EL HIJO. Un Superman malvado

Título original:
Brightburn
Año: 2019
Director: David Yarovesky
Guión: Brian Gunn, Mark Gunn
Fotografía: Michael Dallatorre

Reparto Jackson A. Dunn, Elizabeth Banks, David Denman, Meredith Hagner, Matt Jones, Jennifer Holland, Steve Agee, Becky Wahlstrom, Stephen Blackehart, Terence Rosemore, Annie Humphrey, Christian Finlayson, Emmie Hunter, Mike Dunston, Gregory Alan Williams, Elizabeth Becka, Gwen Parrish, Leah Goodkind, Shaun McMillan, Michael Rooker

Valoración: Mejor serie B desde Overlord

Sinopsis¿Qué pasaría si un niño de otro mundo aterrizara de emergencia en la Tierra, pero, en lugar de convertirse en un héroe para la humanidad, fuera algo mucho más siniestro? Pues eso.

La premisa de esta película es igual de sencilla y directa que el producto que ofrece así que sere breve con la presentación, pero básicamente El Hijo nos relata una especie de What If? en el que se nos pregunta: ¿Qué hubiese pasado si ese bebé que mandaron los kryptonianos a la tierra, en vez de ser el boy scout volador que todos conocemos, fuese un puto psicópata? Pues de eso va esta divertídisima propuesta, producida por el buen amigo James Gunn y guionizada por sus hermanos.

Divertida, os lo juro.

Adoro las películas que van al grano. Pero adoro aún más «la serie B bien hecha», y para mi sorpresa El Hijo cumple de sobra con esas dos expectativas. Haciendo una breve comparación, recuerda mucho a Overlord, esa estupenda serie B del año pasado que cogía una idea tan simple y loca como «nazis y zombis » y la ejecutaba a la perfección, dándote justamente eso pero además con personajes majos, buen gore y un tono muy bien medido. Pues bien, El Hijo es justo eso: una salvaje, divertidísima (si os van las pelis festivaleras vais a gozar como nunca), autoconsciente y con una fresca vuelta de tuerca a las películas de orígenes de superhéroes, bueno más bien, orígenes de supervillano.

Es una gozada ver como los creadores de esta película han sabido medir tan bien una idea que en papel suena completamente estupida o ridícula y la han dado forma convirtiéndola en una gran película de terror que cuando acojona e impacta lo hace de manera tan bruta como nuestro protagonista, pero que aparte de eso tiene un guión tan inteligente que deja espacio para algunos momentos de humor muy bien introducidos y que se sienten completamente naturales dado lo increíblemente bizarro de la situación a la que se enfrentan los padres de Brandon.

Pues efectivamente, corta…

Uno de los aspectos que más aplaudo de esta película es lo bien que funciona la relación principal de la madre brillantemente interpretada por Elizabeth Banks (incluso cuando el chaval comete las locuras más bestias, tú ves en los ojos de ella ese infinito amor de madre) y la de Brandon. Y es que aunque El Hijo es un terror fantástico y va a lo que va, hace un notable trabajo en construir esta familia y hacer que nos la creamos antes que toda la crazy shit comience. Y es que una vez Brandon descubre sus poderes la película se convierte en un slasher superheroico que no hace más que ir a más a medida que avanza el metraje y que cuenta con las escenas gore más delirantes, creativas e impactantes que he visto en mucho tiempo. Así que, si sois de los que les fastidió que Hellboy llegase censurada, no os preocupéis e ir a disfrutar del gozoso festival de violencia que es esta película.

Sinceramente pocas cosas negativas tengo que decir sobre El Hijo. Quizás el montaje cuenta con demasiadas escenas de corta duración pero a la vez eso hace que la película no te dé ni un respiro entre escena y escena. Y no me puedo ir sin hablar del papelón que se marca Jackson A. Dunn y es que las miradas y expresiones que realiza en numerosas escenas son verdaderamente escalofriantes. Y es que este chaval consigue que un superhéroe psicópata sea oscuramente carismático, vamos, que tiene futuro por delante.

Te miro y te fulmino.

Entre tanta película de superhéroe (no lo digo como algo malo sino como una realidad) El Hijo se impone como una cinta realmente original, fresca y sorprendente en su desmedido uso de la violencia. Una película muy festivalera y que como producto fantástico de horror «serie B» es uno de los ratos más divertidos y satisfactorios que he tenido en una sala de cine este año. Así que si, id a ver a este Clark Kent al que la pubertad no le he sentado nada bien, porque os prometo que os lo pasaréis en grande.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.