ESCUADRÓN SUICIDA, transgresión por encargo


Título original:
Suicide Squad
Año: 2016
Director: David Ayer
Guión: David Ayer (sobre los cómics de John Ostrander)
Reparto: Will Smith, Jared Leto, Margot Robbie, Jai Courtney, Joel Kinnaman, Viola Davis, Cara Delevingne, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Adam Beach, Jay Hernandez, Karen Fukuhara, Scott Eastwood, Jim Parrack, Ike Barinholtz, Ben Affleck, Corina Calderon, Alex Meraz, David Harbour
Sinopsis: Mientras el gobierno de EE.UU no tiene claro cómo responder a una visita alienígena a la Tierra con intenciones malignas, Amanda ‘El Muro’ Waller, la líder de la agencia secreta A.R.G.U.S., ofrece una curiosa solución: reclutar a los villanos más crueles, con habilidades letales e incluso mágicas, para que trabajen para ellos. Sin demasiadas opciones a dar una negativa, los ocho supervillanos más peligrosos del mundo acceden a colaborar con el Ejecutivo en peligrosas misiones secretas, casi suicidas, para así lograr limpiar su expediente.
Nota: 5/10

 

Lo de Warner y su universo cinematográfico basado en los cómics y personajes de DC está siendo digno de estudio. Dejan insatisfecha a gran parte de la demografía comiquera al no saber alcanzar un término medio para con el enfoque de sus personajes. Venden un universo de películas desarrolladas sin interferencias hacia los directores que resulta ser una mentira ante el inevitable pentotal sódico ejecutivo que es la sala de montaje. Además, no se dan cuenta del potencial que tienen entre manos: un inmenso cajón de juguetes para volcar, todos con su correspondiente alma pese a lo arquetípico, esperando a que algún niño o niña sepa divertirse con ellos, haciendo a su vez que los espectadores se diviertan. Y sin embargo, prefieren jugar con los dos o tres de siempre, con los que venían en el blíster más llamativo, con los que se les bombardeaba por televisión a la hora del desayuno del sábado. Y eso pasa en Escuadrón Suicida: un montón de oportunidades desaprovechadas, en favor de juegos más habituales y cercanos a lo que muchos ejecutivos creen que queremos ver.

 Argumentalmente, Escuadrón Suicida viene a ser en muchos sentidos una versión de 1997 Rescate en Nueva York maquillada de tebeo, dirigida por David Ayer sin que termine de quedar claro si era o no el responsable perfecto para el proyecto, y con un protagonismo casi coral para con los malotes heroicos que la habitan. Y digo casi porque ciertamente, los protagonistas y a la vez el reflejo de la película misma son Harley Quinn y Deadshot, interpretados por Margot Robbie y Will Smith respectivamente. Deadshot es en cierto modo lo que quiere ser la película: alguien socarrón, duro, divertido y humano, todo a la vez. Pero por desgracia, se tiene que enfrentar a lo que sus productores quieren que sea: Harley Quinn, un producto chillón, de humor forzado y presencia aún más forzada, sexualizadísimo y que no se termina de entender a sí mismo ni a su presencia en el propio film. El resto de personajes, salvando a los de Joel Kinnaman (por los pelos) y una tremenda Viola Davis cuya Amanda Waller espero que se quede en las pelis de DC durante mucho tiempo, no pasan de ser meros complementos cómicos o refuerzos de cara a las secuencias de acción. Da igual lo bien que funcionen algunos de sus gags, lo simpáticos que nos caigan a través de lo que se nos esboza en sus presentaciones, o lo espectaculares que la cinta les permita ser: no os podréis aferrar a ellos, por desgracia. Ya sea por falta de metraje en el caso de Diablo, profundidad para el bueno de Killer Croc, o ambas cosas para la pobre Katana. Y no esperéis grandes relaciones entre ellos: la película os lo dirá todo sobre los personajes, pero dentro del propio grupo, ellos apenas van a conocerse.

 Es digno de mención el Joker al que da vida Jared Leto, al cual nos habremos hartado ya de ver en avances, spots publicitarios y demás. Digno de mención porque está en la cinta durante menos de diez minutos, y su presencia en la misma, en última instancia, es relleno puro y duro que sólo sirve para contentar a los fanáticos del personaje, y para complementar a Harley Quinn, de tal forma que ella acaba pareciendo el complemento. Y que romantifiquen la relación va entre lo facilón y el mal gusto, pues ya tal. Se pueden ver cameos más o menos glorificados de otros personajes ajenos a la película como tal (atentos a la presentación de Búmerang), pero lo de Leto es increíble. Estamos ante un gancho comercial que entorpece la trama y ensucia la de otros personajes a lo largo del metraje. La nueva estética y los esfuerzos que hace Leto por parecer un majara acaban por no llegar a nada. Y al final, acabamos deseando ver un año de estos si Ben Affleck le rompe los morros para que haya algo divertido de verdad que hacer con él. Y hablando de villanos… el de esta función, y hablo del de verdad, es ciertamente una excusa argumental para crear la situación que une a los protagonistas de la cinta y algún efecto visual chulo… rodeado de otros no tan chulos.

