DEL REVÉS, codeándose con las grandes

Del Revés Cartel Zona zhero
Título original:
Inside Out
Año: 2015
Directores: Pete Docter, Ronaldo Del Carmen
Guion: Pete Docter, Meg LeFauve, Josh Cooley (sobre una historia de Pete Docter y Ronaldo del Carmen)
Reparto: Amy Poehler, Phyllis Smith, Bill Hader, Lewis Black, Mindy Kaling, Richard Kind, Kaitlyn Dias, Diane Lane, Kyle MacLachlan

Sinopsis: Hacerse mayor puede ser un camino lleno de obstáculos. Riley debe dejar el Medio Oeste cuando su padre consigue un nuevo trabajo en San Francisco. Ella se deja guiar por sus emociones: Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza, e intentará adaptarse a su nueva vida en San Francisco, pero el caos se instala en los Cuarteles Generales de las emociones. Aunque Alegría, la emoción principal, intenta mantener una actitud positiva, las demás emociones chocan a la hora de decidir cómo actuar en una nueva ciudad, un nuevo hogar y una nueva escuela.

Ya era hora. Tras un angustioso mes de retraso con respecto a su estreno USA, y siendo imposible escapar de los entusiastas comentarios publicados en internet, finalmente he podido ver la nueva película de Pixar, y resulta que… está a la altura. Inside Out es una película asombrosa. Dudo mucho que este año veamos otro film así de ingenioso e inteligente. Una vez más, toca preguntarse: ¿qué come la gente de Pixar? Seguro que todos queréis saber, antes que nada, en qué punto de mi “ranking Pixar” la coloco. Mirad, acabo de verla, es muy difícil responder a eso sin verla todas las veces que sin duda merece y necesita. De momento puedo decir que no mueve mi top 3, pero dudo mucho que nada nuevo de Pixar pueda desplazar a tres de mi películas favoritas en general. Dicho eso, tengo claro que tiene nivel de top 5, aunque no sé exactamente dónde encajaría, así que por ahora digamos solo que mi top 5 es ahora un top 6.

Siguiendo con frases que luego citan en los spots para decirte lo buena que es la peli, puedo asegurar desde ya que es la más ingeniosa y puramente creativa que ha hecho Pixar. Puede que el concepto “personitas controlando tu mente o cuerpo” no sea precisamente nuevo, pero la forma de explotar cada idea que pueda salir de dicho concepto deja con la boca abierta, simplemente. Este es el mundo más fascinante y jugoso que ha hecho Pixar, y querría saber más de cada cosa que vemos, e incluso descubrir nuevos elementos. Las posibilidades son inmensas, y la película te da todo lo que necesitas pero dejándote con ganas de más. El punto ideal para que quieras volver una y otra vez a ella. Para entendernos, lo ideal hubiese sido que tras salir del cine me hubiesen dejado comprar el blu-ray directamente, sin tener que esperar cuatro meses.Del Revés 1El funcionamiento de este mundo está alucinantemente bien explicado, tanto que parece fácil hacerlo de forma que cualquiera pueda entenderlo. Pero no. Os garantizo que si esto no fuese Pixar no lo habríamos pillado ni la mitad de bien. Se aprovecha el marcado rol de cada emoción para definirlas al instante y darles un carisma arrollador, con muchos momentazos cómicos para todas, cada una con su estilo, siendo Tristeza la más divertida, irónicamente. Es bastante cargante ver a todos los críos locos con la continua repetición del mismo gag que son los Minions, así que cruzo los dedos para que Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco se conviertan en las estrellas que están destinadas a ser. ¡Mirad su diseño! ¡Mirad su ropa! ¿Ira viste como un estresado ejecutivo? ¡Genial! Y la forma en que se les dota de infinidad de rasgos simplemente a través del arte de la animación. La textura de sus cuerpos, tan específica y tan abstracta al mismo tiempo. Dibujos animados en toda su gloria.

Ya metiéndonos en materia, tenemos un guión perfectamente atado y estructurado que consigue lo que consiguió Up: contar algo adulto y emocionalmente complejo a través de una historia con la que los críos se lo pasarán pipa (de hecho, gran parte del mundo que se nos presentan son fantasías infantiles). Podríamos dividir la narración en tres líneas: en primer lugar tenemos a las dos emociones principales, Alegría y Tristeza, perdidas por la mente de Riley; por otro lado a los pobres Ira, Miedo y Asco intentando mantener feliz a la niña por sí solos, algo de lo que, como es lógico, no pueden encargarse; y por último, a Riley en sí, afectada por el caos que está ocurriendo. El gran hallazgo del film es que los desastres ocurridos en la mente de la niña no hacen que se vuelva loca o algo así. Su crisis es totalmente natural y algo con lo que cualquiera puede identificarse, siendo de hecho un proceso lógico, tanto al comenzar una nueva vida en otra ciudad como al abandonar la niñez para entrar en la adolescencia. Esto da un matiz interesantísimo a la aventura que vemos en el interior de su mente. Porque aunque nuestros protagonistas no lo sepan, lo que parecen calamidades es lo que debe ocurrir. La repentina alteración de su mundo, que tanto les aterra y que quieren solucionar a toda costa, en realidad es… en fin, la vida. La colorida y fantasiosa aventura simboliza algo totalmente humano y real.Del_rev_s_Inside_Out-910425360-largeSiguiendo con simbolismos, Alegría y Tristeza son, como decía, las protagonistas principales, y la relación entre ambas es el núcleo de la cinta a varios niveles. Porque no son solo personajes, son conceptos, así que la clásica historia del protagonista que debe aprender a apreciar y valorar a alguien opuesto cobra un nuevo significado. Al fin y al cabo, la película nos habla de la importancia de la tristeza, y lo hace de una forma tan certera, sencilla y profunda que no pienso entrar en detalles sobre cómo se nos muestra, por si acaso aún no la habéis visto. Solo diré que Pixar vuelve a ofrecer varios de esos brevísimos momentos, o incluso simples gestos, que lo dicen todo. Así que sí, la unión entre el arco de Alegría y el tema del film es perfecta, pero hay más. Del Revés también va de madurar, y lo brutal es que si Riley llega a poder hacerlo es porque Alegría lo hace.

