EL DIOS SERPIENTE: LOS MANES DE LOKI, de Jerôme LeGris y Benoît Dellac

 

 

Título original:
Serpent Dieu 3: Les Mânes de Loki HC
Sello:
Éditions Glénat
Guionista: Jerôme LeGris
Artista: Benoît Dellac
Colorista: Sébatien Bouët
Publicación Francia: Octubre 2019
Publicación España: Febrero 2021 (Yermo Ediciones)
Valoración: Digno de Mjölnir y del salón del Valhalla

 


Siempre que te enfrentas al final de una saga tienes el miedo de que  arruine la experiencia del viaje y te deje un sabor amargo. Muchas grandes series no han conseguido tener un final a la altura del recorrido. Aunque yo soy de los que piensan que si el viaje ha merecido la pena, que el final no sea satisfactorio no tiene que hacer condenar al ostracismo toda la serie. Tiene mucho mérito mantener un nivel alto durante números y números y es prácticamente imposible no acabar teniendo algún bajón.

Por suerte, en éste caso estamos ante un broche de oro a una de las colecciones más destacadas del catálogo de la siempre excelente Yermo, especializada en cómic europeo de grandísima calidad. En éste caso hablamos de…

EL DIOS SERPIENTE: LOS MANES DE LOKI
de Jerôme LeGris y Benoît Dellac

Con el tercer álbum llegamos al final de ésta epopeya de Elrik, el Orcadiano. La batalla final por Midgard entre las fuerzas del sibilino Loki y los guerreros servidores del padre de todos Odín. Un último tomo realmente espectacular lleno de acción, muerte y sangre.

Quien me conoce sabe que cualquier aventura que implique batallas, carnicería y una buena dosis de acción desenfrenada me tiene conquistado y muy mal se tiene que dar para que no me acabe fascinando. Ésta serie es de esas que disfrutas cuando necesitas algo que no te haga pensar demasiado, simplemente pasarlo con un enano mientras vas viendo miembros descuartizados, muros de escudos y héroes en busca de su destino. Un tebeo palomitero lo cuál no implica que tenga que ser peor que obras más sesudas. Debemos ya desterrar ese pensamiento arcaico de que cuanta más compleja y más interpretaciones tenga una obra más méritos y merecedora de halagos y premios es. Un tebeo disfrutón como es éste caso es tan válido como From Hell, Watchmen o Maus.

Cuando te viene Hacienda.

Es un derroche de testosterona pero un detalle muy a su favor es que tiene personajes femeninos de gran importancia y que gozan de no pocos momentos estelares. Por ejemplo, en éste último tomo los autores se las arreglan para introducir a Hemma de las viudas, un personaje delicioso que podría parecer metido a calzador ya en el último momento pero en pocas páginas su desarrollo ha hecho que se convierta en mi personaje favorito.

Qué gratificante resulta leer un tebeo donde todo funciona, cada viñeta está donde debe, ni sobra ni falta nada. Una historia sencilla, que ocupa sólo 3 álbumes pero es lo que tiene que ocupar, ni una página más ni una menos. Muchas veces ocurre que la historia se alarga demasiado sin necesidad o al contrario, se queda corta de desarrollo. Aquí no, está medida a la perfección. Como cuando vas al restaurante y pides el chuletón al punto y lo clavan. Y cómo disfrutas ese chuletón con sus buenas patatas. Esa es la sensación que te deja éste tebeo, dices «jo, que bien aprovechado todo». Y no es nada sencillo hacer esto, el guionista y el autor deben estar muy bien compenetrados, y en éste caso se nota que lo están. El guionista sabe cómo disfruta el dibujante de las escenas de acción y de lucha y le deja el espacio suficiente para lucirse, conformando un equipo muy eficaz.

Olaf, hazme un muñeco de nieve.

Tampoco era fácil conseguir una historia destacable dentro de la temática de los vikingos y la mitología nórdica, que tan explotada ha estado en los últimos años tanto en libros, cómics, películas y series de televisión. El boom de Vikings fue sin duda un pistoletazo de salida a productos basados en la Historia nórdica y desde entonces mucho es el material que hemos tenido de la misma.

Aún así, apuesto (el tiempo lo dirá) a que El dios serpiente conseguirá quedarse en mi recuerdo nítidamente gracias sobre todo a los personajes. Para mí es una serie de personajes. En apenas 3 tomos que ocuparán en total unas 180 páginas todos y cada uno de ellos tienen su momento, su construcción y un desarrollo que a pesar del reducido espacio no es para nada precipitado. Los autores siempre dicen que es mucho más complicado desarrollar una historia y unos personajes en una historia corta o con un espacio acotado. Aquí se consigue eso de forma brillante.

Aquí van a rodar cabezas (literalmente).

Y si el desarrollo de la historia es excelente, no se queda atrás el apartado gráfico. Combina a la perfección el estilo bd tradicional de línea fina y clara con la composición y el dinamismo más propios del comic americano, logrando una perfecta simbiosis entre espectáculo y clase, aderezado con un color de magnífica factura y mucho volumen, dotando de movimiento real a cada viñeta, en cualquier momento notas que te va a salpicar la sangre o te va a rozar el hacha de un berserker.

El Dios Serpiente es una excelente trilogía dentro del catálogo de Yermo y del cómic europeo en general, a la que pienso que no se le ha dado toda la consideración que se merece…..Un momento….

¿Seguro que éste es el final? Sin hacer spoilers, podría no serlo….puede que volvamos a ver a éste equipo creativo en una nueva aventura vikinga. Y por Odín, ojalá que así sea.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.