DC REBIRTH #1s (XIII): El día de la marmota

¡Distinguidos y Competentes saludos, zhéroes y zheroínas!

Sigue nuestro repaso a los nuevos números #1 del relanzamiento DC Rebirth, con breves reseñas 100% sin spoilers que sirvan a nuestros lectores y lectoras para hacerse una idea general de lo que pueden ofrecer.

Esta semana hay MÁS P**O ESCUADRÓN SUICIDA. MÁS. NO VAYA A SER QUE OS CANSÉIS.

¡Bienvenidos al renacido Universo DC!

ESCUADRÓN SUICIDA:
CRÍMENES DE GUERRA
Más sabe el Diablo por viejo…

 

 

Título original:
Suicide Squad Special #1: -ONE-SHOT-
“War Crimes”

Guionista: John Ostrander
Artistas: Gus Vázquez y Carlos Rodríguez
Colorista: Gabe Eltaeb
Publicación USA: Agosto 2016
Public. España: 2017 (ECC Ediciones)
Valoración: 6.5/10

 


¿De qué va?
: El Escuadrón Suicida de Amanda Waller se dirige a Europa, concretamente a los Países Bajos, donde una organización local análoga al grupo de criminales de Belle Reve tiene secuestrado a un ex-secretario de defensa estadounidense con no pocos secretos en su poder.

Opinión: Ya era hora, caray. Meses promocionando la peliculita de las narices, y cuando se estrena, el Escuadrón Suicida no solo no cuenta con una cabecera decente: se postula tanto con su Rebirth como con la primera entrega de la etapa actual como una de las peores propuestas del relanzamiento, contando como meros ganchos comerciales con el buzz actual de la película y tener a un Jim Lee tremendamente gandul a los lápices. Y aquí está, el creador del supergrupo de moda (hasta que se estrene Guardianes de la Galaxia Vol. 2), John Ostrander, salvando la papeleta con este especial autoconclusivo en el que sale más que airoso a la hora de crear una historieta interesante aprovechando el estatus actual de su criatura. No es como si no hubiéramos visto ya este tipo de planteamiento: los antagonistas secuestran a alguien, los protas (Harley Quinn, Deadshot, Diablo, Boomerang, Rick Flagg y compañía) se encaminan a rescatarlo de forma encubierta por órdenes de la inquebrantable Amanda Waller, hay terceros implicados en el asunto, revelaciones sobre los intereses tras las cabezas pensantes de ambos bandos, multitud de peleas propias de una set-piece Hollywoodiense entre metahumanos no excesivamente poderosos… y se pasa volando.

No existe el tiempo o espacio “insuficientes”; sólo planes inadecuados.

Ni una sola viñeta desperdiciada en una posturita barata, ni una sola página con ínfulas de póster rompiendo la narración. Todo correcto. Algún gag no funciona, alguna escena de acción no termina de estar bien resuelta, pero el conjunto no vuelca. Formulaico, mil veces visto, pero competente y con algunas limosnas en forma de pequeñas sorpresas a la hora de desarrollar la operación de extracción del individuo de turno antes de que se cree un incidente internacional. Si me preguntáis a mí, ojalá la película hubiera sido así. Ostrander además presenta a todos los personajes de los que dispone de golpe, dejando que los conozcamos luego mediante sus interacciones y comportamiento general, aprovechando, como antes hemos dicho, la breve duración de este cómic. Cómo se nota quién está curtido y quién no. Si tan solo le dejaran quedarse con la cabecera principal…

¿Os acordáis de cuando el Capitán Bumerang molaba? Exacto, con Ostrander.

En cuanto a las labores gráficas, el tándem formado por Gus Vásquez y Carlos Rodríguez realiza una labor, como ya decía, diametralmente opuesta a la de Jim Lee y toda esa gente que le ayudó con el Rebirth de la cabecera. Más preocupados por narrar que por impresionar, dotan de un lenguaje corporal coherente a los personajes y de dinámica y sencillez a las páginas en las que aparecen, con un estilo similar al del Giuseppe Camuncoli de hace seis años. Los vistosos colores de Gabe Eltaeb terminan de dotar de vida a un cómic que acompaña la eficacia de su guión con un dibujo clásico que evita en todo momento resultar anticuado. Más dibujantes y menos hombres de negocios ilustrando cómics, por favor.

¿A quién le puede interesar?: Seguidores del Escuadrón Suicida viejos y jóvenes con ganas de leer un cómic decente sobre el mismo, tiraos de cabeza. Está muy lejos de destacar, pero cumple de sobra tanto para conocer la formación actual del grupo, como para ver en acción al guionista que lo creó mientras deja en evidencia a la serie regular.

Y eso, que hasta el siguiente DC Rebirth. La semana que viene…
¡Ah, Vic, eres tú! Ehm… Espero que eso sea tu dedo

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.