EL REY DE LA CARRETERA: KM. 0, de Josep Busquet y José Ángel Ares

 

 

Título original:
El Rey de la Carretera: Km. 0 TPB
Sello: Aleta Ediciones
Guionista: Josep Busquet
Artista: José Ángel Ares
Colorista: B/N
Publicación España: Abril 2016
Valoración: Aquí tú eres el King /10

 

 


No traten de resintonizar sus pantallas, ahora nosotros tenemos el control. Bienvenidos al mejor programa que jamás se haya publicado en toda la red, uno lleno de acción, aventuras, velocidad y mucha sangre. Tranquilos, no tienen que preocuparse de nada más que no sea leer pacientemente esta reseña. Al fin y al cabo siempre tendremos a nuestra disposición al más grande de todos los héroes para mantenernos seguros y protegidos. Siempre contaremos con la ayuda de…

EL REY DE LA CARRETERA
de Josep Busquet y José Ángel Ares

Cuenta la leyenda que Juvenal fue el creador de la expresión “pan y circo“, en la que frivolizaba con las dos bazas con las que contentar a la sociedad y, a la postre, hacerla mansa para un total control por parte de sus mandatarios. Eso es porque ellos no conocían al Rey de la Carretera, el auténtico mesías televisivo que es capaz de viajar más allá de los seguros muros de las ciudades y adentrarse en el vasto mundo lleno de salvajes capaces de cualquier cosa con tal de llevarse algo a la boca. ¿Qué hay más molón que parecerse al Rey? Pues ya os lo respondo yo: convertirse en su relevo en la parrilla televisiva. ¡Sí, amigas y amigos! Ahora podéis convertiros en el próximo rey o reina de la carretera participando en un sencillo programa de convivencia que no tiene nada que ver (pero nada, oiga) con esos programas frívolos en los que lo más importante es la carnaza y la audiencia que se consiga con ella. ¡Nada más alejado de la realidad! Pensad que es la forma más civilizada de transformarse en un ídolo para el gran público. Si se intentara hacer esto a la fuerza, nos rebajaría al nivel de esos sucios que viven fuera de las ciudades. Y nadie quiere eso, ¿verdad?…

Con esta premisa tan loca nos presenta Josep Busquet una obra en el que la dura crítica social es el motor que mueve absolutamente todo, y a gran velocidad, si me permitís la anotación. Nos plantea a nuestro protagonista como un macguffin de tamaño colosal, el cual sirve de excusa perfecta para movernos en una sociedad altamente pasiva que no se interesa por su prójimo más allá de lo que pueda ver a través de la televisión o internet. El postureo transformado en zona de confort en el que nos regodeamos en nuestro día a día, con la seguridad y tranquilidad que dan un mando a distancia, un teclado y una pantalla. La telebasura como método cultural para que las masas marchen a través de los caminos marcados por los que manejan las naciones. Y es gracioso que todo esto se pueda resumir a un clasismo que sigue fuertemente instaurado en nuestra sociedad, que marca el sino de qué podemos hacer y qué no, definiéndonos por lo que tenemos y no lo que somos. Lo que asusta es que es un claro reflejo de nuestra situación actual, pese a toda la ficción que le rodea, que vista desde la perspectiva de una viñeta parece sacada de un futuro distópico. Pero nada más alejado de la realidad.

La dura vida del hombre duro…

Pero está claro que el cómic sabe esconder todos estos toques de atención de la misma forma que hacen en su propia intrahistoria: le dan al lector un cóctel de acción desbocada que no puede rechazar y un plantel de protagonistas y antagonistas que no necesitan de grandes presentaciones para dejar su papel claro desde el principio. Al fin y al cabo somos seres con instintos primarios y lo que funciona en el ficticio mundo de El Rey de la Carretera, también lo hace en el nuestro. Para ello cuenta con el trabajo de un pedazo de artista como es José Ángel Ares, uno de los mejores dibujantes comiqueros de los que gozamos en nuestro país. Un artista que sabe narrar a la velocidad de la luz con una claridad y eficiencia que demuestra lo bueno que es en cada una de sus viñetas. Además todo está aderezado con una ambientación a lo Mad Max tan perfecta e ideal para el tipo de historia que deja a los fans de la famosa película con ganas de más, de mucho más.

Cabe destacar que para el día del cómic gratis del año pasado, Aleta regaló una pequeña historia inédita sobre la obra de Busquet y Ares, en la que se presupone hace las funciones de interludio entre lo sucedido en este primer tomo y el segundo que no tardará en publicarse. Esta extraordinaria parte goza de un coloreado que realza todavía más el arte del autor bilbaíno y nos muestra que tanto nuestro protagonista como Gwenn y Brenn siguen viviendo aventuras mientras nosotros nos contentamos viendo la vida pasar. Sé que hubo gente que se quejó por aquel entonces de que en la editorial no regalasen el adelanto de el cómic de El Ministerio del Tiempo, pero no puedo evitar reivindicar la titánica labor de ambos autores y la editorial de crear algo totalmente nuevo y a coste cero (que además le da sopas con ondas a la obra antes mencionada). Gracias a ello me animé a comprarme el tomo que hoy estoy reseñando y ya es parte de mi grupo de obras nacionales favoritas. Regalos así le alegran a uno.

La pelea que marcó un antes y un después.

Si te gusta el trabajo de alguno de los dos autores, poco tengo que decir para convencerte de comprar este cómic. Si por el contrario no tienes ni idea, pero te encantan los cómics de acción macarra y aventura sin frenos, ya estás tardando en conseguir un ejemplar. Además tiene ese plus de moralina que tanto nos gusta a algunos. Sinceramente amigos, no le veo fallo alguno a este producto. ¡De lo mejorcito del mercado!
(Para más info, siempre podéis pasaros por el artículo de Teresita Sunday).

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.