DC REBIRTH #1s (XXVII): Comienza la cuenta atrás

¡Distinguidos y Competentes saludos, zhéroes y zheroínas!

¡Yippie kay yay, zhéroes! Hemos vuelto de nuevo con el seguimiento semanal de los primeros números sobre las nuevas series o one-shots de la editorial en la que sus dos grandes estandartes masculinos tienen una mamá llamada Martha. Sí, queridos lectores, otra vez os traeremos una retahíla de reseñas breves con opiniones personales de nuestros compañeros sobre la editorial de la Warner.

Como no podía ser de otra manera, el mes de noviembre también ha venido cargadito de batmanesya sea de manera directa o haciendo simples cameos. Para que no perdamos la costumbre, vaya. Así siempre puedes tirarte meses sin leer nada, que seguro que no te pierdes… Pero no sólo de murciélagos viven en Burbank y por eso también nos regalan alguna serie nueva, con algún que otro tie-in la mar de interesantes. ¿Estáis preparados para todo lo que se viene? Seguro que sí.

¡Bienvenidos al renacido Universo DC!

BATMAN: CRIATURA DE LA NOCHE

JOE RUNNER

 

 

Título original:
Batman: Creature of the Night #1

Guionista: Kurt Busiek
Artista: John Paul Leon
Colorista: John Paul Leon
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónUno de los nuestros /10

 

 


¿De qué va?
: El joven Bruce Wainwright es un fan acérrimo de los cómics de Batman. Es más, su vida está llena de paralelismos con el personaje de ficción: además de su nombre, el pequeño Bruce también tiene a un Alfred, conoce al agente de policía Gordon y, por desgracia, también ve como matan a sus padres delante de él, lo que le hará caer en una vorágine de odio y venganza obsesiva. Mientras tanto, los delincuentes de la ciudad se están entregando atemorizados porque dicen que un murciélago gigante se dedica a cazarlos y preguntar por un asesino en particular…

Opinión: Cuando el mes pasado me tocó leerme la serie de Batman de Marini, dije que así sí da gusto leer historias sobre el personaje. A quien voy a engañar, cuando era un niño leía como un poseso los cómics del hombre murciélago y era, como el resto de mi quinta, una fan loca del personaje. El problema vino años después, cuando comenzó a quemarse la figura del encapuchado por usarlo como reclamo o anzuelo de un público que no dudará en comprar todo aquello en lo que figure su personaje favorito, olvidándose por completo de la calidad de la trama o guión y entrando en un deterioro cuasi paulatino del pedigrí de éste. La prostitución extrema que en ocasiones lleva a cabo Marvel y DC con sus series es tan bestial que terminé quemándome con Batman. Tanto que actualmente huyo de todo lo que tiene ese hedor a muerte editorial y aparece él como panacea de última hora, como una pluma de fénix. Sin embargo, parece que, aunque tengamos que escarbar con ahínco, todavía quedan proyectos interesantes sobre el personaje y éste cómic es una buena prueba de ello.

Típica lectura mañanera…

La historia que plantea Kurt Busiek es muy inteligente. Usando de forma indirecta la nostalgia del lector, hace que rápidamente nos sintamos identificados con el protagonistas, mientras vemos una cantidad ingente de paralelismos entre éste y Bruce Wayne, haciendo que la intriga y el suspense vaya creciendo en una atmósfera ya enrarecida por las circunstancias. La trama inicialmente es muy sencilla y le va dando al lector lo que quiere en todo momento, pero eso sí, a cuentagotas. Un buen guión que se apoya en el arte de John Paul Leon, uno de esos dibujantes clásicos de trazo duro y juego de sombras que viene como anillo al dedo a este tipo de historia. He de admitir que siento cierta debilidad por Leon, porque me retrotrae a la gran época de Vertigo con su característica forma de dibujar: sencillo, detallado y sobrio. Un tándem perfecto para poder llevar a cabo un título que, a priori, parece que puede dar mucho de sí.

