Entrevistamos a GREG SESTERO

Si estás leyendo esto, es muy probable que ya hayas visto The Room, que lleva cargando con la muletilla de “la mejor peor película de la historia” desde 2003. Tommy Wiseau puede que sea el creador del improbable pero incombustible culto que se ha creado alrededor de esta película, pero nunca habría llegado a tal punto de no ser por Greg Sestero. El actor, que interpreta a Mark, mejor amigo de Johnny, escribió en 2011 The Disaster Artist, sus memorias en el rodaje, que fueron adaptadas al cine con gran éxito por James Franco.

El pasado fin de semana, Sestero visitó Madrid con motivo de la novena edición de la Cutrecon. En una sesión épica, proyectaron, en el corazón de la capital, Best Friends Vol.1 y Vol 2, la reunión de Sestero y Wiseau en pantalla, además de The Room, claro.

Antes de eso, nos pudimos sentar con él y charlar sobre qué es Best Friends o lo que supuso para él The Disaster Artist. Sestero (California, 1978) nos dejó claro que, a pesar de coprotagonizar “la peor película de la historia”, también disfruta con el buen cine. Algunos de sus directores favoritos son David Fincher o Billy Wilder. Del último año, ha alabado Once upon a time… in Hollywood, 1917 o Midsommar. Esta última, por cierto, es una de sus referencias para la última película que ha dirigido (sin Wiseau), una película de terror que trata sobre un culto perverso, que se estrenará a finales de este año.

-¿Qué le dirías a alguien que no ha visto The Room?

Si la ves con público, es una de esas películas que te cambian tu forma de ver el cine. Si es bueno o malo no lo sé, pero te afectará, y eso es algo que no se puede decir de cualquier película. Muchas veces voy al cine y me duermo. Me dormí viendo la nueva de Star Wars. Y luego me desperté y le pregunté a mi amigo qué me he perdido y me dijo que era la hija de Palpatine y yo en plan “oh, genial”.

-¿Cuál fue el momento en el que te diste cuenta que The Room iba a convertirse en un fenómeno tan gigantesco?

La película se estrenó y todo el mundo pensaba que iba a ver una película dramática… y se rieron, diciendo “¿qué rayos es esto?”. Pero no fue hasta años después cuando la gente empezó a descubrirla y a proyectarla por todo el mundo. A mí me fascinaba. En una proyección en Nueva York vinieron 1.200 personas, agotando entradas del mayor cine de Nueva York, y ahí me di cuenta que a mucha gente le gusta esta película y solo iba a aumentar.

-¿Cómo de frecuentes son las proyecciones de The Room?

Creo que se proyecta una vez al mes alrededor de Estados Unidos. Voy a proyecciones de vez en cuando, más cuando fue el aniversario, y ahora más, con Best Friends.

-¿Recuerdas alguna anécdota de estas giras presentando The Room?

Creo que ir a Rusia fue una de las experiencias más sorprendentes, ver la cantidad de gente lanzando cucharas y citando la película, fue muy sorprendente. He viajado a muchos lugares, y da igual donde vaya y qué lengua hablen, la pasión es la misma. Creo que The Room llega a todo el mundo, tiene temas universales, a pesar de que esté en inglés. Me consta que en España también, y algunas personas me han escrito desde aquí diciendo que habían disfrutado el libro y que estaría bien conocerle.

-Hablemos ahora de The Disaster Artist, película que adapta tu libro. ¿Participaste en la creación?

Sí, estuve involucrado aportando observaciones y respondiendo a dudas sobre qué pasó, aportando imágenes y todo eso. Fui a visitar el set y fue una experiencia terapéutica.

-¿Esperabas que la película recibiera tantos premios?

Sabía que tenía un gran reparto y que se esforzaron mucho, por supuesto nunca se sabe cómo va a salir, pero en algunas proyecciones a las que fui se notaba que la gente estaba muy entusiasmada. Me alegro que acabara encontrando su público.

-Cuando escribías el libro, ¿imaginabas que se acabaría convirtiendo en una película? ¿Tenías alguna idea del casting?

Sí, era mi objetivo al escribirlo, que se hiciera una película. Mi visión para Tommy era Javier Bardem. Para mí había pensado en Ryan Gosling o Zac Efron. Pero por supuesto la película fue la visión de James y salió muy bien.

-¿Tommy participó en la creación del libro o película? ¿Estuvo de acuerdo con cómo fue representado?

No, Tommy no estuvo involucrado. Sí, le gustó. Al parecer, no le gustó la forma en la que lanza el balón en la película, pero aparte de eso le gustó.

-¿De dónde salió la idea de hacer Best Friends?

En una de las primeras proyecciones de The Disaster Artist pensé, cuando el público de todo el mundo vea esta película tendrá mucha curiosidad por saber qué fue de nosotros desde The Room. Pensé que este era el momento ideal, había pasado mucho tiempo y podríamos hacer algo diferente.

Así que me senté a buscar inspiración. La historia surge de hace unos años cuando Tommy y yo estábamos haciendo un viaje en carretera por la costa de California, y Tommy pensó que le estaba llevando a la costa para matarle. No sé por qué, pero lo pensó. Así que empecé a escribir una historia sobre dos amigos en los que uno piensa que le va a matar, y en cuatro días tenía el guion. No pensé mucho en eso, simplemente fui a por todas. Muchas veces planeamos las cosas demasiado, pensamos mucho y nos tomamos meses para escribir. Pero esto era simple, raro y encajaba perfectamente desde el principio.

-¿Qué le dirías a la gente para que vea Best Friends?

Best Friends es el intento de Tommy y mío de hacer una buena película. A mí también me gustan las pelis buenas. Hemos intentado hacer un thriller de crimen, un poco inspirados por Breaking Bad o Fargo. Al personaje de Tommy le escribí de una forma que pudiera ser él mismo. No intenta reírse de él, ni imitarle, sino que sea un personaje que le encaje pero también intente contar una historia. Nos lo tomamos en serio, y quería darle la oportunidad de ser un actor. Y creo que en el Vol. 2, tomáoslo como queráis, pero hace una de sus mejores interpretaciones. Se esforzó muy duro.

-¿Cómo reaccionó Tommy a su guión, improvisó?

Le gustó el guión. Ensayábamos cada noche por teléfono, porque quería meterle en una zona de confort y que supiera exactamente qué estaba pasando en la escena, porque el diálogo estaba escrito en su voz. Una vez ensayando dijo la línea exacta sin mirar el guión. Cuando llegamos al set, sabía lo que estaba pasando pero había escenas en las que aportaba algo siendo Tommy. Cuando decides salirte del guión, es cuando ocurre la magia, siempre que hagas avanzar la historia.

-¿Cómo es la comedia en Best Friends?

Es como una comedia negra, diferente a The Room. Fue un proceso un poco complicado, porque intentamos hacer algo diferente, pero al mismo tiempo sabiendo lo que hacíamos y lo que a nuestros fans le gusta.

-¿Cómo fue la experiencia en Best Friends diferente a la de The Room?

Creo que fue bueno que tuviéramos un equipo, con gente haciendo cosas diferentes, en lugar de tener a Tommy haciéndolo todo. Best Friends fue más fluido porque teníamos a alguien dirigiendo, nos aseguramos de que no fuera el caos de The Room.

¡Nos vemos en la Isla!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.