EL NACIMIENTO DE UNA NACIÓN

Título original:
The Birth of a Nation
Año: 2017
Director: Nate Parker
Guión: Nate Parker, Jean McGianni Celestin
Fotografía: Elliot Davis

Reparto: Nate Parker, Armie Hammer, Jackie Earle Haley, Gabrielle Union, Aja Naomi King, Penelope Ann Miller, Aunjaune Ellis, Mark Boone Jr., Colman Domingo, Roger Guenveur Smith, Griffin Freeman, Jeryl Prescott, Steve Coulter, Katie Garfierld, Cullen Moss, Aiden Flowers.
Valoración: 12 de años de esclavitud descafeinada /10

Sinopsis: Ambientada en Virginia, en 1831, treinta años antes del estallido de la Guerra de Secesión y basada en sucesos reales, narra la historia de Nat Turner, un instruido esclavo y predicador cuyo propietario Samuel Turner, que atraviesa por dificultades económicas, acepta una oferta para utilizar a Nat para someter a esclavos rebeldes. A medida que va siendo testigo de innumerables atrocidades (de las que son víctimas él mismo, su esposa Cherry y sus compañeros de esclavitud), Nat liderará en una rebelión contra la esclavitud con la esperanza de llevar a su pueblo a la libertad.

Estamos en plena temporada de premios, lo que significa que cada semana tenemos uno o dos estrenos con un porrón de nominaciones y elogios varios. Entre todas estas películas, realmente merecedoras, también se estrenan algunos proyectos en los que se nota que han sido destinados o creados con ansias de conseguir nominaciones de cara a las galas importantes, pero no todos lo consiguen y justo ese es el caso de El Nacimiento de una Nación.

Nos encontramos ante un drama sobre la esclavitud basado en hechos reales (si, otro más) que narra  la cruenta historia de Nat Turner, un esclavista más de los de entonces, instruido en la sociedad desde pequeño, el cual es comprado por un propietario para educar a otros esclavos más rebeldes. Un trabajo que le hace ver, aún más de cerca si cabe, todas las atrocidades infligidas a esta comunidad. Tras ser testigo de primera mano, decide tomar justicia y crear una pequeña pero importante rebelión.

Antes de nada, es interesante observar como Hollywood se muere por financiar cualquier historia basada este periodo histórico, ya sea por “justicia histórica” o por el gran número de estatuillas que puedan obtener. Y no pongo este comentario porque crea que no se deben crear más películas de este tipo (por dios, no me tachéis de racista) sino porque me parece un género en el que ya hemos tenido tantas buenas películas (12 años de esclavitud, The Help…) que, desde mi punto de vista, o haces algo diferente y fresco (hola Django Desencadenado) o sólo se va a convertir en una más del montón. Y precisamente este el principal problema de El Nacimiento de una Nación.

Es decir, en el fondo no estamos ante una mala película. ¿Es floja y a veces el ritmo mata un poco? Sí. ¿Es efectiva y visualmente tiene imágenes potentes y evocativas? Pues también. Por lo tanto el mayor problema de esta película reside en su falta de originalidad o intéres argumental, ya que muchas partes se siente como un absoluto dejavú. Uno bien narrado, eso sí, con una dirección más que solvente y buenas actuaciones (entre las que destaca la del propio director y guionista, Nate Parker), pero un dejavú al fin y al cabo. Aún así, Parker consigue algunos momentos de violencia realmente crudos e impactantes (sobre todo en su tenso tercer acto) y varios planos memorables, pero no dejan de ser buenos momentos envueltos en un contenido demasiado rutinario.

El Nacimiento de una Nación es un correcto drama sobre el esclavismo, bien dirigido e interpretado pero demasiado usual y flojo como para llegar a ser algo más. Algo del mismo nivel que otros grandes proyectos sobre este género. Efectiva pero algo prescindible.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe