EL CRISTAL OSCURO DE JIM HENSON. La historia visual definitiva

Me he visto obligada a rizar el rizo y buscar una manera de transmitiros lo que significó el Cristal Oscuro para mí y toda una generación de niños criados por los muñecos de la tele. Si Ferran se pensaba que, hablando de la peli y de la serie, iba a acaparar toda la atención de los zhéroes en cuanto a lo que Thra supuso y aún supone para el mundo del cine, se equivocaba.

Hace más o menos un mes que mi compañero tuvo a bien reseñar la película Cristal Oscuro. Cuando la leí, sentí el impulso de dejarle un comentario expresando la opinión de alguien que ha vivido esa aventura más veces de las que puede recordar. Decidí que era mejor aprovechar el lanzamiento de la serie precuela en Netflix para hacer mi propia reseña del mundo creado por Jim Henson pero, al volver de vacaciones, el mismo Ferran pidió hablar de La Era de la Resistencia ya que, a pesar de no haber visto la película en su tiempo, se había encontrado con algo mucho más grande de lo que pensaba.

Los místicos, los skeksis y los dioses.

Y es que te puede gustar más o menos, pero es innegable que no existe ni existirá una película igual. Cristal Oscuro es la peli de marionetas más extensa y elaborada que se ha hecho jamás. Algo irrepetible que dio vida al único film de imagen real sin actores humanos y que se consiguió gracias a la confluencia de una historia fantástica, un presupuesto de escándalo y el mejor equipo técnico. Y, a pesar de todos sus intentos por compartir méritos con todos y cada uno de los que participaron de la creación y recreación de su mundo, un único responsable: Jim Henson.

Jim Henson y Lolo Rico son las mentes creadoras de los muñecos que salían por la tele en los años ochenta, época dorada en la que me tocó crecer. Gran marionetista y mejor narrador, Henson está detrás de gran parte de mis recuerdos, de las bases sobre lo que se fue cimentando lo que soy. Uno de mis primeros recuerdos televisivos, por no decir el primero, es La Bola de Cristal y, desde entonces y para mí, nada ha conseguido superarlo como mejor programa infantil del mundo. Eso, los fines de semana por las mañanas porque, cada tarde, Barrio Sésamo era mainstream en mi salón. Y más adelante Los Fraggle y Los Teleñecos. Y cuando no televisaban programas infantiles, lo que veía era La Trilogía de La Guerra de Galaxias (la saga ahora conocida como Star Wars), Dentro del Laberinto, La Historia Interminable y, por supuesto, Cristal Oscuro. Mundos en los que se usaba la artesanía para hacer creíble la fantasía a niños (y no tan niños), aún no pervertidos por la era digital, y se inventaba todo lo necesario para que no se viera el truco. Y muñecos. Marionetas de todas las formas y colores que interactuaban con personas de verdad.

14 de diciembre de 1982, estreno de Dark Crystal en LA y mi 1er. cumpleaños.

Con los años, aprendí que detrás de la mayoría de los muñecos de voces estridentes que me enseñaban a contar a carcajadas o lo cerca y lejos que estaban las cosas de la pantalla, se encontraba la mente de Jim Henson, siempre de la mano de su inseparable Frank Oz (juntos, interpretaban a Gustavo y Peggi, a Epi y Blas y a un sinfín de personajes que forman parte del imaginario popular, amén de ser los directores de Cristal Oscuro). Por eso, cuando Norma Editorial decidió publicar Cristal Oscuro: La historia visual definitiva en Diciembre de 2017, coincidiendo con los 35 años del estreno de la película, me hice con él al instante. Ante mí, un aluvión de fotografías y bocetos de los diferentes procesos de creación, así como páginas sueltas del guión, libretos, anotaciones y listados intercalados entre sus páginas, a modo de extra.