¿A quién le puede interesar?: Se lo recomiendo a los fans del personaje que estén algo quemados con lo que se publica sobre él en los últimos años. Kurt Busiek y John Paul Leon le dan ese toque de cambio justo para refrescar el título y, a la vez, llenar todo de guiños para el lector fan.

BATMAN: PERDIDO

JOE RUNNER

 

 

Título original:
Batman Lost #1

Guionistas: Scott Snyder, James Tynion IV, et al.
Artistas: Doug Mahnke, Yannick Paquette, et al.
Entintadores: Jaime Mendoza
Coloristas: Wil Quintana, Nathan Fairbairn, et al.
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónBuscando en el baúl de los recuerdos /10

 

 

¿De qué va?: Bruce Wayne se encuentra encerrado en algún tipo de trampa mental, que le hace creer que es un anciano que cuenta historias de Batman a su nieta. Todo esto para hacer un recorrido por los distintos universos clásicos alternativos del personaje…

Opinión: ¿Veis lo que os decía antes? Esto huele a socarrado desde el principio. No de ese que se forma en la paella y está bastante bueno, pese a que digan que da cáncer (todos tenemos nuestro placer culpable). No, hablo de esas lentejas que están tan quemadas que podrías pavimentar el casco antiguo de Alcoy y nadie notaría la diferencia. Que claro que te las puedes comer, puede que hasta incluso le pilles el gustillo al final, pero el regusto a bazofia inmunda queda después de haberte bebido siete vasos de agua para que eso lubrique y consiga bajar al estómago. Pues bien, algo parecido me ha pasado con este Batman Lost. Con ese tufillo al Regreso de Bruce Wayne de Grant Morrison, la historia gira alrededor de la misma idea, pero con menos gracia. Como ver a tu amigo el arrítmico representar el Lago de los Cisnes, cuando lo más parecido a ballet que ha hecho en su vida es la ruta del bakalao puesto de ácido lisérgico con algún que otro cigarro manchado.

Abuelo, ¿ha visto el Iniston?

Para que no nos demos cuenta de este despropósito de guión perpetrado por la flor y la nata de la editorial de Burbank, nos presentan unos fuegos artificiales de lo más chulos para que abramos la boca y digamos “ooohhh, aaahhhh, uughhh” con el paso de las páginas. A ver si de esta forma se nos olvida que estamos leyendo un refrito innecesario, que podrían haber alargado dentro del evento principal si es tan canónico, pero que prefieren dejarlo en un mero tie-in porque en realidad no sirve para nada. Como todo lo que se hace en DC, vaya. Tiene la misma repercusión que cuando pillan a un político o un banquero robando millones de euros al pueblo. Mucho bombo, mucho platillo y al final se queda todo como al principio. Paso mucho de este Batman metalero y todo lo que nos quieran contar. Quizá no sea el público objetivo.

¿A quién le puede interesar?: A los que sigan el evento o algo.

EL BATMAN QUE RÍE

TERESITA SUNDAY

 

 

Título original:
The Batman Who Laughs #1

Guionista: James Tynion IV
Artista: Riley Rossmo
Colorista: Ivan Plascencia
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónSi no puedes con tu enemigo, alíate con él /10

 

 

¿De qué va?: Tierra 22. Batman, afectado por una toxina lanzada por el Joker sobre Gotham, mata a su némesis. Pero no morirá en vano, pues todo aquel que haya sido alcanzado por el gas venenoso está abocado a convertirse en una versión jokeresca de sí misma. ¿Podrá alguien con este nuevo, peligroso y risueño hombre murciélago o ganará el Joker su último juego?

Opinión: Como diría aquel, tengo el corazón partío. Me cuesta infinitamente interesarme por algo de los personajes superheroicos de las dos grandes (que no sea una niña ultrainteligente con un dinosaurio rojo como mascota). Ningún sitio web como la Zona me ha visto intentarlo una y otra vez pero nada, no consigo quitarme esa sensación de que estoy “haciendo los deberes” en vez de disfrutar de la lectura. Pero es que en este tie-in de Batman: Metal (que continuará en el #4 de esta serie) Batman es poseído por el Joker y, gracias a ello, el resto de superhéroes de DC morirán entre terribles sufrimientos. Gloria para mis ojos. Además contiene una reflexión final sobre la relación amor-odio entre héroe y villano que, desde la más absoluta ignorancia, resulta cuanto menos curiosa.

Joker time!

Como número #1 no vale mucho porque no sabes de dónde vienen ni a dónde van, ni quién es Barbatos o a qué ha venido, pero el truco de los tie-in es ese,dejar las suficientes puertas abiertas para que entres de lleno en su juego. Yo no lo voy a seguir, que bastante tengo con lo mío, pero es muy fácil que funcione con alguien menos reticente a los superhéroes. Siempre mola ver a los buenos en los roles de los malos, y si vienen en forma de una especie de ejército zombi a las órdenes de un malvado villano, pues mucho mejor. Lo malo es que los valientes tendrán que aguantar un dibujo bastante irregular que abusa de las distribuciones de viñetas “originales” y soportar imágenes que parecen simplemente bosquejadas y coloreadas con prisa (y, por favor, ¿qué es esa portada a lo Spawan? Que no somos quinceañeras)… hasta que llega la splash page, de las que también abusan, eso sí, contiene un par de quedarse picueto.

¿A quién le puede interesar?: A los que estén siguiendo la serie Metal, a los fans muy fans de Batman dispuestos a pasar muchas cosas por alto y, sobre todo, a los fans del Joker (habrá alguien que compre los cómics para ver si gana alguna vez, ¿no?) que gozarán viéndole triunfar por fin sobre Batman.

DEMON

JAVI MARQUINA

 

 

Título original:
The Demon: Hell in Earth #1

Guionista: Andrew Constant
Artista: Brad Walker
Entintador: Andrew Hennessy
Colorista: Chris Sotomayor
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónInfernales berenjenales /10

 

 

¿De qué va?: Por alguna razón que desconozco, Jason Blood, el humano inmortal con aires a Íker Jiménez que comparte esencia con el demonio Etrigan  vive recluido en el desierto, cerca de un nodo de poder mágico y torturado por una pesadilla recurrente protagonizada por una niña. Pero la paz (sigh) no dura para siempre, y una entidad demoníaca (otra) está a punto de hacer se entrada triunfal en este plano de existencia a través de la brecha abierta en el Death Valley…

Opinión: Venga, va, seamos sinceros. ¿A alguien le interesa lo más mínimo Etrigan? Sí. Vale. Es una creación de El Rey. Alan Moore ha escrito algunas líneas para él en La Cosa del Pantano. Matt Wagner se curró una serie limitada bastante chula y Garth Ennis dejó su impronta gamberra usando al demonio como excusa. Pero, aparte de eso, ¿a alguien le interesa de verdad The Demon? Si nos fijamos en el patrón, la historia de Jason Blood funciona porque grandes autores han decidido interesarse por él o utilizarlo. Más allá de eso, el vacío. Un demonio de traje bufonesco que habla en verso (menos cuando el guionista decide que está hasta los huevos de rimar y se salta la regla incapaz de hacer otro pareado) es un personaje ridículo a no ser que seas un genio y sepas manejarlo con habilidad. Palabra de Kirby. Seguro que Andrew Constant tiene un pasado brillante (yo, la verdad, no tenía el gusto) y un prometedor futuro, pero dudo mucho que venga propiciado por episodios tan inconsecuentes y planos como este. Seis números tiene el señor Constant para construir una historia interesante, y ya ha desperdiciado uno. No parece la decisión más inteligente, por mucho demonio misterioso y niña psíquica que le meta a la mezcla.

Pifostio pa ti, pifostio pa mí…

Gran parte de la culpa de lo tedioso del número la tiene Brad Walker, que realiza uno de esos ejercicios de corrección exasperante que no aportan absolutamente nada al medio y se mantienen en esa zona grisácea en la que nada está horriblemente mal, pero nada está excesivamente bien. Sé que es norma de la casa repasar la labor del entintador y el colorista, así que diré que supongo que viajan en el mismo barco de correcto aburrimiento en el que navega el dibujante. Están ahí, pero en plan compresa. No destacan, no traspasan. Lo miras. Lo olvidas. Otro cómic más a esa inmensa lista de los tebeos llenos de fibra, que entran igual que salen y no dejan marca alguna en su camino al desagüe.

¿A quién le puede interesar?: Es difícil decirlo. Menuda papeleta. Si te han gustado algunas de las etapas que he nombrado en la reseña, esta colección te va a parecer un espanto (o una mierda, pero es que hoy tengo el día contenido y educado). Si no has leído nada de lo anterior, dudo que seas propenso a interesarte por el personaje y, desde luego, no creo que esta serie te vaya a ayudar a ello.

DOOMSDAY CLOCK

JAVI MARQUINA

 

 


Título original
:

Doomsday Clock #1

Guionista: Geoff Johns
Artista: Gary Frank
Colorista: Brad Anderson
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónAnonado me hallo /10

 

 

¿De qué va?: Incapaz de controlar su instinto destructivo, el ser humano ha vuelto al planeta al borde de la aniquilación total. El plan de Ozymandias de lograr la paz mundial ha fracasado, y la única esperanza para el mundo reside en un ser todopoderoso que lleva años desaparecido: el Doctor Manhattan.

Opinión: Yo aquí venía a vomitar ácido de batería y a escupir con indignación sobre la tumba de todos esos directivos de DC que ya no saben qué hacer para sacar rendimiento a una galería de personajes cada vez más olvidables que protagonizan una avalancha hedionda de colecciones cada vez más lamentables. Y, sin embargo, quizá por mi naturaleza iconoclasta, voy a tener que empezar admitiendo una cosa: Geoff Johns tiene los huevos muy gordos. Y grandes. Y duros como el acero valyrio. Dos bolas de demolición capaces de derrumbar un rascacielos con cada golpe de bragueta. Más allá de las odiosas comparaciones, hay que tenerlos muy bien puestos para lanzarse a hacer una continuación del tebeo que redefinió las normas del género superheroico. Sí, es cierto, hay algo de cara dura en el proceso creativo y no está a la altura de Watchmen, pero funciona como tebeo y como homenaje si los aislamos del fulgor de la fuente de la que proviene. Incluso, y si nos olvidamos de prejuicios y de esa fiebre inmovilista que nos hace detestar a todo aquel que se atreve a jugar con nuestro mitos intocables, me hace pensar que si consigue mantener el ritmo y el interés de este primer número, puede cerrar 12 números curiosos que vestirán muy bien en una edición en tapa dura y sobrecubiertas. 

Copiando con descaro en lo formal con la celebérrima rejilla de tres por tres viñetas por página, el cómic de Johns retoma la historia allá donde la dejó el maestro, pero, a la vez, destruye su final recuperando los elementos que considera más adecuados para la trama y, por supuesto, a ese personaje que supuso la revolución en la mentalidad esquizoide de todo aquel que se viste de payaso para combatir el crimen. Bajo una premisa poco original pero lógica, este primer número establece el punto de partida de una historia cuyo segundo número tengo ganas de leer. En serio.

“Hoy ha muerto un comediante”

A establecer ese ambiente paralelo con el original contribuye el arte de Gary Frank, artista de aires estáticos que, al igual que Dave Gibbons, condenan a los personajes a un inmovilismo que evoca su destino inevitable congelado en los fotogramas de una historieta. La férrea estructura que imperaba en la glacial, simétrica y perfecta estructura de Watchmen aparece aquí fotocopiada en dibujos igualmente atónitos que acaban siendo extrañamente adecuados. Hecho en falta la tinta pulcra y elegante de Mark Farmer, que conseguía depurar y suavizar el dibujo a veces anguloso en exceso de Frank y limpiaba todas esas líneas superfluas con las que algunos artistas se afanan en llenar sus páginas. El color terroso de Brad Anderson nos recuerda a ese barro en el que se está hundiendo la sociedad, logrando un conjunto sorprendente por su funcionalidad y eficacia, más allá del agravio comparativo que surge al ponerlo al lado de la obra maestra de referencia.

