DE YAKUZA A AMO DE CASA. De serie limitada a bombazo internacional

Título original: Gokushufudo (極主夫道)
Fecha 1ª emisión: 8 de Abril, 2021
Estudio: J.C. Staff
Director: Chiaki Kon
Temporadas: 1
Episodios: 5
Género: Comedia/ Slice of life
Valoración: El yakuza maruja

Hace algo menos de un año Ivrea sacó el primer tomo del manga creado por Kousuke Oono y con sólo ese tomo en mis manos me aventuré a reseñarlo, auguré su éxito internacional y supliqué por el anime que mi mente visualizaba. A día de hoy, en España se han publicado cinco tomos, en Japón van por el séptimo y el tema que hoy nos ocupa es la versión animada que ha estrenado Netflix. Aparta Esperanza Gracia que ya predigo yo.

La alegría de tender la ropa.

Tampoco era muy complicado ver el potencial que la absurda genialidad de Oono ofrecía desde las primeras viñetas de este, cuanto menos curioso, slice of life, ni que el éxito de los vídeos con los que promocionan las publicaciones originales pedía un anime a gritos.

La estructura del anime es la misma que la del manga y cada episodio es una sucesión de varios miniepisodios que, básicamente, recrean un gag cada uno. De este modo, se nos cuentan de forma independiente anécdotas de la nueva vida de Tatsu, el Inmortal tras abandonar la Yakuza para dedicarse a sus labores.

¡La gamba es la reina de la cocina!

El enorme contraste entre un mundo y otro hace que los encuentros con otros clanes yakuza, con antiguos enemigos o con la policía, sean memorables. Así como su relación con Miku, su pareja, y Masa, su antiguo y nuevo aprendiz. Sin olvidarnos de las vecinas con las que se apunta a distintas clases de cocina o gimnasia (las descripciones de las posturas de yoga según Tatsu son pura magia), los electrodomésticos (el diálogo con la roomba sigue siendo uno de los mejores gags) o el gato, Gin, que también tiene sus miniepisodios propios que dan cierre al episodio principal.

Y es que ver a Tatsu, el Inmortal enfrentándose a situaciones cotidianas bajo el prisma del crimen organizado japonés que le corre por las venas no tiene precio. Y oírle cantar el cumpleaños feliz, tampoco. Al menos en la versión original, aunque no tengo dudas que la versión doblada no defraudará porque, por lo que he leído, la voz de Tatsu corre a cargo de Marc Zanni que, para quien no sepa quién es este señor, es quien pone voz a Goku en su versión catalana, Bola de Drac.

Te deseamos todos, cumpleaños siniestroooo…

Lo que sí admito que no vi venir era que iban a optar por un tipo de animación tan básico. Y bien es cierto que no necesita mucho para contar lo que cuenta y reírte de lo absurdo de algunas situaciones, pero se han pasado tanto con el minimalismo que el hecho de que los personajes se muevan (poco, a veces sólo la boca y, en alguna ocasión, ni eso) no aporta mucho más allá de lo que la mente crea mientras lees. Parece que han animado el story board o que hayan sido tan vagos como para reciclar los vídeos de las promos, ¿eh, J.C. Staff? (guiño, guiño). Todo lo contrario a lo que me pasó con The Disastrous Life of Saiki K. Al menos éste comulga con lo que se espera de un anime de comedia absurda: ojos de botón, mandíbulas desencajadas y nubes negras sobre la cabeza. Si ambos animes están creados por el mismo estudio es sólo simple casualidad. Eso sí, el opening es un pepino.

Es curioso cómo el mismo producto puede provocar sentimientos tan dispares. A pesar de tener el, tremendamente cómico, mismo arranque (quizá porque el elemento sorpresa se pierde con la “relectura”), tengo que reconocer que el abuso de los planos estáticos casi me hace dejar la serie a un lado, por no hablar de las onomatopeyas escritas cuando hay una banda sonora que incluye sonidos que las hacen totalmente innecesarias y molestas. Por suerte no lo hice. El yakuza maruja es muy gracioso. Y sí, es igual que el manga y la animación tiene sus deficiencias, pero los gags están construidos de forma tan inteligente y se suceden tan rápido que acaban convirtiéndose en una espiral de chistes de yakuzas desubicados de la que resulta muy difícil salir.

Yakuzas a todo ritmo.

Si consigues dejar de lado las imágenes secuenciadas a las que han llamado animación (si eres lector habitual de cómics o manga no tardarás en obviarlo, todo sea dicho), De yakuza a amo de casa es un anime desternillante, que lleva al extremo el contraste entre estilos de vida y de narración totalmente opuestos para crear sus gags y que cuenta con un personaje principal de lo más potente. Y ya hay segunda temporada confirmada, así que…

¡Nos vemos en la Zona!

Teresita Sunday

Si es creepy, es para mí.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.