#ZonaSaurio – EL MUNDO PERDIDO: JURASSIC PARK, los dinosaurios salvan la función

Con motivo del inminente estreno de Jurassic World, que aspira resucitar la saga jurásica ideada por Michael Crichton y Steven Spielberg tras el estreno de Jurassic Park 3 su extinción, los cinéfilos con simpatía por los bicharracos mesozoicos que pululan por esta web se han puesto de acuerdo para repasar algunas de películas en las que han aparecido estos animales, ya sea por su relevancia histórica, porque molan mil, o porque apestan y hay que decirlo. Bienvenidos… a #ZonaSaurio

riLnG54gT
El Mundo Perdido Jurassic Park Zona Zhero
Título original:
The Lost World: Jurassic Park
Año: 1997
Director: Steven Spielberg
Guión: David Koepp (sobre la novela de Michael Crichton)
Reparto: Jeff Goldblum, Julianne Moore, Pete Postlethwaite, Arliss Howard, Richard Attenborough, Vince Vaughn, Peter Stormare, Vanessa Lee Chester, Camilla Belle, Richard Schiff, Joseph Mazzello, Ariana Richards

Sinopsis: Cuatro años después del desastre ocurrido en el Parque Jurásico de la isla Nublar, John Hammond revela a Ian Malcolm que existe otra isla en la que se criaban los dinosaurios antes de ser transportados a la isla Nublar. Ian, acompañado por dos expertos, deberá acudir a la isla Sorna para rescatar a una científica, aunque los planes cambiarán drásticamente.

Mientras que el listo de Juanan se ha reservado la parte más divertida del repaso a la saga jurásica, a un servidor le ha tocado la más sosa. Ni la mitad de buena que la primera película, y no tan imbécil como la tercera entrega, toca profundizar en los pros y los contras de la primera secuela del que fue el pepinazo jurásico de Steven Spielberg: El Mundo Perdido: Jurassic Park. Hablamos de una continuación más o menos bien planteada, sobre todo si tenemos en cuenta que Michael Crichton tuvo que escribir el libro en el que se basa a marchas forzadas y prácticamente por petición expresa de Spielberg, por no mencionar que si la primera entrega ya se tomó muchas libertades como adaptación, esta secuela tiene aún menos parecido al material del que procede.ZonaZheroJP2 1 El Mundo Perdido es más oscura que Jurassic Park (incluso juguetea con el terror en algún momento), no repite la fórmula de la anterior, y solo recupera como protagonista total a uno de los personajes principales de aquella, evitando un poco la sensación de segunda parte innecesaria. El problema es que nada de lo que propone resulta demasiado interesante en su desarrollo. Al poco de empezar es fácil detectar la total ausencia de sentido de la maravilla, anticipación y disfrute que impregnaba cada minuto del film original. La base argumental de esta se puede resumir en “po’ vale” en el mejor de los casos, pues puede ser difícil de tragar que siempre haya habido una isla, la Zona B, donde los responsables del Parque Jurásico original criaban a los dinosaurios antes de llevarlos al parque en Isla Nublar. Entonces… ¿por qué los huevos estaban en la propia Nublar en la anterior entrega? ¿Qué utilidad tiene criar animales de quince toneladas en una isla para luego trasladarlos a otra?Zona Zhero El Mundo perdido JP Pachy El diálogo y la caracterización de personajes tampoco ayudan. Estamos en 1997, plena edad oscura del blockbuster, en la que todos los protagonistas son idiotas y solo parlotear sin decir nada que atrape. Diréis “pues Ian Malcolm molaba“. Sí, molaba. En pasado. Aquí no conserva su carisma y se le ve bastante aburrido. En versión original se puede gozar de la peculiar forma de hablar de Jeff Goldblum, pero nada más. Julianne Moore (¡Julianne Moore!) consigue, de alguna forma, caer mal . Y no olvidemos que Vince Vaughn también está aquí. Milagrosamente, el actor que siempre resulta insoportable, aquí es aún más insoportable… y encima no muere. Maravilloso. También está por aquí la hija de Ian, que discute con él porque no va a sus partidos de béisbol o alguna m***da así. Yo qué sé, quiero que salgan ya los dinosaurios. Ese es el gran problema de El Mundo Perdido, que todo lo que no involucra a los animales prehistóricos es un rollo. Aparte, el tema de proteger a los animales flojea mucho, principalmente porque “los buenos” no dejan de cagarla, y “los malos” tienen que salvarles el culo. De hecho, Roland Tembo, el supuestamente frío e implacable cazador interpretado por el gran Pete Postlethwaite, es el personaje más carismático, cabal y honorable del film. Por lo que a quien escribe estas líneas respecta, la cinta debería ir sobre él. Además, Vince Vaughn le odia y le quita las balas en una situación de peligro, así que el propio film me da la razón.JP2 ZonazheroPero venga, vamos a lo bueno. Los dinosaurios, afortunadamente, siguen petándolo fuerte, y en esta ocasión hay más, y más variados, apareciendo la mayoría de los de la primera entrega y varios nuevos, como paquicefalosaurios, procompsognatus y estegosaurios. Es cierto que ninguna setpiece de esta peli está tan bien planificada y montada como cualquiera de las vistas en la original, los dinosaurios y las secuencias de pura aventura que conllevan siguen siendo un auténtico disfrute. Por ejemplo, la larga escena en la caravana, dividida en varios segmentos, demuestra que Spielberg sigue dominando la construcción de las escenas y el espíritu del más difícil todavía. Los efectos especiales, a cargo de los mismos especialistas que Jurassic Park, siguen siendo extraordinarios, así que la dinomanía de cualquier aficionado estará razonablemente satisfecha, compensando así lo negativo. Mi única queja en este apartado es que los raptores pierden mucho encanto, pues se muestran imperdonablemente torpes (derrotados por una niña gimnasta…), y están demasiado eclipsados por los tiranosaurios, hecho evidenciado por el clímax de la cinta, claro homenaje a Godzilla con plano de transeúntes nipones incluido, y que pega más bien poco con el resto del film.Zonazhero jp2 3 Encima, la llegada del dinosaurio a la ciudad tiene agujeros de guión por doquier. ¿Un tiranosaurio del tamaño de un autobús se come a la tripulación de un barco metiéndose por pasillos y camarotes de tamaño humano, y luego se vuelve a encerrar él solito en la bodega? ¿Es eso? ¿O es que faltan escenas en el montaje que deberían haber sido clave? Cuando se habla de este punto hay algo a tener en cuenta: muchos de estos fallos derivan del hecho de que una setpiece que involucraba raptores, pterosaurios y aladeltas se quedó en el guión y los storyboards, restando coherencia y sentido a las que las continuaban. Literalmente, falta una secuencia de acción relevante en la trama. Fatal en cualquier caso. Pero…ay. Es difícil enfadarse con una secuencia centrada en un tiranosaurio sembrando el caos por San Diego. Soy débil. Quizá por eso un servidor disfruta en cierta medida de una película que, pese a sus fallos, es correcta en el mejor de los casos.
BeYShIT

El Mundo Perdido: Jurassic Park es una secuela que uno no se pone a ver de forma individual, porque por sí misma no ofrece nada que su predecesora no ofrezca de mejor forma. Sin embargo, si tras gozar de la primera entrega quedan ganas de más dinosaurios, este es un complemento razonablemente satisfactorio. Ni más ni menos.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe