EL SOMBRA: EL DÍA DEL SACRIFICIO, de Edu Molina

 


Título original:
El Sombra: El día del sacrificioESP

Sello: GP Ediciones
Guionista: Edu Molina
Artista: Edu Molina

Publicación España: Marzo 2019
Valoración: Balada triste de saxo

 

 


Como bien dijo Joe en su texto sobre El Subsuelo, lo distópico siempre llama la atención. Un futuro jodido visto desde la distancia con problemas presentes exagerados hasta la hipérbole siempre es un plato de buen gusto aunque sea solo por el placer morboso de ver la que nos espera. Lo que quizás no hace tanta gracia es cuando ese previsible futuro se le despoja de esa capa cyberpunk tan molona y llena de gadgets para dejar al descubierto la cruda sociedad en que vive…

EL SOMBRA: EL DÍA DEL SACRIFICIO
de Edu Molina

¡El futuro ha llegado a México DF! ¡Coches voladores! ¡Metahumanos! ¡Dictadura autoritaria que rinde culto al líder mientras mantiene un férreo control de la población! Todo lo que uno podría esperar. En los suburbios de esta megalópolis habita El Sombra, un infame detective privado cuya única razón para seguir viviendo es tomarse la siguiente dosis y, presuntamente, tocar el saxofón. Sus desaventuras le llevan a encontrarse con Tito, un joven idealista amante de la lectura, y, a causa de varios giros del destino, ambos personajes se ven envueltos en una trama que a todas luces les viene demasiado grande pero, ya sea por razones egoístas o por metas más nobles, están dispuestos a sacar el máximo provecho posible.

Todo lo que cabe esperar de una distopía está en El Sombra. De hecho, en un primer momento, me era difícil abordar esta reseña dado que en lo temático no difiere mucho de lo que ya ha se ha contado infinidad de veces en cualquier relato de este estilo. Y es que, como ocurre a menudo, la clave está en cómo se cuenta tanto en los recursos narrativos utilizados como en la parafernalia visual de la que se rodea Edu Molina. El autor nacido en Argentina te lleva de la mano en un viaje descubriendo las (tanto simbólicas como literales) cloacas de la sociedad acertando con tino a la hora de escoger citas célebres que alumbran tan oscuro camino. Esta decisión que podría resultar algo pedante en otros casos aquí está plenamente justificada con la vinculación que tiene Tito con el mundo de las letras. Además, esto crea otro enlace con el propio lector, atando lo que ocurre en la historia con la propia realidad y transmitiendo un mensaje sobre la importancia de la ilustración incluso (de hecho con más razón) en los momentos en que la opresión cobra más fuerza.

La buena actuación policial con mesura y proporcionalidad.

La ciudad que construye Molina es familiar al mismo tiempo que apabullante. Consigue plasmar esa estética de decrepitud avanzada tecnológicamente que atrae con la misma fuerza que causa rechazo y con una atención al detalle enfermiza que convierte cualquier splash page en una verdadera delicia. Es tan increíble el trabajo que realiza en este aspecto que resulta hasta un alivio el hecho de que esté en blanco y negro por piedad hacia el posible colorista. Esta decisión estética da lugar a un juego de luces y sombras que, acompañado con un impecable trazo, no hace más que sumar méritos a un dibujo impactante.

El Sombra describe un mundo aplastado por los poderosos donde el común de los mortales o bien siguen el juego al gran líder o son demasiado pesimistas como para seguir fingiendo y rezan para que las autoridades no se fijen en ellos. Hay poco espacio para la esperanza e incluso los que intentan realizar alguna tarea noble lo hacen siguiendo sus propios intereses, utilizando sin dudar como carne de cañón a sus iguales. Una vez más, pesimismo incrustado hasta la médula. Es de ser muy inocente buscar siempre el final feliz y Molina lo lleva hasta sus últimas consecuencias, dando a entender que todo cuanto pasa es cíclico y, si algún cambio en favor del progreso fuera a suceder, ya se ocupa el mandamás de turno en aprovecharlo a su favor. Por suerte, nunca podrán quitarnos un garito lúgubre con un saxofonista que a todas luces no sabe tocar.

Da más cague que Batman.

GP Ediciones trae comicazos. Parece mentira que una editorial tan pequeña en un rincón perdido de nuestro país sea capaz de descubrir a semejantes autores con tanto nivel. Comprad El Sombra, es poco menos que un imprescindible para todos aquellos amantes del cómic y a los que no puedan decir que no a esta mezcla de novela negra y distopía con un apartado artístico de lujo.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.