DEATH NOTE. O eso dicen

Título original:
Death Note
Año: 2017
Director: Adam Wingard
Guión: Charley y Vlas Parlapanides
Fotografía: David Tattersall

RepartoNat Wolff, Willem Dafoe, Margaret Qualley, Shea Whighan, Keith Stanfield, Michael Shamus Wiles, Matthew Kevin Anderson, Jessica McLeod, Paul Nakauchi, Chris Britton, Davis S. Jung, Artin John, Tony Ali, Ash Lee, Anup Sehdev.

Valoración: ¿Dónde está Kira? ¿Dónde está? Que yo lo vea / 10

Sinopsis: Adaptación libre del manga y anime del que toma el nombre, que cuenta la historia de un chaval que se encuentra un cuaderno negro en el suelo, el «Death Note», con el que es capaz de matar personas si escribe sus nombres en él.

En la Zona hemos tenido acceso on-line al preestreno de la nueva adaptación cinematográfica que podremos ver en Netflix a partir del próximo 25 de Agosto y vengo a contaros qué es lo que os vais a encontrar para que luego no lloréis.  Personalmente, me había propuesto ver y reseñar esta película sin prejuicios, sin comparaciones tiquismiquis y sin que la desconfianza y la decepción se apoderasen de mí antes de tiempo. Me lo había propuesto en serio, porque para mí Death Note no fue una serie más con la que pasar el rato. El anime me flipó desde la primera vez que lo vi y no sé cuántas veces he podido llegar a verlo y el manga es sencillamente redondo (y esa edición negra, tan bonita). Una historia de terror fantástico, sí, pero elegante, perfectamente construida, con la suficiente carga de realidad como para que te dejes atrapar, con los picos de tensión donde deben estar  para que todo fluya como es debido y con toda la calma que requiere ir plantando semillas para que recojamos los frutos en el momento preciso, llegando así a entender, querer y odiar a cada personaje página tras página…  Era difícil, pero yo me había propuesto enfrentarme a esta adaptación sin que toda esta información bullese en mi cabeza.

Buen tomo, de tapa blanda, cubierta de cuero.

Pero si ya los créditos introductorios dejan BIEN claro que, da igual la trama que haya detrás y de dónde haya salido, esto es una película americana, de personajes adolescentes con los roles típicos de instituto americano, con equipo de fútbol americano y animadoras americanas… pues difícil me lo ponen. Pero bueno, le daremos al pueblo lo que el pueblo quiere.

Siendo sincera, la historia, si no sabes nada de Death Note, se defiende bien. Lo malo de las adaptaciones libres, sobre todo si el original es asiático (y el adaptador americano, no vamos a andarnos ahora con remilgos) es que simplemente se limitan a condensar la historia en el tiempo y, puede que la sinopsis quede curiosa, como es el caso, pero por el camino se pierde gran parte del sentido y del motor interno que empuja a los personajes a hacer lo que hacen.

Mira que guapines quedan bajo la lluvia.

Y eso es precisamente lo que le pasa a esta versión, que no tiene alma. Le falta toda la chicha. Han querido llegar tan pronto al desarrollo y el golpe final que, sí, molan mucho, pero se han olvidado de la presentación. Y, para ahorrarse toda esa introducción y que la trama surta efecto, han tirado por el camino más fácil y han simplificado tanto, pero tanto, a los personajes que no son ni un despojo de sí mismos.

Los dos pilares sobre los que se asienta Death Note son Kira y L, y en esta ocasión sólo el segundo se salva. Si bien es cierto que la expresividad corporal y gran parte de la intención de L están bien logradas por su intérprete, en lo que respecta a Light/Kira la han cagado desde el momento en el que decidieron, en el casting, elegir a un actor que no convence a nadie con su interpretación, pero que, eh, lleva mechas rubias. Y si solo se quedase ahí, pues mala suerte, haber elegido mejor, pero en esta adaptación se demuestra que no siempre menos es más. No hay ni rastro de lo que realmente ES Kira, de su inteligencia, de su colaboración directa y desquiciante con la policía, de la devoción masificada que hacen de un asesino prácticamente un dios y lo peligroso que puede ser eso en manos de un ser humano, por perfecto y honrado que sea.

Al menos L se sienta como debe.

Para cualquiera que conozca lo que encierra Death Note le parecerá un desarrollo pobre y escaso para lo que podrían haber hecho con una serie de no muchos capítulos (Hola, Netflix, ¿en qué estamos pensando? Si ese es tu segmento…) por eso el shinigami sale tan pronto y explica rápidamente todo lo que concierne al cuaderno  en vez de picar a su nuevo dueño para que sea él quien experimente. Por eso no hay quien se crea que, antes de que ocurra prácticamente nada, la superanimadora del equipo de fútbol deje a su novio quarterback por un flaquis con el pelo decolorado que va por ahí mirándola fijamente mientras sujeta una libreta negra. Un bodrio de planteamiento, vaya, y otro personaje que se han cargado.

Al shinigami no le vamos a dar mucha caña porque el primer “Shall we begin?” en voz de Willem Dafoe (que ya nos lo dieron en el tráiler) es de lo poco que se salva de la película. Pero tanto esconderlo para ¿esto?… podéis esconderlo otra vez. Pocas cosas más se salvan… Sí, la dirección es correcta, las escenas de acción y persecución están bien y hay algunos guiños importantes y (aquí tengo que darle su mérito a David Tattersall) muy, muy parecidos a los planos originales del anime, como el suicidio masivo desde el edificio o los neones de colores silueteando a Ryuk contra la oscuridad. ¿Cómo decís? ¿La mítica y gloriosa escena de la bolsa de patatas? No, esa no la busquéis, ya os he dicho que este Kira no es aquel, ni se le espera. Porque el final abierto vaticina que habrá secuela, y no sólo la mental que nos ha dejado a los fans.

La película que nos plantea Adam Wingard es un producto que se defiende bastante bien por sí mismo, pero que hay que consumir teniendo en cuenta que es una adaptación libre (mucho) de la obra de culto de Ohba y Obata.  Si bien el principio es un poco atolondrado, el desarrollo y el giro final son más que correctos y cumplen su función como entretenimiento, pero dista mucho de la trama original y de (esa sí que es recomendable) su versión anime.

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.