Más allá de talibanes y celotes, olvidando maniobras mercantiles y violaciones de derechos intelectuales, dejando atrás el hastío que producen los superhéroes actuales, nos encontramos con la posibilidad de un muy competente ejemplo de ese mítico Otros Mundos (porque meter esto en la inexistente continuidad del universo deceíta es una estupidez innecesaria) con el que DC nos ha regalado estupendas historias. Quién me lo iba a decir.

¿A quién le puede interesar?: Esta es difícil. Supongo que si eres fanático de Watchmen, tienes que dejar atrás muchos complejos, recuerdos orgásmicos y normas establecidas para disfrutar de verdad de este tebeo. Hermético en exceso, si no has leído Watchmen te vas a perder todo lo que lo hace apetecible en cuanto a referencias, historia y homenajes. Claro que, si no has leído Watchmen, no mereces leer, ni vivir, ni nada de nada.

MYSTIK U

CARLOS PLAYBOOK

 

 

Título original:
Mystic U #1

Guionista: Alisa Kwitney
Artista: Mike Norton
Colorista: Jordie Bellaire
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónZatanna y la profecía maldita /10

 

 


¿De qué va?
: Después de causar un grave incidente por culpa del mal uso de sus poderes una joven Zatanna ingresa de la mano de la enigmática Rose Psychic en la Univeridad Mystik, una especie de Hogwrats de Magos del Universo DC. Ahí pronto hará amistades con gente como ella, jóvenes que están descubriendo que tienen sorprendentes poderes, que luchan por adaptarse en un mundo que les teme y les odia.

Opinión: Esto de escoger los cómics para estas reseñas de números #1 es una auténtica ruleta rusa. En mi caso la mayoría de las veces no sé nada del cómic que voy a leer, lo que me lleva a afrontar cada número con la ilusión de conocer un cómic que me guste. No os voy a engañar, la mayoría de las veces no sigo las series más allá del cómic en cuestión pero en ocasiones especiales, como en este caso, me encuentro con un cómic que me sorprende, me divierte y entretiene y pasa a formar parte de mi pila de lectura.

Para que esto suceda lo principal es que sea un cómic original y sorprendente y pese a que estamos ante una curiosa mezcla de todo el mundo de Harry Potter y las etapas de la Patrulla-X más centradas en el Instituto Xavier (algunos números de Morrison y la excelente carrera de Lobezno como director de la escuela), protagonizado por unos adolescentes con poderes entre los que se esconde un traidor (yep, Runaways), este es sin duda un cómic original y sorprendente.

Magia arcana y móviles de última generación, agitados pero no revueltos.

Gran parte del mérito es para Alisa Kwitney, escritora neyorkina que combina perfectamente la descripción del mundo mágico que la joven Zatanna irá descubriendo a la par que el lector con la presentación y la interacción de las versiones jóvenes de unos personajes que siempre hemos conocido de adultos. Kwitney se permite el lujo de ir dejando guiños cada poco y combinarlo todo con unas gotas de humor como guinda a una historia que se lee en un suspiro gracias a un ritmo constante que no decae pese a ser un número doble.

Todo esto está muy bien pero conozco más de uno, dos y treinta dibujantes que podrían estropearlo todo. Por suerte Mike Norton resulta ser un artista más que competente con un trazo muy limpio y una estética quizás demasiado formal en la puesta en escena pero donde se aprecia perfectamente todo lo que está narrando el autor. Parece una tontería pero hay veces que no sabes exactamente que está pasando en una viñeta y no hay cosa que me de más pereza en un cómic que jugar a averiguar donde está ese brazo o quién es esa persona que habla.

¿A quién le puede interesar?: Fans de Harry Potter, fans de X-Men, los Nuevos Mutantes, Runaways (y Academia Gotham supongo, pero esa no la conozco) y fans de los buenos cómics que combinen humor con buenos personajes. Lo malo es que no sé si entre estos fans habrá algún editor de ECC.

