EL IMPERIO DE LOS CADÁVERES, de Project Ito, Toh EnJoe y Tomoyuki Hino

 

 


Título original:
Sisha no Teikoku (屍者の帝国)
Sello: Kadokawa Shoten
Mangaka: Tomoyuki Hino
Publicación original: Jun. 2016
Publicación España: Feb. – Mar.  2018 (ECC)
Valoración: Elemental, querido Friday /10

 

 

Imaginad por un momento que el Doctor Viktor Frankenstein hubiera existido de verdad, que hubiera llevado a cabo con éxito sus experimentos y que hubiera conseguido crear vida de la muerte. ¿Cómo habría sido nuestra civilización de haber tenido esos conocimientos en necrotecnología? Pues esa es precisamente la premisa a partir de la que se construye…

EL IMPERIO DE LOS CADÁVERES
de Tomoyuki Hino

Concluyo que este hombre está muerto.

Lo que se nos plantea es una nueva vuelta de tuerca al mito del monstruo de Frankenstein creado por Mary Shelley, en manos de Tomoyuki Hino: Bueno, eso es darle demasiado mérito al mangaka que, aunque nos ha dejado una buena adaptación, no deja de ser eso. El auténtico mérito y el verdadero gancho de esta obra es Keikaku Ito, más conocido como Project Ito.

Esta joven promesa de la literatura japonesa falleció en 2009, a los 34 años de edad, dejando precisamente esta obra incompleta. En el año 2014 (y no en 2004 como digo en el podcast, cosas del directo), Toh EnJoe decidió ser el novelista que, con las notas que dejó Ito, pondría fin a la aventura inconclusa. La novela denota un cambio de estilo narrativo, sobre todo a la hora de expresar con palabras las escenas con mayor contenido de acción. Pero la intención es lo que cuenta y finalizar la novela propició que se produjese un anime con muy buena acogida dirigido por Ryotaro Makihara (Hal), y como todo en Japón tiene manga, aquí tenemos a nuestro Tomoyuki Hino, recibiendo el testigo de esta obra tan significativa.

Triple axel con mortal resultado.

Todo transcurre a finales de 1800, en plena era victoriana de esta realidad paralela, donde acaban de explotar la revolución industrial y la revolución necrotecnológica. Esta segunda ha sido propiciada por el hallazgo del laboratorio de Viktor Frankenstein, desaparecido en el ártico mientras huía de su criatura, y ha dado lugar a una ingente cantidad de muertos al servicio de los vivos. Según el necroware de cada modelo, que depende del año de defunción del muerto, se pueden instalar diferentes softwares a la carta, como secretariado, hostelería, labores del campo… o programarlos para que sean armas explosivas andantes…

En medio de esta suerte de steampunk necrológico nos encontramos con un joven John Watson (Las Aventuras de Sherlock Holmes) que ha creado un muerto viviente sin ayuda y de manera totalmente ilegal: su asistente personal, Friday (Robinson Crusoe). Abraham Van Helsing (Drácula) y M (007), agentes del Servicio de Inteligencia de Walshingham le descubren y le ofrecen cambiar la prisión por sus servicios incondicionales. Estos servicios se basan en buscar el memorándum del Dr. Frankenstein que se supone que tiene en su poder Alexei Karamazov (Los hermanos Karamazov) y lo está usando para crear un reino habitado sólo por cadáveres liberados. Lo mejor que le podía pasar a Watson, ya que él también quiere hacerse con el memorándum, única fuente de información de creación del modelo definitivo que sea capaz de dominar el lenguaje y pensar por sí mismo. Según dicen, The One, que así llaman al monstruo de Frankenstein, es el único muerto poseedor de alma y eso es lo que Watosn quiere para Friday.

Quítate la chaqueta, Friday, que es de pana.

De este modo, nos embarcamos en las aventuras de Watson y Friday que, acompañados por Frederik Burnaby (1842-1885) y Nikolai Fryodorov (1829-1903) atravesarán Afganistán, guerra subsidiaria entre Inglaterra y Afganistán librada por cadáveres incluida, hasta dar con el ingeniero de cadáveres Karamazov, pero no con el memorándum. Así que la aventura continúa por Japón, que mataría y matará por ser los primeros en desarrollar modelos definitivos; EEUU, que está atestado de zombis y de vuelta a Inglaterra a bordo del Nautilus (20.000 leguas de viaje submarino).

En su recorrido se encontrarán con un montón de personajes más, entre los que destaca Hadaly (La Eva Futura) que lo mismo te salva de una horda de zombis de cuatro trabucazos sin que se le menee la pamela que te tapa la visión de media viñeta con sus voluminosos pechos. Dejando de lado el, escaso pero existente, fanservice del manga, desde Thomas Edison (1847-1931) hasta Rett Butler (Lo que el viento se llevó) tienen cabida en esta peculiar obra. Si os habéis dado cuenta todos los personajes de la trama, o son personajes históricos o de ficción ya existentes, cuyas vidas se desarrollaron en la era victoriana.

¡Te reviento, pavooo!

El dibujo es bastante corriente y aporta lo justo para localizar la acción a desarrollar (también está construido a partir de un anime y el diseño de personajes está bastante limitado), pero lo importante, lo que no hay que olvidar en ningún momento es que la obra original es una novela y que el verdadero motivo de toda la acción y las escenas de lucha contra los imparables zombis es el mensaje que se oculta tras ellas.

En este caso son varias las líneas de reflexión que nos lanza Project Ito. Por un lado, algunas cuestiones éticas como si tenemos derecho a quitarle su dignidad a los muertos levantándolos de sus tumbas y explotarlos hasta más allá del límite de sus miembros. Por otro lado, cuestiones sociales y políticas, sobre la facilidad del ser humano para hacer estallar una guerra mundial en cuanto tiene un mínimo de poder, por no hablar del estancamiento laboral si los muertos se encargan de los mismos puestos de trabajo por los siglos de los siglos. Y todo ello mientras juega con el concepto de los 21 gramos y la existencia del alma.

¡No matarás a mi muerto!

El Imperio de los Cadáveres es un manga que toma como premisa el experimento necrológico de Viktor Frankenstein y le da vida en una era victoriana paralela. Una historia de aventuras y acción repleta de zombis y personajes conocidos, en tres tomos que se leen en una tarde y se disfrutan durante y tras su lectura. Una obra de apariencia sencilla que nos acerca a la literatura japonesa contemporánea.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.