EARTHWORM JIM, de Dan Slott y Barry Crain

 


Título original
:
Earthworm Jim #1-3

Sello: Marvel
Guionista: Dan Slott
Artista: Barry Crain
Entintandores: Manny Galan, Carlos Garzón, Al Williamson, et al.

Colorista: Ed Laz
Publicación USA: Dic. 1995 – Feb. 1996
Valoración: Locura de la infancia/10

 


Por fin estrenamos la sección de análisis de cómics de nuestra página y un servidor no ha podido evitar la tentación de abrirla con un grande: Earthworm Jim. Seguramente que este título generará muchas preguntas, pero nos centraremos en dos: ¿Qué es Earthworm Jim? y ¿desde cuándo hay un cómic? Como diría nuestro querido amigo Jack el Destripador, vayamos por partes.

Earthworm Jim es un videojuego de plataformas de la década de los 90 basado en las locas aventuras de una lombriz llamada Jim que, por accidente, se enfunda en un traje cibernético y va por la galaxia en busca de la princesa ‘Como-se-llame’ (sí, ese es su nombre). Locas misiones y personajes de lo más disparatados (Perrito Peter, Profesor Cabeza-de-mono, Cuervo Loco o Reina Cuerpo-de-babosa-pursátil-hinchado-putrefacto-rezumante-lleno-de-pus-y-deforme, entre otros) hacían que este juego se hiciera ameno, divertido, frenético y, por qué no decirlo, deliciosamente estúpido. Fue creado por Doug TenNapel (Power Up, Ghostopolis) que quizá sea una de las personas más polifacéticas en el mundo audiovisual, y por David Perry que fue el fundador de Shiny Entertainment (la empresa que lanzó el juego). Bueno, creo que he respondido a la primera pregunta.

Si es que no sabe estar sin meterse en líos.

El famoso juego pasó a ser serie de televisión, y cómo no, cómic. Constó de tan solo tres números y fue publicado por el sello Marvel. Sí, Marvel, pero no el que conocemos todos. La Casa de las Ideas pensó en crear un pseudo-sello especial en dónde publicar Ren & Stimpy, Beavis & Butthead y Earthworm Jim: el nombre escogido fue el de Marvel Absurd. El resto de datos los tenéis al principio, pero me gustaría añadir una duda personal, y es que no comprendo por qué el elegido para guionizar el cómic no fue su creador Doug TenNapel, sino el aclamado Dan Slott (Superior Spiderman, Mighty Avengers). Puede que el pasado de Slott como guionista de dibujos animados como Animaniacs, Looney Tunes o Ren & Stimpy tuviera mucho que ver, pero sigo pensando que TenNapel tenía más galones. Si alguno de vosotros conoce la respuesta, no dudéis en dejarla en los comentarios, me haríais harto feliz. Bueno, ya he contestado ambas preguntas, asique vayamos al lío.

La historia nos lleva al reino del Gato Malo y de cómo se alía con todos los enemigos de Jim para hacerse con el control del traje. La idea de Gato Malo y su Liga del Mal es la de quitarle el traje mediante lo legal. O sea, contratando a unas decenas de abogados infernales. Mientras tanto, Jim y la princesa Como-se-llame son capturados por el profesor Cabeza-de-mono y Cuervo Loco, y son separados, dejando a la princesa en el Planeta del Agua (reino de Bob) y Jim al laboratorio del profesor Cabeza-de-mono. Consiguen sacar a Jim del traje, pero pese a que Cuervo Loco pretende comerse a nuestra heroica lombriz, ésta consigue escapar del pérfido maníaco. Huyendo Jim, termina en una de las jaulas del profesor, dónde se encuentra por primera vez con Peter y nos cuentan el origen de Jim. A partir de aquí, Jim y Peter deberán escapar e ir en busca de la princesa, la cual ha sido engañada con un sucio truco barato por parte del profesor, para que se case con Bob (que es un pez en una pecera, por cierto).

Si es que hacen buena pareja el par de bichos.

El cómic hace honor al humor absurdo y frenético del juego, haciendo chistes y gags en cada viñeta. Pese a que a veces el dibujo adolece de pobre, Barry Crain (Conan, Marvel Comics Present) consigue meternos en ese universo desenfadado y caótico que nos gusta a los seguidores de la saga. También cabe decir que el guión de Slott está a la altura, dando por satisfechos a todos los que busquen una historia de Earthworm Jim. Mirándolo fríamente, sin dejarme llevar por el amor personal a la serie, viene bien el corto número de cómics para contar esta historia, pese a la utilización masiva de todos los personajes que a veces consigue marear al lector.

Por poner alguna pega podemos decir aquello de que los noventa fueron un desastre. El dibujo es bastante pobre (por no hablar del coloreado) y siempre quedará ese What if…? si hubiese sido guionizado por Doug TenNapel. Y poniéndonos quejicas y tiquismiquis, de las tres series que editó Marvel Absurd, ésta fue la más corta con diferencia (3 números), mientras que Ren & Stimpy (44 números) y Beavis & Butthead (28 números) gozaron de una continuidad mucho más saludable. Además, es casi imposible encontrar el cómic (y mucho menos en español). Ojalá Crom me oiga y hagan por fin una serie digna de Earthworm Jim, con Doug TenNapel, un buen dibujante y una serie de mínimo doce números. Soñar es gratis.

Esto es acabar el número con estilo.

En resumidas cuentas, y acabando ya con éste análisis, el cómic de Earthworm Jim está francamente bien. Te deja buen sabor de boca y consigue quitarte esa espinita de leer algo referente a la saga. No hay que olvidar que puede ser ampliamente mejorable, pero también es interesante ver el origen de gente como Dan Slott, y más en una serie de esta índole. Léelo si te gustaba el juego o simplemente si quieres reírte sin reparar en nada más que en el humor fácil.

Y esto ha sido todo, espero veros pronto en el próximo análisis del que daré dos pistas: trata sobre un alcalde y su apellido es centenario. ¿Ya los sabéis? Si no tenéis ni idea, no os perdáis la próxima entrada.

¡Nos vemos en la Zona!

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. ubmss dice:

    Me leeré el cómic sólo para poder comentarte algo decente

Deja un comentario, zhéroe