Destripando DC #9: DC UNIVERSE ONLINE: LEGENDS, de Marv Wolfman, Tony Bedard, Tom Taylor y VV.AA.


Título original
:
DC Universe Online: Legends, Vols. 1-3 TPB

Sello: DC Comics
Guionistas: Marv Wolfman, Tony Bedard
y Tom Taylor

Artistas: Howard Porter, Mike S. Miller, et al.
Entintadores: Adriana Melo, Norman Lee, et al.
Coloristas: Carrie Strachan, Randy Mayor, et al.
Contenido: DC Universe Online Legends #0-26
(Mar. 2011 – May. 2012)

Public. USA: Noviembre 2011 – Agosto 2012
Public. España:
Valoración: 4/10


¡Potásicos saludos, zhéroes!

Es bien sabido entre los aficionados a los cómics pijameros que las Big Two. Pues bien, no contentos con esto, también llevan sus historias a terrenos como la gran pantalla o los videojuegos, y viceversa.

Allá por un lejano enero del 2011, DC Comics presentó su nuevo gran juego MMORPG llamado DC Universe Online, en el que podíamos crear a nuestro propio héroe o villano y liarnos a mamporros en un mundo lleno de gente como nosotros. Viendo un pequeño filón aquí, la editorial decidió que podían sacar beneficio de la situación y un mes después del debut del videojuego pudimos disfrutar de esta magna obra.

DC UNIVERSE ONLINE: LEGENDS
de VV.AA.

Realmente estaba de broma con eso de “magna obra”, pero ya os daréis cuenta más adelante. Lo importante era llamar vuestra atención y ahora que he conseguido que lleguéis hasta aquí, haced un pequeño esfuerzo y seguid leyendo (prometo que lo haré lo más ameno posible). Y es que la historia de este cómic tiene cosas bastantes graciosas. Para empezar, que inicialmente se pensó en utilizar este título como expansión de la historia del videojuego, pero como pronto la cosa toma otros derroteros, porque cambian aspectos importantes de la historia original, podríamos tacharlo de fracaso. Pero para rizar el rizo del fracaso, originalmente se anunció como serie semanal, con 52 números en total, que, sin embargo, acabó siendo bisemanal y contando con la mitad de números de lo inicialmente anunciado. A eso lo llamo yo empezar mal.

DCUO: Legends #1 (Abr. 2011)

Pero centrémonos en la historia, que es lo más importante. Una Metrópolis devastada por una batalla campal entre héroes y villanos parte de una secuencia en la que Lex Luthor atesta un golpe mortal a Superman. Tras conseguir así su ansiada meta de ser el amo y señor del mundo, Brainiac aparece y comienza a arrasarlo todo. Luthor, que había hecho tratos con el marciano más inteligente del universo para hacerse con el poder de la Tierra y acabar de una vez por todas con su archienemigo Superman, se da cuenta demasiado tarde de que está siendo traicionado, ya que todos los grandes héroes del mundo han sido asesinados. Así pues, totalmente arrepentido y con una faceta más humana que nunca (tan sólo ha sido necesaria la erradicación de vida de la faz de la Tierra para verlo así), decide contactar con su yo del pasado para advertirle de las tretas del extraterrestre y pararle los pies a tiempo.

Para poder ganar tendrá que poner toda la carne en el asador y hacer coalición con héroes de la talla de Batman, Superman, Atom y muchos más. Y ya. Poco más sucede. Muertes facilonas por doquier, repetición de las ideas que se quieren llevar a cabo, avance lento de la historia y una mala introducción de cuándo estamos viendo al Luthor del pasado y cuándo al del futuro. Por suerte más adelante le ponen un cuerpazo metálico para que los distingamos. Y todo esto para que luego termine en un retcon, made in DC, que nos deja con el culo torcido. Si la serie consigue hacerse tediosa y aburrida en 26 números, no quiero ni imaginarme a qué nivel de mierda nos estaríamos enfrentando si, finalmente, hubiese sido una serie semanal.

Para una vez que lo consigue, resulta ser un títere en manos de Brainiac.

 Personalmente, me ha molestado un poco es que sea un monólogo del villano calvo de Superman. Lex Luthor es el protagonista de la historia de principio a fin, en contra de la historia original del videojuego. Los guiones de Marv Wolfman y Tony Bedard son bastante flojos e incluso inconexos entre ellos mismos, confundiendo u omitiendo datos que uno de ellos había dado en un número anterior. Porque no guionizan conjuntamente, sino que cada uno tiene estipulado un número y nos encontramos a ambos escritores intercalados entre cómics. Así, escenarios que en un número son dentro de una oficina, al siguiente son en medio de la calle, y cosas por el estilo.

DCUO: Legends #16 (Dic. 2011)

Todo sea dicho, tengo que romper una lanza a favor de Tom Taylor y decir que sus dos números (los dos únicos que firma) son de lo mejorcito y se disfrutan mucho. A pesar de ello, la historia, en general, es muy farragosa y es sencillo encontrarse perdido en más de una ocasión, al no saber en qué momento del tiempo nos encontramos. La previsibilidad de lo que está por venir no ayuda y, si le sumamos el caos de muerte, destrucción y estupidez, el nivel de tedio se dispara.

Por si fuera poco, en contra de la idea del arte que debían tener en aquel entonces en la Distinguida Competencia, meter tropecientos dibujantes, entintadores y coloristas sólo consigue que todo se hunda un poquito más. Pese a contar con gente de peso como Howard Porter, Mike S. Miller o Bruno Redondo a los lápices, no consiguen pasar del aprobado raspado. Entintados horribles, dibujos vagos y rápidos, y colores bastante feos son la tónica general a encontrarnos en estas páginas. La verdad es que es una pena ver a un equipo de gente tan buena haciendo un trabajo tan malo.

¡A la rica muerte facilona y estúpida!

En resumen, que no vale la pena que os gastéis alrededor de 60-70 euros en unos cómics que bien podéis descargar y sentiros igualmente decepcionados. De todos modos, tanto si has jugado al juego como si no lo has hecho, no te estás perdiendo una gran historia. Cambia y se aleja lo suficiente de la trama del videojuego como para que ni siquiera sirva de expansión a éste. Y todo pasa tan lento y termina de forma tan predecible que si os dejáis dinero en esto, puede que muráis de un ataque de rabia. Descargadlo, leedlo y ya me decís.

Y hasta aquí mi mierdeseña. Espero que mi sacrificio valga la pena y consiga alejar a aquellos insensatos que tenían en mente leerse tan bodrio. Ni con un palo, zhéroe.

¡Nos vemos en la Zona!

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

You may also like...

1 Response

  1. Fernando (@ArkhamKaveli) dice:

    ¡vaya tela! con las ganas que venía yo a leer el artículo por si merecía la pena y me voy llorando xD menos mal que está usted para que sepamos esquivar ñordos como éstos y leer buena mierda… aunque aún así le echaré un ojo que soy muuuuy cotilla xD

Deja un comentario, zhéroe