#EspeZZialDameVenenom: VENENO: PROTECTOR LETAL, de David Michelinie y Mark Bagley

 

Título original:
Venom: Lethal Protector TPB
Sello: Marvel Comics
Guionista: David Michelinie
Artistas: Mark Bagley y Ron Lim
Entintadores: Sam DeLaRosa y Al Milgrom
Colorista: Marie Javins
Contenido: Venom: Lethal Protector #1-6 (Feb. – Jul. 1993)

Publicación USA: Octubre 2011

Publicación España: Agosto 2018 (Panini)
Valoración: Por una araña que maté… /10 

 

Hay puertas que es mejor dejarlas cerradas. Películas que han logrado envejecer mucho mejor en nuestro recuerdo que en la vida real. Y lo mismo pasa con los cómics, sobre todo esos que te marcaron la infancia y se te quedaron impregnados en la mente cual moco negro pegajoso y que tiene cierto tendencia a odiarlo todo. Puede que esa sea la razón por la que todos mis amigos me llamen hater. Quizá simplemente soy una víctima más del veneno que se nos vendió en los noventa a todos los niños que no sabíamos en qué nos estábamos metiendo. Porque aunque el mayor villano de Spiderman decida cambiar el chip y volverse al lado de los buenos, siempre nos quedará aquella reminiscencia de…

PROTECTOR LETAL
de David Michelinie y Mark Bagley

Antes de nada, vamos a dejar una cosa clara: cuando yo era pequeño Veneno lo molaba todo y más. Bueno, él y el maldito Lagarto de la serie de televisión del trepamuros. Todavía recuerdo que el personaje de Eddie Brock y el simbionte me daban entre miedo y curiosidad la primera vez que los vi en la contraportada de una grapa de Thor, así que cuando por fin pude leerme el cómic fue como el culmen de una flipada mucho más allá de lo imaginable. Con que te gustara un mínimo los dibujos animados o los cómics, sabías que el malote de Veneno era el personaje que todos nos queríamos elegir en el patio cuando jugábamos a cualquier chorrada de niños. Con esa apariencia tan terrorífica y su habilidad para poner siempre a Peter en más de una encrucijada en cada una de sus batallas, lo convirtió en mi villano favorito (personaje marvelita, diría yo) de toda mi infancia. Así que podéis haceros una idea de lo idealizada que tengo la miniserie de marras. Dicho todo esto, y escudándome en ello por lo que pueda decir a continuación, imagino que querréis saber de que va la vaina loca que estoy reseñando hoy. Pues id cogiendo asiento, unas gafas de sol horteras y unas camisetas blancas con la palabra NIKE grande en el pecho, que los noventa vienen fuertes.

El cómic nos transporta a una época en la que nuestro querido y amado héroe Eddie decide, conjuntamente con su inseparable amigo simbionte, dejar de lado toda la ira y sed de venganza que corre por sus venas para dedicarse al altruista oficio de apalizar a toda aquella persona que decida hacer el mal. Con esas llega a San Francisco, para encontrarse de golpe y porrazo con un mafioso como Treece y la Fundación Vida, que tienen las aviesas intenciones de acabar con unos pobres vagabundos que viven en la ciudad subterránea que se formó en el famoso terremoto de principio de siglo, además de lograr generar nuevos vástagos de Veneno para crear su propio ejército personal de psicópatas con complejo de Gene Simmons. Pero como el pobre de Eddie no puede ser más desgraciado, también se presentará allí nuestro amigable vecino Spiderman para desconfiar todo el rato de sus actos y echarle una mano, según se tercie el cortocircuito cerebral de Peter. Para una vez que parásito y huésped se ponen de acuerdo en hacer el bien y todo se les pone en contra…

Delicadeza es el segundo nombre de Edward.

Me hace especial gracia cuando Marvel le da por explotar hasta la saciedad un personaje y lo revienta a miniseries, eventos, especiales y demases que sólo consiguen demacrar la figura del héroe (villano en esta ocasión), arrastrándolo por un lodazal de mediocridad tan espesa como ridícula. Es cierto que es algo que ahora realizan más a saco debido, en gran medida, a su apartado cinematográfico. Pero es que lo de Veneno es una auténtica pasada de rosca. Encima conseguir que fundir a un guionista como David Michelinie de esta forma, que mete todos los clichés habidos y por haber en Protector Letal, con giros estúpidos, redundancias y personajes totalmente olvidables, es para echarse llorar. Diré honestamente que todavía le guardo cariño al cómic, pero es que la historia no puede ser más estúpida. Por no hablar de los nuevos cinco simbiontes que ni siquiera presentan, dejando un dato tan importante como la creación de varios nuevos némesis superpoderosos a la altura de los libros que salen en los catálogos de Ikea. Están ahí para hacer bonito. Todo es un gran decorado en el que lo importante es que sale por ahí Veneno haciendo cosas con Spidey. Y poco más.

Lo bueno de todo esto creo que ha sido volver a leer algo de Mark Bagley que no me dé pura pereza visual. Le tengo muchísima tirria al artista americano, pero lo cierto es que cuanto más atrás voy en su larga trayectoria, más soportable se me hacen sus dibujos, hasta el punto de que inclusive me gusta. Sí, no deja de ser un hijo más de los noventa, con sus figuras femeninas totalmente inverosímiles, sus poses forzadas hasta límites insospechados y la manía de dibujar al personaje protagonista de forma frontal y muy mosqueado. Pero pese a ello, sigo respetando sus trabajos viejunos. Algo parecido me pasa con Ron Lim, pero éste suele caer todavía más en todos los tics de la escuela Rob-Lee que tan mal le ha sentado el paso de los años. Aunque he de admitir que pese a todos estos hándicaps, quizá nos encontremos ante una de las mejores peores miniseries del personaje (suena lioso adrede). Quizá la gran culpable de todo esto sea Marie Javins, la cual dejaba claro que sí se podía lograr un buen coloreado en aquella época, aún teniendo en tu equipo creativo a Bagley y Lim.

A falta de uno, buenos son cinco.

Pero pese a todo, me lo he pasado teta releyendo este Veneno: Protector Letal después de más de veinte años desde la primera vez que lo leí. Creo que en la estupidez de las historias  de los noventa y ese estilo artístico desfasado está su pequeño encanto. Pensad que todo esto maravilló a un pequeño pelirrojo elotano hace dos décadas y le hizo amar fuertemente el mundo del noveno arte. Algo bueno tiene que tener. Digo yo.

Si quieres saber más de nuestro #EspeZZialDameVenenom pincha en el hastag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.