Y he aquí mi excusa para hablar de la importancia de esta obra dentro del mundo del arte. Del aura fantástica que desprende casi cuarenta años después. Del esfuerzo que tantas y tantas personas hicieron para hacer realidad la fantasía soñada de Jim Henson. De la importancia que tuvo la gallina Caponata en el diseño y manejo de los místicos o lo que influyó la construcción de la marioneta del maestro Yoda para El Imperio Contraataca. Del esfuerzo general por sacar adelante un proyecto tan ambicioso como emocionante. De la historia de amor por la fantasía que creó Jim Henson alrededor del Cristal Oscuro y a la que supo arrastrar a los mejores especialistas de cada campo.

El perro son cuatro o cinco marionetas diferentes.

Este libro es una fantástica forma de entender el despliegue que supuso la preparación, el rodaje y la producción en general de la Obra Magna de Jim Henson y, por ende, parte de las técnicas que han usado para su precuela. Cómo hizo crecer el proyecto hasta alcanzar una magnitud inimaginable y contagiar de su ilusión a todo el que participaba de él. Y todo contado de primera mano por ellos los protagonistas detrás de las cámaras, en los que no se reparó en gastos.

A saber: Dick Smith (El Exorcista, El Padrino, Taxi Driver) se encargó de los procesos creativos de espuma de látex. Gary Kurtz (Una Nueva Esperanza, El Imperio Contraataca) como productor. Fred Nihda, el responsable del diseño del Hombre de Hojalata para la versión de Broadway y otros encargos de Bob Fosse, diseñó a los Garthim. Trevor Jones (El Último Mohicano) se encargó de la épica banda sonora. El reputado novelista de películas, A.C.H. Smith se encargó de la novela de la película, que se publicó a la vez que el estreno de la peli. Hasta Oswald Morris, que ya se retiraba como director de fotografía, accedió a formar parte según Jim Henson le proponía ideas y retos en los que podía experimentar con el light-flex.

Ese color arenoso es efecto del light-flex.

Porque ese el es verdadero secreto de Cristal Oscuro, desde los jefes de proyectos hasta el último técnico, ingeniero, escultor, marionetista, mimo, artesano o fontanero tuvo contacto directo con Henson. El nivel de implicación del director en pos de la perfección hacía que todos se contagiasen de su entusiasmo y dieran lo mejor de cada uno, hasta tal punto que un equipo iba al espacio de trabajo del otro, interactuando en sus trabajos y ayudando a crear las mejores técnicas para dar vida a cada personaje y rincón de Thra. Participó en todo, explicando a dónde quería llegar y escuchando las mejores maneras para hacerlo. Desde los diseños de los personajes y escenarios, la creación de todas las marionetas, sus mecanismos, vestuario e interpretación, (Jim Henson es Jen y Frank Oz es Aughra), incluidos idiomas inventados, la construcción de decorados interiores y exteriores, la utilería, la música, la fotografía, la escenografía, la iconografía, la combinación de técnicas físicas y ópticas que dieron lugar a efectos especiales únicos, y, por supuesto, el guión y la dirección, Jim Henson estuvo implicado directamente en todo para conseguir la gran obra de arte que resultó ser su película, por los siglos de los siglos, amén.

Y no quiero entrar en la filosofía de la dualidad o la espiritualidad implícita en la historia porque estaríamos aquí hasta mañana, casi mejor que lo leáis vosotros mismos entre un montón de anécdotas y retos cinematográficos a superar, en este imprescindible volumen para los fans de la obra de culto que se convirtió en franquicia. Los que no crecieron con la voz de Kira taladrándoles el cerebro mientras grita a los animales en la cámara de los skeksis es una buena forma de empaparlos del contexto socio-cultural del momento y comprender lo que supuso la creación por parte del equipo y nuestra recreación insaciable, e imparable gracias a nuestros vídeos VHS.

El observatorio de Aughra es un espectáculo real.

Más allá de cualquier documental Cristal Oscuro: La historia visual definitiva es la mejor manera de sumergirse en este mundo fantástico y valorar cada mínimo detalle que lo rodea. De pequeña los skeksis me aterrorizaban, incluso los místicos. Pero con el tiempo me di cuenta de que el miedo forma parte de nuestro aprendizaje y, según lo alimentemos, nos marca como personas. Dejad que los niños se acerquen a It.

¡Nos vemos en la Isla!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

 

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.