CRIATURA MALDITA, de Hideshi Hino

 

 

Título original:
Kyofu Jigoku Shoujo (恐怖地獄少女)
Sello: Sōubisha
Mangaka: Hideshi Hino
Publicación Japón: 1982
Publicación España: Octubre 2019 (La Cúpula)
Valoración: Tan mona que estás para comerme

 

 

Nunca me he considerado una persona especialmente valiente. No lo llaméis miedo, llamadlo instinto de supervivencia. Por supuesto, esto también se me aplica a la hora de «disfrutar» de ficciones que beben del terror más puro, siendo casi imposible que pueda aguantar la mirada cuando se que en el siguiente plano, en la página que viene a continuación, me voy a encontrar frente a frente con cualquier cosa que me va a quitar el sueño durante una temporada. Pero por algún sitio hay que empezar y, a la hora de expandir fronteras por este oscuro territorio, pocas obras hay mejores que…

CRIATURA MALDITA
de Hideshi Hino

BROOOM. Dos niñas han nacido. BROOOM. Pero una de ellas no es normal. BROOOM. Esta desdichada ha nacido con el trueno y ha quedado maldita. Este ser, abandonado por su propio padre a las pocas horas de nacer, fallece irremediablemente en un inhóspito vertedero. Sin embargo, este no es el fin de su miserable existencia: gracias a la ayuda de unos espíritus llenos de rencor regresa a la vida para llevar a cabo su venganza contra la sociedad humana y aquellos que la abandonaron.

He tenido bastante suerte. Admito que para entreabrir la puerta del terror iba un poco a ciegas y, aunque sabía que portales no cruzar (te estoy mirando a ti Junji Ito, que me das mal yuyu), tenia dudas sobre por donde empezar. Fue en un ya lejano Salón del Cómic de Zaragoza en que la buena gente de La Cúpula (que no edita cómic malo) se tomó su buen tiempo en venderme al gran Hideshi Hino como se merece, aconsejándome qué obra suya leer para que incluso alguien tan gallina como yo pudiese disfrutarla. Cuando me hablaron de Criatura Maldita, me me la describieron como horror si, pero horror que te da lastimica. Esa extraña situación en que no te gusta nada de lo que estas viendo (y menos aun lo apruebas), pero la empatía te empuja a ponerte del bando que se está comiendo a los seres humanos a pesar de que ni ellos tienen la culpa de lo que está pasando. Y este extraño sentimiento es el que me acompañó toda la lectura.

Uy, me he dejado el horno encendido

Hino nos habla en Criatura Maldita del horror inesperado, de un evento súbito fuera de todo control que trastoca la realidad y de cómo la reacción más humana es encontrar la alfombra más grande posible y ocultarlo debajo rezando para que no vuelva arrastrándose. El problema está en cuanto lo consigue. Nuestra protagonista no es dueña de su destino: vive con tiempo prestado y se guía por sus instintos para sobrevivir como puede en un ambiente cruel y hostil. Es en el momento en que se convierte en la reina del vertedero, la más poderosa en el escalafón más bajo, cuando decide ampliar sus horizontes y buscar algo más, ya sea guiada por el sino, el odio u otro tipo de instinto algo más complejo que la búsqueda de comida y que le lleva a interactuar (aunque sea de forma desastrosa) con otros seres humanos.

La historia, a pesar de parecer simple, no por ello es menos interesante. Tiene la suficiente contundencia para dejarte con los pelos de punta y no precisamente por los desmembramientos que cuela Hino entre sus páginas. Las duras situaciones por las que pasa la criatura son suficiente para despertarme una simpatía hacia el horror que desconocía que habitaba en mi. ¿Cómo puedo culparla de que se comporte como un monstruo cuando no ha conocido otra cosa y el único contacto que tiene espera que se comporte como tal? En esta historia trágica no hay otra cosa que víctimas puesto que incluso los humanos que desechan a la protagonista tampoco disponen de ninguna herramienta para solucionar la situación o intentar ayudar a nuestro pobre engendro.

Niña, nada de salir a jugar hasta que acabes de comer

Creo que puedo considerar esta primera incursión a los páramos del terror como un éxito. He sobrevivido, al menos. La belleza de esta obra está en su simpleza y en ese aspecto Hideshi Hino es un verdadero maestro. Si, como yo, buscáis algo de terror oriental por donde empezar esta sin duda es una obra imprescindible.

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Ferran

Hago como que estudio Química pero en verdad me inflo a cómics y videojuegos desde pequeño. Soy de esa gente rara a la que le gusta más el manga que el anime.

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.