 El caso es que creo que hay dónde aferrarse si uno quiere disfrutar de Escuadrón Suicida. He mencionado que varias cosas me han gustado, ya sea la dinámica de los secundarios, más de uno y de dos gags entre los personajes, o la simplicidad sin pretensiones de la película dentro de un esquema que ya conocemos (¿hará John Carpenter con Warner lo mismo que hizo con Luc Besson?), amén de pequeños giros referentes a Amanda Waller y Diablo que puede que sean lo único realmente sorpresivo de la película. Y venimos de El Hombre de Acero y Batman V Superman: El Amanecer de la Justicia, dos mamotretos de épica algo pretenciosa que quedaba a medio gas por unas razones u otras. Aquí no hay de eso: Escuadrón Suicida intenta ser más simplista, más divertida y más autoconsciente de su lugar como entremés locuelo casi en todo momento, siendo su único parecido con la infame Batman V Superman el caótico montaje y la reiteratividad de algunas escenas, dando fe del follón que hubo durante la producción. Y aún así, por las razones más inesperadas, consigue provocar alguna carcajada honesta. Eso en cierto modo es más humano que todo lo que llevamos del universo DC cinematográfico. Quizá no sea la macarrada transgresora que nos ha vendido la maquinaria promocional, por diversas razones, pero siendo mucho menos que sus predecesoras, en muchos sentidos logra bastante más.

BeYShIT

Aún estando plagada de defectos conceptuales y de montaje, Escuadrón Suicida es probablemente la película más divertida que hay hasta ahora de las pertenecientes al universo DC cinematográfico. Quizá más subversividad real, un montaje menos confuso y un reparto de personajes más reducido la habrían ayudado, pero (casi todo) su humor, algo de necesaria humanidad y su espíritu puramente evasivo le permiten a su manera no ser menos, pero tampoco más,  que sus dos ostentosas hermanas mayores.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. Lady Ababwa dice:

    Estaba esperando vuestra opinión antes de lanzarme a la sala de cine. Ojo, iba a verla igual, pero es que de esta película me espero tan pocas cosas (o nada) que prefiero llevar una mínima referencia de calidad, y ahí es donde entráis vosotros.

    Según me han contado (y ahora leído en vuestra reseña), es un poco lo que se venía venir. Una pena, imagino, porque yo en el fondo siempre guardo la esperanza de que este tipo de películas no termine siendo un relleno más. Por aquí mucha gente sabe que el murciélago es mi héroe favorito, y me apena bastante darme cuenta de que, con todo lo que se puede sacar de él y de su entorno, se quede todo en agua de borrajas y no satisfaga ni al tato.

    Eso sí, la reseña chulísima, como siempre ♥

  2. Alejandro dice:

    Toda la razón…Yo quiero un canal de rap xD.

  3. Como siempre, Juanan, es un deleite leer tus palabras y nuevamente, de todas las reseñas leídas hasta el momento, me quedo con la tuya sin dudar (como ya me pasó con tu reseña “BvS”). Probablemente, tras cuatro fiascos consecutivos por parte de DC/Warner: “Green Lantern”, “TDKR”, “MoS” y “BvS” (siendo consciente de que sólo las dos últimas forman parte del pretendido universo cinematográfico DC), disfrutaré con “SS” de un rato agradable sin más pretensiones.

    • Juanan Brundle dice:

      Muchas gracias. No sé, me reí y tuve personajes a los que aferrarme. Tiene defectos visibles, pero ya es más que sus hermanas mayores.

  4. Y suave has sido Juanan. Parafraseando a la propia peli, quizás debiste darle una cachetada más sonora en las nalgas a David Ayer, a ver si así espabila :/

    • Juanan Brundle dice:

      Me lo pasé bien. Me enganché a algún personaje. Me reí. Todo eso es más de lo que sentí con MoS y BvS. Sé agradecer estas cositas.

  5. arkhamkaveli dice:

    Gran reseña, si señor. Y como hablamos anoche vía TW pese a tantos desaciertos la película resulta entretenida y con eso debería bastar para pasar un buen rato peeeeeeero no tenemos porqué contentarnos con eso (y eso que yo soy una persona poco crítica que disfruta con casi todo).

    El rollo Harley/Joker no encajaba aquí ¿Costaba mucho elaborarlo un poco más y meterlo en la próxima peli de Batman? Que si, que Warner tenía que meterlo para satisfacción payaso-psicótica de sus fans pero NO ¿Que la versión de Harley no encaja con la comiquera conocida y la muestra como un trozo de carne y bromas? SI pero al menos eso es pasable, guste o no ¿Que desaprovechan a personajes que en acción hubieran mejorado el metraje? SI, que se lo digan a Katana, Búmerang o a MC Croc.

    Pero pese a todo eso (y más aún) sigue siendo divertida y, al menos a mí, para nada aburrida así que me quedo con eso.

    PD: el doblaje del Joker es HORRENDO, y lo dejo como opinión muy personal ya que al ser la conocida voz del doblador de Jim Carrey me sacaba de la película cada vez que abría la boca.

    PD2: Will Smith ha sido una grata sorpresa por la importancia y peso en la película ¡viva el príncipe de Bel-Air!

    PD3: Sigamos mimando a Juanan http://imgur.com/8tTNrF5

    • Juanan Brundle dice:

      Es que es eso. La peli está coja y tuerta, pero camina y ve en última instancia. Ojalá un Squad bueno sin necesidad de contentar a la demografía de fans del Joker y Harley. Ellos tienen su hueco con Batman, no aquí.
      Por cierto, los cameos de Batman, fetén eh. Muy heróico. Y se ha quitado la metralleta del coche.

Deja un comentario, zhéroe