DC COMICS: BOMBSHELLS, de Marguerite Bennett y VV. AA

 


Título original:

DC Comics: Bombshells: Enlisted TPB

Sello: DC Comics
Guionista: Marguerite Bennett
Artistas: Marguerite Sauvage, Laura Braga,  et al.
Coloristas: Marguerite Sauvage, Wendy Broome, et al.
Contenido:  DC Comics: Bombshells #1-6  (Oct. 2015 – Feb. 2016)
Publicación USA: Marzo 2016
Public. España: –
Valoración: Mujeres al poder/10

 

Hace ya un año se anunció que saldría una serie de cómic digital sobre la linea de figuras de personajes femeninos de DC Comics que tenían la particularidad de estar representadas como modelos de los años 40, con un estilo muy pin-up. Lo que en un principio era una línea alternativa para los coleccionistas de figuritas superheroicas, intentaría emular el camino que series digitales como Injustice o Batman ’66 ya habían conseguido: hacerse un nombre y reconocimiento más allá de los títulos en papel de la editorial. Y por irónico que parezca, la mayoría de los cómics digitales de este sello han tenido una mejor recepción por parte del consumidor de lo que cabría esperar inicialmente.

La idea de leerme este título vino tras el artículo de mi compañero Ferran sobre la versión digital de los cómics y porque en ocasiones, aunque suene a memez, de la premisa a priori más estúpida y forzada salen ideas originales y auténticas. Además de que, al no pertenecer a ningún tipo de movimiento editorial, gozan de una mayor libertad. Pero dejemos la cháchara innecesaria y viajemos al pasado, a la Segunda Guerra Mundial en concreto, cuando las mujeres dieron un paso al frente y demostraron de qué eran capaces. Y entre esas mujeres se contaban a las…

BOMBSHELLS
de Marguerite Bennett y VV. AA.

Septiembre de 1939. Ha iniciado el que será el mayor conflicto mundial conocido por el ser humano: la Segunda Guerra Mundial. Todos los continentes, sin excepción, se ven afectados de forma directa o indirecta por este evento bélico de nivel internacional, dividiéndose la mayoría de ellos en dos facciones: los Aliados, encabezados por la Unión Soviética y las Potencias del Eje, encabezadas por la Alemania nazi del III Reich. Toda persona que sea varón o tenga algún tipo de utilidad en el campo de batalla será utilizado por sus respectivos países para defender su “justa” causa, dejando las tierras patrias con un descenso masivo de población que difícilmente puede compensarse con los pocos que quedan atrás. En este momento comienza una época clave en la historia de la mujer como persona independiente y fuerte, como un miembro más del país al que pertenecen. Madres, hermanas e hijas que dejarían de tener colgado el cartel de sexo débil para demostrar a todo el mundo que eran igual (o más) trabajadoras, duras, inteligentes, sacrificadas y letales que los hombres. Y es que no hay mal que por bien no venga.

Nos encontramos en los años 40, en medio de dicha guerra y en un mundo bastante diezmado que tiene un factor común: mujeres con roles importantes (y batallas, claro). La historia se centra en la fuerza de éstas, llevándolo al terreno de lo superheroico, con protagonistas en todos los puntos del globo, indiferentemente del bando en el que se encuentren. Por ello, el papel de los héroes queda en un segundo plano, dándole protagonismo a la figura femenina en todo momento. Tendremos una “familia” Batwoman americana, una Wonder Woman que se une a la guerra tras conocerla de la mano de Steve Trevor, a las hermanas soviéticas con el alter ego de Supergirl y Stargirl, a una Zatanna encerrada en tierras nazis con Constantine, etc. Todas y cada una de ellas está representada de manera estupenda y carismática, recordándonos al personaje original pero, como si de un Elseworld se tratara, con toques representativos de la época y el universo que les ha tocado vivir. La historia tiene a un plantel importante de protagonistas, cada una de ellas con su respectiva aventura o desventura, pero Marguerite Bennett consigue darle el empaque perfecto a la historia para que no se convierta en un rompecabezas inconexo y complicado de seguir.

Símbolos de la fuerza de un país.

De hecho, se puede disfrutar igualmente en formato papel o en digital sin que se pierda nada de la atmósfera del cómic. Es genial ver que lo que inicialmente fuera una miniserie digital sobre unas figuritas pin-up de los personajes femeninos del universo DC, se haya convertido en una historia tan bien traída y con un gusto tan sublime por parte de Bennett. Obviamente no ha inventado la rueda, la idea de tomar un evento del pasado y alterarlo mediante la ficción es algo que se ha hecho hasta la saciedad; no obstante, la historia, pese a no tener nada de novedosa (todos hemos estudiado/leído/escuchado sobre aquella guerra), aporta ese toque de magia y fantasía que, unido a la crudeza del belicismo, hace las delicias de los que gustamos de historias de esta índole. Acción, aventura, historia y leyenda se mezclan en este cómic para hacernos soñar con un pasado y presente que podrían haber sido algo mejor.

Sería injusto alabar el modo en el que se realza la figura de la mujer en esta obra sin hacer mención especial al genial elenco de artistas que acompañan a la autora durante estos seis primeros números, haciendo especial hincapié en el arte de su tocaya Marguerite Sauvage. Un  trazado limpio, suave y fino a los lápices y un coloreado excelso en todo momento es su carta de presentación, junto con su buen hacer anatómico y la han convertido desde este momento en una de mis dibujantes favoritas del noveno arte. Lo verdaderamente genial de todo esto es que el resto de artistas como Ming Doyle, Ted Naifeh, Laura Braga o Wendy Broome hacen, casi siempre, un trabajo a la altura de la primera mencionada, dejando el listón sobradamente alto en el apartado artístico. Es irónico cómo en su vertiente digital DC Comics goza de un plantel artístico mejor que en el papel. ¿Sabéis por qué? Porque DC.

¡Uh! ¡Ah! ¡Las chicas son guerreras!

En resumen, DC Comics: Bombshells es un cómic fresco, divertido y original a tener muy en cuenta. La única pega es que para conseguirlo se tenga que comprar la versión americana o, en su defecto, la versión digital de la misma. Desconozco totalmente si ECC va a encargarse de traerlo a España. Visto el éxito de Injustice o Batman ’66 bien podrían animarse y editarlo. Como sugerencia, vaya…

¡Nos vemos en la Zona!

 

Joe Runner

Jefe tiránico loco y científico de Zona Zhero. ¿O era al revés?

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Gran reseña, señor Runner. Yo que tenía esta serie como un trabajo alimenticio de la Bennett con su compañera en Angela. Sí que, por lo que cuentas, es una visión idealizada del papel de la mujer en el mundo en aquella época, un “elseworlds” en toda regla, pero desde luego que ha picado mi curiosidad.

    A ver si ECC se anima, aunque lo dudo: si de Batman ’66 solo han traído el cruce con el Avispón Verde, con lo genial que es esa serie… Lo de Injustice es un espejismo basado en el éxito de ventas USA y que había un videojuego sobre el que sostenerse.

    Pregunta: ¿se aprovecha el formato digital para jugar con la composición, como los Infinite de Marvel o el mentado Batman ’66, o es más bien una versión estática pensada para su futura publicación en papel, como The Legend of Wonder Woman?

    • Joe Runner dice:

      Es una versión estática pensada para la publicación en físico. Pero no creas que me ha molestado. La única pega es que para publicarlo así, es preferible hacerlo en formato cómic clásico, pero allá cada uno con lo suyo xD. Lo que sí aprovecha este formato es que para según qué personaje/s, se utiliza a un artista determinado.

      Gracias por el comentario compañero. Un abrazaco enorme!

Deja un comentario, zhéroe