EL MURCIÉLAGO SALE A POR BIRRAS, de Álvaro Ortiz

 


Título original
:

El Murciélago Sale a por Birras TPB
Sello: ¡Caramba! (Astiberri)
Artista: Álvaro Ortiz
Publicación España: Junio 2020
Valoración: El héroe que queremos y necesitamos

 

Es lunes cuando me siento a escribir frente al ordenador. En teoría debe salir una reseña mía mañana y no tengo la menor idea de qué lo puedo hacer. En mi caso particular, estoy viviendo una situación en la que trabajo más de lo que puedo físicamente, llegando totalmente destrozado a casa tras el curro y no me quedan energías para leer nada. Y no es porque no lo intente, pero termino durmiéndome antes de siquiera poder meterme de lleno en cualquier cómic o libro. Así que sólo me quedan las obras que me he leído durante esta cuarentena, en la cual he podido leer gran cantidad de cómics y libros que tenía pendientes. Toca remontarse a lo leído hace unas semanas para poder seguir escribiendo, por lo que sería de justicia hablar de la maravilla perpetrada por Álvaro Ortiz durante el confinamiento, amén de que he podido releerla recientemente. Nunca me sentí más representado con un héroe, nunca vi su cruzada más justificada. Bienvenidos a esta historia llena de acción, aventura, suspense y sobriedad. Hoy toca embarcarse en este viaje a…

EL MURCIÉLAGO SALE A POR BIRRAS
de Álvaro Ortiz

Si la dichosa cuarentena ha sido algo en especial, podría definirse en una palabra: aburrida. Especialmente para aquellas personas que están acostumbradas a estar en la calle, callejear y dedicarse a dar mamporros a todos los villanos y sinvergüenzas que encuentra a su paso. Alguien como nuestro protagonista, el Murciélago, uno de los héroes más conocidos de la historia y que cuenta con una legión increíble de seguidores. ¿Qué no sabéis quién es? Sí, copón, ese tío que va vestido de una versión murciélago dominatrix, con orejas puntiagudas y una capa que le queda muy chula. Además, su característica más famosa es que cuando se le necesita se manda una señal al cielo con su logo. Ya sabéis, la murciseñal. Me parece hasta absurdo dar tantos datos de un personaje tan conocido, así que volvamos al tema. Decía que la cuarentena ha sido tediosa ad nauseam y que nuestro protagonista está harto de tener que aguantar semejante tortura. Encima sin cerveza. Así que, ni corto ni perezoso, se decide a salir a buscar birras cuando se encuentra envuelto en una investigación sobre crueles asesinatos que suceden a lo largo de toda la ciudad. ¿Será el culpable alguno de sus archienemigos? ¿Podrá el comisario Pérez cerrar algún caso en su puñetera vida sin necesitar ayuda? Y lo más importante, ¿podrá tomarse una fresca este buen hombre? 

Si queréis saber las respuestas a todas estas preguntas, os toca haceros con el cómic en cuestión. Creo que hacía mucho tiempo que nada me tenía más en vilo que el devenir de Murci en su periplo cervecil. El bueno de Ortiz se dedicó a entretenernos durante el confinamiento regalándonos cuatro páginas cada día de esta aventura, que tiene más giros argumentales y locuras por viñeta que nada de lo que hayáis podido leer en mucho tiempo. El creador de obras como Cenizas, Murderabilia o Rituales se desmelenó durante esos días y dio rienda suelta a su imaginación con uno de los personajes más icónicos de la editorial de Burbank, dándole ese toque gamberro y desinhibido que lo hace tan sumamente atractivo. Las referencias al murciélago deceíta y los cameos de sus villanos y compañeros harán las delicias de los fans del personaje, además de algún que otro chascarrillo sacado de otros medios de la misma editorial. No puedo ponerle ningún «pero» a este cómic, ya que tiene un origen y cumplió con creces con sus pretensiones originales: entretener y hacer reír al lector. Y eso lo hace de manera sobradísima.

Que malo es eso de no tener nada que hacer…

En cuanto al tema del arte, coñas de puntuaciones aparte, a mí me tiene ganado. No hace falta hacer mención a sus otras obras para saber que es un gran dibujante, es que además, sabiendo el contexto y cómo se realizó este cómic, sigue demostrando un arte resolutivo lleno de expresividad y detalle. Y eso que hay viñetas en las que directamente están dibujadas rápidas porque el gag o la situación lo pide a gritos. La forma de narrar es sublime y las situaciones hilarantes necesitan de un dibujo que esté a la altura. Además, tenemos un murcipito sin censura, que ya es mucho más de lo que nos ha dado DC Comics en toda su maldita historia. Eso y la manera de usar correctamente la lengua castellana en cada uno de sus bocadillos. Bueno vale, esto último es puro vacile. Pero es cierto que visualmente es perfecto y desternillante a partes iguales. No se le puede pedir más a una obra de humor.

Quizá una de las obras más inesperadas e involuntarias que he visto en mi vida. Comenzó como una manera de pasar el confinamiento para Álvaro Ortiz y ha terminado convirtiéndose en cómic con todas las de la ley y encima bueno. Muy recomendable para todos aquellos que no tuvisteis la oportunidad de leerlo en su momento y totalmente necesario para los que sí. Sabéis que siempre será un grato recuerdo de una temporada que de feliz y grata tiene más bien poco. Son estas cositas las que le alegran a uno la vida y dicen que es de bien nacido ser agradecido. Así que no hay nada más que añadir.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Joe Runner

Orgulloso elotano (de Elda) que pasa los días leyendo cómics y charrando sobre ellos con sus amigos y familiares de la Zona. Vivo mejor que quiero.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.