EL SUPERPODER MÁS IMPORTANTE: UNA HISTORIA DE SUPERMAN, KRYPTO Y TU VECINA, de David Rubín

 

 

Título original:
El superpoder más importante: Una historia de Superman, Krypto y tu vecina
Sello: ECC Ediciones
Artista: David Rubín
Publicación España: Marzo 2020
Valoración: Hay un superhéroe dentro de todos nosotros

 

 

 

A lo largo de los años he hecho numerosas reseñas, pero nunca de un tebeo de tan sólo seis páginas. Pero la vida ha cambiado mucho este 2020. Hemos estado confinados en casa semanas, con miles de personas falleciendo, con profesionales haciendo agotadoras jornadas laborales para sacar a nuestro país adelante y salvar vidas. Médicos, enfermeros, cuidadores, gerocultores, personal de limpieza, cajeras, reponedores y transportistas son sólo algunos de ejemplos de luchadores que han ejercido su trabajo estando en primer línea contra el virus, demostrando que son unos auténticos héroes.

Es por eso que ECC Ediciones y David Rubín han creado un proyecto que emociona y que nos enseña que no hace falta tener poderes y trajes para ser como Superman, Batman o Wonder Woman. Un tebeo que, pese a ser muy breve, enseña muchas lecciones, sus páginas son preciosas y derrocha humanidad en cada una de sus viñetas. Se trata de…

EL SUPERPODER MÁS IMPORTANTE: UNA HISTORIA DE SUPERMAN, KRYPTO Y TU VECINA
de David Rubín

Iniciativas así no se olvidan. Que en la situación en la que estamos viviendo una editorial y un autor decidan regalar tiempo, recursos y esfuerzo es algo digno de encomio. ECC regalará esta obra gratis en cualquier librería, junto a láminas de dibujantes españoles, y está enviando un cómic gratuito del Joker a todas las casas que lo solicitaran. Rubín también ha participado realizando, además de este tebeo, una lámina y obsequiando a librerías en las que ha firmado un dibujo. Y esto es digno de encomio porque, para la sorpresa de muchos, las empresas y los trabajadores tienen esa extraña manía de querer comer y mantener a su familia. Aun así, han querido sacrificarse por todos nosotros. Así que solo nos queda dar las gracias.

En cuanto a la obra en sí, la protagonista es una mujer que trabaja en un supermercado. Una señora que puede ser tu vecina, un familiar o una conocida. Da igual su nombre, ni su edad, ni cómo haya sido su vida. Eso no importa, porque esa chica es una representación de la sociedad española que se ha tenido que desvivir por nosotros en estos tiempos de pandemia. Para algunos será su novia Edurne o su vecina Loli y para otros su amiga Maria José o su tía Araceli. Pero conseguiremos ver a alguien de nuestro entorno reflejado en ella.

La nueva anormalidad.

Aunque está haciendo una labor imprescindible e indispensable para la sociedad, lo que recibe al llegar a su casa es una carta anónima en la puerta de su casa. Y es que esto es algo que por desgracia ha abundado y se ha hecho viral. La mayor muestra de desagradecimiento posible y que nos muestra que nos queda mucho que mejorar como colectivo y como país.

Un día como cualquier otro, aparece Superman, quien quiere comprar unas bebidas que eran las favoritas de su padre, y la invita a dar una vuelta por la ciudad junto a Krypto. Allí, sobre el icónico Edificio Metrópolis (un claro guiño a la ciudad en la que Superman lucha contra el crimen), el Hombre de Acero tendrá un diálogo que llega al corazón y se podría considerar como una de las mejores frases que Superman ha dicho a lo largo de sus más de 80 años de publicación.

Lo que viene a ser empatía.

A nivel artístico, son dignas de alabar las maravillosas páginas con las que siempre nos deleita David Rubín. Su estilo a los lápices y el color son únicos e irrepetibles. Su manejo de la narrativa gráfica es asombroso, ya que usa las viñetas como un recurso para contar una historia y no solo para lucir sus grandes dotes al dibujo. Es capaz de combinar tonalidades ocres con la luminosidad y el colorido del Hombre de Acero, consiguiendo que la aparición de Superman resulta llamativa y como un rayo de esperanza.

En cada página se nota el esfuerzo y esmero que ha puesto Rubín en cada viñeta. Y pese a ser un tebeo de seis páginas, deja muy buenas sensaciones. El gallego ha demostrado ser un artista capaz de moverse en obras con una gran longitud como El Héroe como en pequeñas historias que posteriormente han sido recopilados, como podría ser el caso de La Tetería del Oso Malayo, en la cual llegó a hacer una breve incursión con dos trasuntos de Batman y el propio Superman. David es esa clase de autor que se amolda a la cantidad de páginas necesarias, contando tanto historias épicas como rutinas de la vida normal. En este caso es hacer uso de la conversación que todos hemos tenido estas semanas, el coronavirus, pero mantenida entre dos héroes de verdad: Superman y una cajera.

Krypto sí, pero Superman no cumple la distancia de seguridad.

A destacar también la portada, que el propio artista explicó en sus redes el proceso de creación cogiendo una foto de un barrio obrero de España, interpretando la propia imagen con modificaciones estéticas y con la atmósfera y las tonalidades adecuadas para el mensaje que busca transmitir. Es muy reveladora esta imagen ya que aquí el protagonista no es Superman, al cual no se le ve la cara, sino una mujer con bolsas de la compra a la que apenas se le ve el rostro. Vive en barrio obrero y al fondo se muestra la situación económica del país, convirtiéndose en un reflejo de la realidad: una librería cerrada, debido a la situación actual y unas calles desiertas. Y es que con ilustraciones como esta es cuando cobra más sentido que nunca la expresión “más vale una imagen que mil palabras”.

En cuanto la distribución vuelva a la normalidad, ECC Ediciones repartirá esta obra en formato físico a todas las librerías de España junto a ilustraciones del propio David Rubín, Paco Roca, Mikel Janín y Jesús Merino de forma gratuita. Además, también se puede leer en versión digital a través de la página de ECC.

Gracias, supers.

Ante iniciativas como esta, sólo queda quitarse el sombrero y apalaudir. Un tebeo imprescindible por el significado que tiene y por representar a Superman y a nuestros héroes anónimos de una forma realista y preciosa.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.