NEW TALENT SHOWCASE

CARLOS PLAYBOOK

 


Título original
:

New Talent Showcase 2017 #1

Guionistas: Tony Patrick, Aaron Gillespie, Al Letson, et al.
Artistas: Minkyu Jung, Lyne Yoshii, Siya Oum, et al.
Entintadores: Klaus Janson y Jagdish Kumar
Coloristas: Pete Pantazis, Beth Sotelo, Cris Peter, et al.
Publicación USA: Noviembre 2017
Publicación España: –
ValoraciónPara saber si algo te gusta tienes que probarlo /10

 

¿De qué va?: Capucha Roja y Duke aprenden lo que significa formar parte de la bat-familia, Katana lo arriesga todo para recuperar su espada, Nightwing utiliza todo lo que ha aprendido de sus compañeros para salvar el día, Poison Ivy se enfrenta a un demonio para defender aquello que más quiere, Deadshot descubre un secreto de su pasado justo a tiempo para volver a enfrentarlo, Kent Nelson descubre el precio de llevar el yelmo del Dr. Fate y Wonder Woman demuestra porqué no hay nada que temer cuando no se teme a la verdad.

Opinión: Recopilación de historias cortas protagonizadas estamos ante un cómic cuanto menos curioso. Curioso en su formato, pero especialmente curioso en su concepción. Después de todo se trata del proyecto de final de curso de los recién graduados alumnos de los Talleres de de Desarrollo de Talentos de DC, un proyecto cuyo objetivo es pescar a los nuevos talentos de la industria y darles una oportunidad de debutar en el mundo profesional. Si bien en el proyecto participan autores de sobra conocidos ligados a estos talleres, el interés recae en estos rookies.

Con este punto de partida hay que ser realistas y no esperar tampoco un acabado perfecto, pero la verdad es que estos autores nos ofrecen historias que bien podríamos leer cualquier mes en las cabeceras de estos personajes. Es más, en la mayoría de los casos el resultado es superior a la media que hayamos hoy día, especialmente en los guiones donde todos han intentado explicar una historia que influyera en el personaje sin conformarse con cumplir con el expediente. Por desgracia los mejores guiones no se acompañaban de los mejores dibujos, pero ya habrá tiempo de ir encajando equipos creativos.

Estamos ante todo un bautismo de fuego… (ejem, ejem)

Si bien hay de todo destacaría la historia de Katana por explicar una historia original, respetuosa con la esencia del personaje y con algún momento humorístico realmente conseguido. Lástima del dibujo. En el otro extremo estaría la historia de Poison Ivy que cuenta con el mejor dibujo de todos de la mano de un Matt Merhoff que recuerda poderosamente al mejor Gary Frank. Como le sucedía a este Merhoff domina la anatomía con precisión y espectacularidad a la par que consigue unas facciones de gran expresividad. Lástima del guión.

Y como seguramente habréis oído alguna vez en el término medio está la virtud, el relato que deja con mejor sabor de boca es aquel donde guión y dibujo se complementan. Es el caso del relato del Dr. Fate que combina una historia donde se profundiza en el papel de Kent Nelson como mago todopoderoso y hombre corriente con un dibujo de cierto aire psicodélico, con dejes de Mike Allred, que plasma tanto el sufrimiento del personaje humano como la magia que envuelve al buen Doctor cuando tienen que luchar contra seres inimaginables. Una historia que realmente deja buen sabor de boca y te despierta interés por saber que más podrían hacer David Accampo y Sam Lotfi con el personaje (yo les daba una miniserie de cuatro números ya mismo).

¿A quién le puede interesar?: En los tiempos que nos ha tocado vivir donde cualquier historia dura seis números como mínimo, eso si no tienes que haber leído los 10 números anteriores, es de agradecer encontrar un cómic formado de historias cortas donde se nota que los autores lo han dado todo en cada línea y en cada viñeta. Quizás no volvamos a saber de estos autores, quizás se conviertan en estrellas mundiales pero en cualquier caso su primer trabajo bien merece pegarle un vistazo, ya os digo que no será el peor cómic de este mes.

Y hasta aquí el seguimiento mensual de DC Rebirth.
Volveremos el mes que viene con más títulos y personajes de los que hablar.
¿Qué os han parecido a vosotros? ¿Os ha gustado este mes editorial?
Dejad vuestras opiniones en los mensajes.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe