DOCTOR STRANGE. El multiverso va a llegar

Título original:
Doctor Strange
Año: 2016
Director: Scott Derrickson
Guión: C. Robert Cargill, Thomas Dean Donnelly, Joshua Oppenheimer, Jon Spaihts (basado en el cómic de Stan Lee y Steve Ditko)
Reparto: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Eijofor, Rachel McAdams, Michael Stuhlbarg, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Neve Gachev, Amy Landecker, Scott Adkins, Dante Briggins, Tony Paul West, Daniel Eghan, Annarie Boor, Jill Buchanan, Pezhmaan Alinia.
Valoración: 8/10
Sinopsis: ‘Doctor Extraño’ cuenta la historia del neurocirujano Stephen Strange, quien, después de un terrible accidente de tráfico, descubre el mundo oculto de las dimensiones mágicas.

Una de las cosas que más se le achaca a Marvel Studios es la repetición de una misma fórmula una y otra vez, cambiando los ingredientes pero manteniendo la misma receta, para conservar una sensación de familiaridad entre el público y cohesionar aún más su universo compartido. Y la verdad es que con resultados mejores o peores, el Universo Cinematográfico Marvel ha conseguido, tras ocho años, asentar un estilo propio, tremendamente efectivo a nivel comercial, que prueba que una buena ejecución de la mano de cineastas solventes es más eficaz contra el agotamiento que una experimentación forzada.

Es innegable que, a nivel de historia, Doctor Strange arriesga poco. El viaje que experimenta el protagonista, un neurocirujano arrogante y subidito que se ve obligado a iniciarse en las artes místicas para poder salvar sus manos de una lesión irreparable, pasa por todas las etapas que uno podría esperar: la incredulidad, el rechazo inicial, la aceptación y la inevitable toma de conciencia que le lleva a convertirse en uno de los héroes más poderosos del universo Marvel. Sin ir más lejos, es básicamente el mismo arco propuesto para Tony Stark, aunque con menor recorrido para explorarlo.

Pero volviendo a Strange, lo cierto es que era absurdo pedir otra cosa. Era necesario contar los orígenes del Hechicero Supremo, en general un gran desconocido para el gran público. Que estos sean tan prototípicos no es achacable a la película, lo que es admirable es que hayan perfilado tan bien al personaje, dotándole de matices como la tendencia a regodearse frente a otros, la preocupación por mantener su imagen prestigiosa, la egolatría de la que hace apariencia, y su sentido de la responsabilidad que aflora en situaciones límite. De nuevo, nada innovador pero que forma una base muy sólida sobre la que apoyar la película. A esto hay que sumar el espectacular carisma de Benedict Cumberbatch, que termina por construir uno de los protagonistas más interesantes de esta franquicia.

Donde la película verdaderamente tropieza es en su segunda mitad. Y no porque no sea interesante: la constante sucesión de escenas de acción hacen de ésta la parte más emocionante del conjunto. Pero si bien la presentación y el entrenamiento de Strange se mueve en un círculo que deja lugar a pocas sorpresas, fluye con mejor ritmo que los sucesos a partir de la irrupción del villano Kaecilius, interpretado por un Madds Mikkelsen con poca garra. Su plan y el conflicto nunca consiguen involucrarnos de verdad, a pesar de las constantes escenas explicativas. Otros villanos han pasado sin pena ni gloria por Marvel, pero las motivaciones de éste adquieren una relevancia mayor, y los intentos por darle profundidad al conflicto se quedan en una torpe verborrea de terminología fantástica que no consigue engancharnos.

También es achacable lo desaprovechados que están muchos de sus secundarios. Ni siquiera La Anciana (Tilda Swinton), con un personaje clave y misterioso, consigue transmitirnos mucho, en parte por un desarrollo atropellado, en parte por una interpretación bastante desganada. Tampoco llegamos a ver a Strange interactuando demasiado con Mordo (Chiwetel Ejiofor) o Wong (Benedict Wong) una vez llega la acción, quizás para fortalecer al propio Strange en su primera aventura antes de desarrollarlo en un equipo. El personaje de Rachel McAdams cumple sin más, aunque afortunadamente nunca la mueven del segundo plano (al contrario que su futuro colega Thor).

Eso sí, nada de esto es verdaderamente sangrante: la película funciona siempre, sin llegar a emocionar. Una correcta reinvención de una historia mil veces vista. Pero todo esto es secundario aquí. Esta película habla de magia, de realidades paralelas y de físicas imposibles. Y es cuando se nos muestra esa fantasía cuando la película brilla de verdad, cuando adquiere su verdadero sentido: el de maravillar al espectador de la misma forma que el propio Stephen Strange al descubrir que la magia es real. Nosotros sabremos que es ficción, pero nos dará igual.

El acabado visual y los efectos especiales son su mayor baza con diferencia, jugando un papel fundamental en las numerosas escenas de acción. Cada una tiene un giro que la hace distinta a la anterior: desde acrobacias imposibles, juegos con la gravedad, el espacio y el tiempo… Prefiero no dar muchos más detalles acerca de ellas para no desvelar las generosas sorpresas, pero, aunque lo hiciera, me quedaría corto: jamás habéis visto un despliegue de efectos como éste. Muchos os recordarán a otras películas, como 2001 u Origen (por poner dos de los ejemplos más obvios), pero no en esta magnitud. El festín que se van a dar vuestros ojos va a compensar con creces sus limitaciones argumentales, insignificantes en comparación.

Por lo tanto, lo que tenemos en Doctor Strange es una historia bastante sencilla y tópica, sin nada que le haga destacar por encima de la media, pero “adornada” con un acabado visual que quita el hipo. Para el que escribe, motivos suficientes para encumbrarla como una de las producciones más interesantes de Marvel. Quizás no tenga la complejidad de Civil War o la frescura de Guardianes de la Galaxia pero no está rota, ofrece un desarrollo coherente y satisfactorio, un vehículo desde el que observar el inaudito espectáculo visual con comodidad. Y cuando llegue, vais a flipar.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Dynamo dice:

    Yo creía que ya no podía tener más ganas de verlas de las que ya tenía antes de leer esto.

    • Teresita Sunday dice:

      Por aquí está todo el mundo revolucionado con el estreno, esta semana habrá más opiniones de más redactores, estaremos encantados de que nos cuentes la tuya. ¡Muchas gracias por comentar!

  1. 19 Noviembre, 2016

    […] semana pasada os presentábamos, en exclusiva y totalmente preestreno, nuestra reseña oficial sin spoilers de la nueva película de Marvel, Doctor Strange, firmada por el Sr. Escribano. Pero esto es una […]

Deja un comentario, zhéroe