DC REBIRTH #1s (XI): ¡Uh! ¡Ah! ¡Las chicas son guerreras!

¡Distinguidos y Competentes saludos, zhéroes y zheroínas!

Sigue nuestro repaso a los nuevos números #1 del relanzamiento DC Rebirth, con breves reseñas 100% sin spoilers que sirvan a nuestros lectores y lectoras para hacerse una idea general de lo que pueden ofrecer.

Esta semana damos una patada en el culo por finalizada de momento la presencia del Escuadrón Suicida en esta iniciativa editorial, volvemos a vernos con Batgirl y sus compañeras de juerga tal cual las vimos la última vez, y descubriremos qué le va a deparar la vida en los próximos meses a la televisiva Supergirl.

¡Bienvenidos al renacido Universo DC!

BATGIRL Y LAS AVES DE PRESA
“Ride the snake, ride the snake…”

JUANAN BRUNDLE

 

 

Título original:
Batgirl and the Birds of Prey #1:
“Who is Oracle?, Pt. 1: Dead of Night”

Guionistas: Julie y Shawna Benson
Artista: Claire Roe
Colorista: Allen Passalaqua
Publicación USA: Agosto 2016
Public. España: 2016 (ECC Ediciones)
Valoración: 7’5/10

 


¿De qué va?
: Batgirl y Canario Negro continúan su disputa con la Cazadora mientras la amenaza de Oráculo va mostrándose cada vez más peligrosa para las tres justicieras.

Opinión: Si tomamos esto como el segundo episodio en toda regla de esta serie, de la misma forma que el Batgirl and The Birds of Prey Rebirth fue un primer episodio en toda regla, podemos decir que esta serie progresa adecuadamente. Se mantiene al 100% el tono de la anterior entrega, se da un poco más de cancha a la relación entre Barbara Gordon y Dinah Lance, se introducen más piezas en el tablero argumental a la vez que otras cambian de posición, descubrimos un poco más de la Cazadora y sus motivacionesJulie y Shawna Benson parece que tienen claro lo que hacen en esta serie: saben tratar a los personajes que tienen a su cargo, y saben crear interés episodio a episodio, visto lo visto. De nuevo, estamos ante otro comienzo de etapa que parece no querer inventar la rueda, pero que sabe ofrecer lo que uno buscaría de un cómic sobre un equipo de justicieras urbanas con personalidades y contexto previo bien definido, y las dosis justas de acción, humor y, por llamarlo de alguna manera, humanidad. Porque si algo se percibe en cómo están escritas a las protagonistas de este cómic es que lo están como si fueran reales.

INFORMACIÓN MOVISTAR…

El -por otra parte lógico- continuismo gráfico de este cómic también lo beneficia. Y Shawna Benson y su peculiar estilo le dan una identidad visual bien definida a Batgirl and the Birds of Prey. Tan agradables de leer como de ver (esto último en parte gracias a Allen Passalaqua y su coloreado), sus páginas además aciertan mostrando un físico nada sexualizado para las protagonistas del cómic, lo que enfatiza la intención de la serie: el gancho es lo que cuenta, cómo lo cuenta y los personajes con los que lo cuenta, dejando de lado el eyecandy para quinceañeros que ofrecen muchos de sus compañeros de profesión.

¿A quién le puede interesar?: Imprescindible si os gustó el anterior episodio, por las razones que fueran. Y si os van las buddy movies, temática recurrente de la actual DC al parecer, y os llama la atención ver un planteamiento así pero con justicieras urbanas, no dudéis en subiros al carro. Nada realmente nuevo bajo el sol, pero la profesionalidad del equipo creativo queda totalmente patente con los dos episodios que llevan a sus espaldas.

ESCUADRÓN SUICIDA
Vomitando en la estratosfera

ANDER LUQUE

 


Título original
:
Suicide Squad #1
“The Black Vault, Pt. 1: I wanna be sedated” (A)
“Never miss” (B)
Guionista: Rob Williams (A/B)
Artistas: Jim Lee (A), Jason Fabok (B)
Entintador: Scott Williams (A)

Coloristas: Alex Sinclair (A), Brad Anderson (B)
Publicación USA: Agosto 2016
Public. España: 2016 (ECC Ediciones)
Valoración: 3/7/10

 

¿De qué va?: Un objeto de origen cósmico ha aterrizado en la Tierra; más concretamente, en Siberia. Para evitar un acto de guerra y un conflicto internacional con Rusia, Amanda Waller formará un equipo de infiltración con 5 villanos a su disposición para recuperar o destruir el artefacto. Los elegidos para la “gloria” serán Harley Quinn, Deadshot, Killer Croc, Capitán Bumerang y la Encantadora, unidos al coronel Rick Flag y su segunda al mando, Katana. (No, El Diablo no; no vaya a ser que se note demasiado la concesión a la película.)

Opinión: ¿Alguna vez habéis ido a un festival de música y habéis acabado disfrutando más con los teloneros y grupos menores que con los cabezas de cartel? ¡Pues bienvenidos al Escuadrón Suicida de Rob Williams y (el cuaderno de bocetos de) Jim Lee! Partiendo de la base de que el coreano sólo dibuja 13 de las 20 páginas de este primer número, y que lo hace apoyándose en las tintas de un esforzado Scott Williams que hace lo que puede con lo que le dan (la primera mitad de la labor de Lee está demasiado evidentemente abocetada-y-que-lo-arreglen-las-tintas), ofreciendo un resultado muy dispar. Si a esto le sumamos que el guión de Williams para la historia principal es una triste presentación de la misión y un aterrizaje en la zona de actuación, cuyo peso dramático absoluto recae en que Killer Croc (haciendo las veces de M.A. Barracus) no se ahogue en su propio vómito dentro de una escafandra… Casi parece una metáfora del propio tebeo.

¿Pero esto qué es? ¡¿PERO ESTO QUÉ ES?!

Pero, como decía, aunque el grupo principal te defraude, los teloneros pueden sorprenderte, a pesar de compartir cantante. Así, Rob Williams escribe el complemento de 7 páginas que completa este primer número, con los lápices de la estrella ascendente Jason Fabok, cuya presencia sólo sirve para poner (más) en evidencia a Lee. El trazo de Fabok, entintado por él mismo, es detallista, cuidadoso, con un uso inteligente de las sombras, para narrarnos un relato definitorio de Deadshot, entrevistado por Amanda Waller antes de su reclutamiento desde prisión. En él se presentan elementos clásicos del personaje y del Escuadrón, como pueden ser Kobra, Batman o la hija con la que nos dieron la turra hicieron empatizar con Floyd Lawton en la película. Un relato el de Williams que resulta simple, pero efectivo, condensando la personalidad, características y modus operandi de Deadshot.

“Mira, simplemente dime a quién matar y yo te diré por cuánto.”

Según parece, se nos irá presentando a todos los personajes en estos “Archivos de personal” al final de cada número del primer arco, dando tiempo a Jim Lee para tocarse más los huevos entregar sus poco elaboradas páginas mientras se nos narra una (aparentemente) alargada misión rutinaria como excusa para ir conociendo a los protagonistas, a mayor gloria del artista que se encargue de ellos (¡Huye, Fabok! ¡Que te dén ya una serie de verdad!).

¿A quién le puede interesar?: A los nuevos lectores que se acerquen al Escuadrón Suicida a raíz del estreno de la película y no tengan sus expectativas muy altas. Desaconsejable a todo aquel con un mínimo bagaje comiquero, porque no va a sacar nada en positivo de estas páginas, más allá de la historia de complemento que, al fin y al cabo, sólo representa una especie de historia de “orígenes” que nada puede aportar al lector con experiencia. Si Rebirth estaba siendo un guiño al fan clásico con puerta de entrada al recién llegado, esto es justo lo contrario, probablemente contaminado por el filme.

SUPERGIRL: REBIRTH
Un hombre lobo kryptoniano en la Tierra

JUANAN BRUNDLE

 


Título original
:
Supergirl Rebirth #1

Guionista: Steve Orlando
Artista: Emanuela Lupacchino
Entintador: Ray McCarthy

Colorista: Michael Atiyeh
Publicación USA: Agosto 2016
Public. España: 2016 (ECC Ediciones)
Valoración: 6’5/10

 

 


¿De qué va?
: Una operación secreta mediante la que se pretende restablecer los poderes kryptonianos de Kara Zor-El, también conocida como Supergirl, se ve entorpecida por la aparición de un náufrago de la Zona Fantasma en el área de pruebas.

Opinión: Mostrar algo del estatus quo del personaje protagonista: hecho. Reestablecerla de forma icónica sin grandes complicaciones: hecho. Pequeña dosis de sopapos: hecho. Dibujo bonito: hecho. Generar un interés mínimo por el siguiente episodio y las tramas futuras: hecho. Cumplir dentro de lo formulaico que deben ser los one-shots de Rebirth: hecho. Sí, este es un buen episodio de Rebirth, y una buena puesta a punto para Supergirl, a rebufo de su teleserie, cosa muy adecuada teniendo en cuenta lo acertado en general de su tono y enfoque. Steve Orlando afronta correctamente todas las papeletas con las que tiene que lidiar ante esta introducción a la nueva andadura de la chica de Krypton, aún sin arriesgarse en ningún aspecto, con caracterizaciones correctas, una apuesta clasicista equilibrada entre la exposición y la acción, y una ruptura casi total para con la ausencia de tono concreto de la anterior encarnación de la cabecera (ahora es una adolescente confusa, ahora es anfitriona de las fantasmadas de Scott Lobdell, ahora es una Red Lantern…). Quizá el nuevo tono peque de falta de identidad propia por la intención de reflejar en las viñetas algo similar a la versión televisiva, pero es más que probable que a Kara le siente mejor una dirección concreta como esta, que la ausencia de ella.

Hoy no.

En cuanto a los dibujitos, Emanuela Lupacchino ya pasó por el anterior volumen de las aventuras de la alienígena rubia, y ahora vuelve con más fuerza que nunca acompañada por las tintas de Ray McCarthy y el estupendo color de Michael Atiyeh, con un trazo elegante que recuerda al matrimonio Dodson o Adam Hughes, pero sin el mal vicio que tienen estos artistas por hacer de cada viñeta una ilustración pin-up. Pasando por alto que Emanuela por momentos parece que dibuja a sus personajes de tal forma que nunca parecen pasar de la treintena, el conjunto es lo suficientemente sólido y atractivo para este episodio-introducción.

¿A quién le puede interesar?: Los seguidores y seguidoras de la serie de televisión pueden encontrar aquí una lectura muy de su gusto. Por otra parte, es un cómic realizado de forma competente, así que a poco que estéis interesados en las peripecias y vivencias de Kara, ojead este Rebirth, y esperad a ver si en tres semanas la serie regular mantiene el nivel y eleva la apuesta.

Y con esto culminamos una de las entregas más femeninas de nuestro seguimiento a los primeros números de DC Rebirth. La semana que viene más tebeos, más magia y más oscuridad, exterior e interior…

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. xavisase dice:

    Me resulta curioso como cada autor ha hecho un poco lo que le ha hecho la gana con su especial Rebirth. En el caso de Aves de Presa,es de las pocas cabeceras que ha escogido que el Rebirth fuera el número 1 real,con el numerado 1 como continuación directa. Por lo demás sigue solvente la serie.

    En el caso de Supergirl puede que sea uno de los números más solventes a la hora de presentar el nuevo status quo de la protagonista. Falta ver el número uno para ver como arranca la cabecera pero de momento bien.

    El número del Escuadrón Suicida es vomitivo(badum tsss!),pero el archivo de Deadshot me ha gustado bastante. Si todos tienen ese nivel me gustaría tenerlos todos recopilados aparte o algo

    • Lo de los especiales de Rebirth es una cosa bien curiosa: están pensados, en principio, para ser recopilados en un omnibus con todos los one-shots para diciembre. https://www.amazon.com/dp/1401267424

      En este sentido, cuadraba la idea de que algunos de los primeros Rebirth no tuvieran nada que ver con los posteriores #1, ni en historia ni en dibujantes. Es decir, que al parecer se pretendía que esos números sirvieran como presentación de los personajes para este nuevo universo, rompiendo con la etapa anterior, pero explicando qué se mantenía. Un vistazo al abanico de propuestas de DC. Así, teníamos como ejemplo paradigmático el extraño relato del Hombre del Calendario en el Batman de King que, de momento, nada tenía que ver con el primer arco dibujado por Finch, y que era autocontenido y extraño (pero atractivo e interesante).

      Pero claro, si tienes números que únicamente presentan al personaje y/o al tono de la serie… unidos a otros que son, literalmente, el prólogo a la historia que empieza en el #1, cliffhangers incluidos… inmediatamente piensas en que los editores no han estado demasiado coordinados entre sí, algo que se lleva achacando a DC desde, como mínimo, los New 52.

      En cualquier caso, debo decir que, a mi parecer, DC Rebirth ha subido la calidad media de las series de la editorial, que ya le venía tocando un respiro, y creo que se han instalado cómodamente en una media de notable bajo que espero que les sirva para asentar los pilares de esta nueva etapa y empezar a construir grandes cosas.

      P.S. El número del Escuadrón, como se desprende (o vomita) de mi reseña, NO es el camino a seguir. Y, a mi juicio, bastante menos benévolo que el de mi compañero Juanan, el de Supergirl tampoco lo es.

  2. arkhamkaveli dice:

    Me gustó el Rebirth de Batgirl y cía. así que aquí hay otro que continuará leyéndolas viendo que, para bien, nada ha cambiado. Eso si, no me acerco al Escuadrón ni con un palo. Empecé su andadura en los New52 y no me llegaron a gustar como para seguir desde aquí viendo las palabras bonitas que le dedica Ander así que “pasamiento” total metan a quien metan (de momento que nunca se sabe). De Supergirl no he leído nada aún ni visto su serie así que no sé si animarme ya que Emanuela Lupacchino me gusta ¡Ya veré!

Deja un comentario, zhéroe