DEAD DROP, de Ales Kot y Adam Gorham


 

Título original: Dead Drop TPB
Sello: Valiant Entertainment
Guionista: Ales Kot
Artista: Adam Gorham
Colorista: Michael Spicer
Contenido: Dead Drop #1-4 (May. – Ago. 2015)
Publicación USA: Octubre 2015
Public. España: Posiblemente (Medusa Cómics)
Valoración: ¡Valiant (en este caso, no) mola! (Parte II)/10

 


¡Ya estoy de vuelta con Valiant! ¿He tardado mucho? Si hablamos de Valiant sí, y quizás demasiado pero, ¡ey! que tengo una vida y esas cosas que suelen hacer las personas y tal. Lo importante es que aquí me tenéis con otra pequeña pieza de este genial puzzle que está formando la editorial norteamericana.
Una historia breve pero intensa fuera de toda continuidad por y para el simple divertimento del lector. O no. Así que no levantéis las manos aún.

Nueva York. Un virus alienígena con conciencia propia ha llegado al mercado negro y con él la amenaza de la erradicación de la raza humana. Este extraño virus funciona como antibiótico de planetas eliminando toda forma de vida. Para hacer frente a la situación el agente del MI6, Neville Alcott, enlace del grupo de superhéroes Unity (del que hablaré próximamente), hará de director de orquesta para neutralizarla contando con la ayuda de cuatro personajes del universo Valiant: Aric de Dacia como X-O Manowar, Obadiah Archer de Archer & Armstrong, Beta-Max (un cyborg con tecnología ochentera) y la detective Cejudo. Estos dos últimos, menos conocidos, secundarios de la desternillante Quantum & Woody.
Bienvenidos a la carrera contrarreloj de…

DEAD DROP
de Ales Kot y Adam Gorham

La historia planteada por el guionista de Vengadores Secretos o Zero se ve enjaulada por la brevedad y el confinamiento que dan sólo cuatro números, así que convierte toda la historia en un cronómetro sin botón de pausa. Como si de una carrera de relevos se tratase, cada corredor pasa, desgraciadamente, por más pena que gloria antes de soltar el testigo, salvando por poco la participación de la detective Cejudo. El interés no llega a perderse del todo apoyado por medias verdades, falsas acusaciones y enfrentamientos entre buenos y malos que, en general, no llegan a reforzar un todo que languidece. El conjunto se va diluyendo número a número hasta llegar a un quiero y no puedo más cerca del suspenso que del aprobado justo.

Con todo lo anterior a sus espaldas, el guionista checo se encarga de dejar alguna que otra incoherencia que ni se acaba explicando y mucho menos resolviendo (aunque fuera de forma errónea, pero ni por ésas), y unas situaciones porque sí que te dejan pensando “¿me habré saltado alguna página?”. A su favor, que no todo el conjunto es negativo, tiene esa velocidad constante en todos y cada uno de los números, algunos momentos divertidos y que, pese a todo, no es una lectura pesada aunque sin la ayuda de Gorham y Spicer en el dibujo y los colores respectivamente estaríamos hablando de otra cosa.

Sin texto mucho mejor.

Es curioso como el buque insignia de la editorial, X-O Manowar, es el peor tratado y no entiendo como desde Valiant Entertainment se atrevieron a darle salida. Entiendo que hay autores que venden y que su simple nombre en la portada da para muchos dólares pero hay veces que eso no es suficiente y, en este caso, las aguas que hace están muy por encima de los salvavidas que tienen a mano los encargados del apartado gráfico. Muy descompensado.

El escaso margen que dan historias tan cortas cuando quieres contar mucho (tened en cuenta que va a personaje por número) rara vez es una baza segura y éste es un claro ejemplo. Pone en jaque el humor poco aprovechado de un personaje como Archer (aunque lo intenta) y que pretende equilibrar con la presencia del Cortocircuito de la editorial, Beta-Max, pero que se sigue quedando en intento. Los personajes, como dije antes, van apareciendo y dejando su parte de la historia pero, en conjunto, está falto de piezas que le den más empaque, más consistencia. Nada funciona del todo, ni como grupo ni como personajes individuales.

Estas viñetas sí merecen la pena, menos mal.

La sensación de que Kot no sabe en ningún momento lo que hace es más que manifiesta. El desconocimiento del guionista de los personajes que usa roza en varios momentos lo esperpéntico. Aric no muestra esa superioridad que le da la armadura de Shannara mientras que al joven Archer le elimina la habilidad de aprender al instante cualquier estilo de lucha y que le convierte en un arma viviente. Lo más reconocible es la peculiar forma de hablar y de dirigirse a los demás, el resto es un despropósito. Una interpretación plana y casi sin forma de unos personajes que me han hecho disfrutar en sus respectivas series y aquí son vulnerables. La detective Cejudo es la que más se acerca a la aparecida en Quantum & Woody mostrando su chulería, pero claro, siendo un personaje junto a Beta-Max menos desarrollado, tomarse ciertas libertades, coherentes o no, pueden chirriar menos o simplemente el lector deje pasar sin más.

Con respecto al dibujo hablamos de una obra completamente distinta. Adam Gorham hace suyo todo el cómic moviéndose entre el bien alto y el notable en todo momento. La composición de viñetas en el primer número, por ejemplo, es una oda a la velocidad, sabiendo cómo dibujar cada perspectiva para que al leer sientas ésta en los ojos. Si el guión de Kot le pone limitaciones, él se las pasa por el forro a base de buen trabajo. Michael Spicer a los colores es el complemente perfecto. La vida que le insufla a los dibujos de Gorham es de otro mundo. Tanto que hay momentos en que puedes vislumbrar ciertas texturas en ellos. Todo un alarde de buen hacer y profesionalidad que ojalá se repita en futuros títulos.

Así se reparte leña.

La impresión que me deja Dead Drop es la de una historia apresurada y de desconocimiento hacia sus personajes por parte de Kot. La idea planteada no era en absoluto mala pero la ejecución deja muchísimo que desear con esa sensación de corta y pega (sobre todo en el tramo final) y que la aleja de la calidad media de la que a día de hoy puede presumir Valiant. Un intento fallido que, como curiosidad y dada su brevedad, puede servir pero poco más.

¡Nos vemos en la Zona!

You may also like...

Deja un comentario, zhéroe