameVenenom pincha en el hastag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.