Al principio Alegría es todo “jiji, jaja, tralarí, tralará“, la clase de personaje hiperactivo y extremadamente feliz que corre el riesgo de hartar, pero es que esa es la cosa: es una felicidad infantil, la de una niña. Cuando a Riley le supera la perspectiva de una nueva vida y comienza a aislarse del mundo es cuando esa felicidad infantil se pierde. Alegría se va mostrando más humana, experimenta el miedo y la tristeza en ella misma, y vuelve representando una felicidad más madura y real. Y el final cuenta tantísimas cosas sobre el salto a la madurez, las relaciones humanas y la importancia de la tristeza (personaje y concepto), que casi mejor lo dejo aquí y pasamos a otras cosas, que si no revelo demasiado. Por ejemplo, la apabullante imaginación que se despliega en el viaje de Alegría y Tristeza. Cada sector por el que pasan introduce mil ideas brillantes, tan alucinantes como identificables, lo que da más ganas de volver a ver la peli. Necesito quedarme con más detalles y memorizar más gags, porque es un no parar. Ya solo el segmento del Pensamiento Abstracto es de lo mejor que he visto en animación en lo referente a exprimir al máximo lo que se puede hacer con el medio a nivel conceptual.Del Revés 2En este viaje nuestro dúo se encuentra con Bing Bong, el amigo imaginario de Riley cuando era pequeña, y es lo único que no me terminaba de convencer. Me parecía un personaje demasiado infantil. Pero luego caí en que sí, lo es… y de eso se trata. Es algo que encantaría a un niño, es lo más representativo de la infancia de Riley, y por eso tiene el gran momento que tiene. Así que si bien no puede conectar mucho con él, entiendo que es justo lo que debe serAdemás, la película tiene otros muchos recursos cómicos para gente de más edad. De hecho, los últimos minutos son una ráfaga de chistes escandalosamente buenos. Por favor, si es que la película es tan inteligente que puede hacer una coña con Crepúsculo sin caer en el insulto. En cuanto al apartado visual, creo que esta es mi película Pixar favorita en ese sentido. Los colores, los diseños, la animación en sí… una maravilla. Por su parte, la música de Michael Giacchino consigue transmitir de alguna forma la inteligencia del film con su tema principal, muy pegadizo (y ahora ya sabemos por qué, ¿verdad?).BeYShIT

Creo que no puedo decir mucho más sin comentar detalles específicos. Está claro que sí, Pixar ha recuperado su nivelazo gracias a Pete Docter, para mí el director más representativo de “la magia Pixar”. Me compadezco de The Good Dinosaur, porque mucho me temo que el brillo de Del Revés será difícil de eclipsar.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Yo la vi ayer y me encantó.

    Es una de la pocas películas vistas ultimamente que si me ha dado ese sentimiento que teníamos todos al ver Toy Story de que por mucho tiempo que pase no sólo será buena, si no que se recordarán sus gags por -casi- todos, cosa que últimamente no sentía con muchas películas.

    Yo, al contrario de otros comentarios, sí que le veo (A diferencia de otras pelis del estilo como por ejemplo Buscando a Nemo, Up o Wall-e) bastante potencial a una o dos secuelas sin mucho problema sin necesidad de que la formula parezca agotada, el guión parezca forzado o se pierda calidad si saben como sacarle el jugo (Por ejemplo con la pubertad o el ser una adulta completa pueden dar mucho juego para las secuelas) .

    Lo que me me parece mal es el como se vendió al principio la película, que viendo el primer tráiler parece una comedia continua y luego no tiene nada que ver con lo que es -Que no me desagrada el resultado final-, pero salvo por eso y los eternos llorones que siempre encuentran algo de qué quejarse (Si no es la escena de la cena de Rilley con los padres es por la pinta de Tristeza (Que curiosamente no vi esa sensibilidad con esta escen ade Mr Increible y que, como gordo que soy, me parte el ojete en su día viendolo y sigo haciendolo https://www.youtube.com/watch?v=1LASc8ewLaw ), o por lo que sea, en el fondo les da igual) aún sin haber visto la película, no veo nada malo en ella.

  2. Karnhat dice:

    Lo único malo que pude decir tras verla es lo terriblemente corta que se te hace.
    Lo que más disfruté es que también te anima a que revivas en tu mente y tu experiencia personal esa transición vital que hace Rilley a la adolescencia. Sales del cine con una sonrisa en la cara y recuerdas aquellos momentos vitales tan queridos teñidos de un azul de tristeza porque sabes que nunca volverán.
    Quizás por ahí sí le vea algo en común con Toy Story.
    Excelente reseña.

Deja un comentario, zhéroe