#EspecialCaZZafantasmas: CAZAFANTASMAS 2. Mejor no siempre es mejor

Título Original:
Ghostbusters 2
Año: 1989
Director: Ivan Reitman
Guión: Dan Aykroyd, Harold Ramis
Fotografía: Michael Chapman

Reparto: Bill Murray, Sigourney Weaver, Dan Aykroyd, Harold Ramis, Rick Moranis, Ernie Hudson, Annie Potts, Peter MacNicol, Harris Yulin, David Margulies, Kurt Fuller, Janet Margolin, Cheech Marin

Valoración: Cuanto mejor, peor

Sinopsis: Secuela directa de Los Cazafantasmas, en la que, cinco años después de los hechos acontecidos, vuelven a reunirse para hacer frente a un nuevo, peligroso y poderoso demonio.

Cinco años después de salvar Nueva York, ya no hay ectoplasmas que cazar y los Cazafantasmas están en decadencia. El único trabajo mal pagado para el que les llaman es animar fiestas infantiles, así que se ven obligados a compaginarlo con tiendas ocultistas, programas de televisión de magufos o proyectos científicos varios, hasta que Dana Barrett vuelve a sus vidas con un hijo y un extraño caso paranormal de mocos fucsias que hará que Los Cazafantasmas vulevan a empuñar sus disparadores de protones y salven el mundo de nuevas amenazas fantasmagóricas.

Do, Re, Egooon…

Cinco años después del estreno y tras el éxito rotundo de la serie animada para los más pequeños de la casa (imagino que para los mayores de entonces también, pero yo hablo de lo que sé), llegó a los cines de todo el mundo la segunda parte de una de las mejores cintas de terror cómico de todos los tiempos.

Esta vez, Dan Arkroyd y Harold Ramis, manteniendo el mismo equipo técnico y artístico, decidieron realizar una película un poco más pensada que toma como referencia todo lo que funcionó en la primera. Siguiendo las directrices de estructura de Los Cazafantasmas y aprovechándose del tirón de la serie de dibujos (de ahí el nuevo aspecto de Annie Potts, el nuevo rol de Rick Moranis o las apariciones estelares de Moquete comiendo porquerías), construyeron un guión que se lo toma un poco más en serio, tanto en la acción como en los diálogos, y haciendo que los contactos con los ectoplasmas den un poco más de miedo, pero sin dejar de lado ese aura de terror cómico que caracteriza a la saga.

También sale Bizcochito.

Así, volvemos a ver a un grupo de héroes fracasados a los que todos ningunean, una tensión sexual no resuelta entre Verkman y Dana, un ente maligno que amenaza a la chica y la ciudad, y para luchar con él ¿a quién vas a llamar? Pues a Los Cazafantasmas, que ya vuelven a molar. Y completando el reparto, esta vez, en vez del muñeco de los Mars Mallows gigante, es la estatua de la libertad.

Eso sí, esta vez se aseguraron de crear un villano porculero que fuese haciendo de las suyas a lo largo de la película para alzarse al final como la gran amenaza a la que tienen que vencer, y ese no es otro que Vigo, el azote de los Cárpatos. Y la verdad es que, para tener 105 años, vivir en un cuadro y haber sido muerto, apuñalado, ahorcado, fusilado, atormentado y descuartizado, está bastante en forma. Del mismo modo, los efectos especiales evolucionan notablemente de una película a la otra y, tanto los rayos de los disparadores como los espectros, los mocos y no digamos el momento tren atropellando a Zeddemore, están mucho mejor conseguidos que en la primera.

Próxima estación, Zeddemore.

Preguntes a quien preguntes, te dirá que Cazafantasmas 2 es peor que Los Cazafantasmas, cuando está demostrado que no es así, pero, como reza el título de la reseña, mejor no siempre significa MEJOR porque todo en esta segunda parte está mejor preparado, realizado y conseguido que en su predecesora, pero ni con ésas. Lo que funciona es la química entre los personajes y sus intérpretes dentro y fuera del set de rodaje, los diálogos locos y Bill Murray. Así que da igual que se vista de seda, que mona se queda.

Si quieres saber más sobre este #EspecialCaZZafantasmas, pincha en el hashtag y…

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.