CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE. #CumpleCarlosFeliZZ (2nd. Edition)

Título originalHow I Met Your Mother
Fecha 1ª emisión: 19 de septiembre, 2005
Cadena
: CBS

Creadores: Carter Bays, Craig Thomas
Reparto: Josh Radnor, Jason Segal, Cobie Smulders, Neil Patrick Harris, Alyson Hannigan
Temporadas
: 9

Episodios: 208
Género: La Vida
Valoración: Legen… /10

Una vez dije en Twitter que Breaking Bad es la mejor serie de la historia de la televisión. Alguien me respondió que pasaba entonces con HIMYM. Mi respuesta fue que HIMYM es el mejor producto de ocio de la historia. Para conmemorar los 4 años que se cumplen de mi debut en Zona Zhero no podía haber mejor reseña que hablaros de algo que fue, es y será una parte fundamental de la vida. Porque, si de algo trata HIMYM es de mi vida, digo, de LA VIDA…

Los años pasan para todos.

Como me acostumbré a decir durante un período tan importante como ya lejano, hay un episodio de HIMYM para explicar cualquier situación de la vida. Ted no para de decirle a sus hijos que hay recuerdos inolvidables en la vida, momentos que siempre recordarás cómo y cuándo sucedieron.

Yo jamás olvidaré cómo conocí a Como Conocí a Vuestra Madre (entonces se llamaba así para mí, me volví snob con la VOSE años más tarde). Por aquel entonces trabajaba dirigiendo a un equipo de gente más joven que yo con los que me llevaba muy bien y con los que a veces hacíamos tratos. En una ocasión uno de los chicos me pasó un par de DVD’s con las primeras temporadas de la serie como agradecimiento por un favor que me pidió (ya, suena todo muy turbio pero os aseguro que todo era “perfectamente normal”). Era la primera vez que escuché hablar de aquella serie y (leer con voz del Ted del futuro) “En aquel momento no lo sabía pero mi vida cambió para siempre”.

Lo único que no voy a poder explicar es de dónde salió esta piña.

Esos DVD’s incluían las tres primeras temporadas, aunque como descubrí años después gracias a Internet les faltaba algún que otro episodio, algunos tan significativos como el de la segunda bofetada y gran parte de la tercera. Bastó para pasar a formar parte de mi vida gracias a esos gags, a esos personajes que se iban definiendo poco  a poco, a esos guiños a su propia continuidad, a los detalles frikis que iban dejando aquí y allí y sobre todo gracias a que la serie trataba sobre el amor, y SPOILER yo siempre he sido un romántico, y las relaciones, y SPOILER yo entonces llevaba mucho tiempo soltero. Ver todo ese trasfondo romántico con la relación de Marshall y Lily con ruptura, reconciliación posterior y boda, sumados a la conquista, relación y ruptura de Ted con Robin desde la perspectiva de un treintañero soltero fue toda una experiencia, a la que se le sumaba el papel de Barney como eterno soltero y amante de los ligues. La de veces que he usado frases de Barney para… no para eso que estáis pensando pero también, no os voy a engañar… para animar a colegas a salir, para vivir siempre nuevas experiencias porque como dice el mejor personaje de la serie “No hay mañana”.

 Es cierto. NO HAY MAÑANA.

Aquel chico que me cambió la vida me siguió pasando DVD’s hasta el final de la cuarta temporada aunque, de nuevo, estaba incompleta y, de nuevo, volví a tardar años en darme cuenta. Para entonces ya había visto todos los episodios más de una vez y es que el formato de 20 minutos con trama propia y varias subtramas abiertas por temporada facilitan el rápido consumo y los diferentes visionados para apreciar nuevos detalles y encajar piezas con lo visto hasta el momento. No fue hasta la quinta temporada (la mejor de todas) cuando ya empecé a verla a ritmo normal. En aquella época no tenía Internet en casa y me las tenía que apañar para descargarla en sitios con wifi, viviendo mil y una odiseas para no quedarme sin mi ración semanal de una serie que se superaba en cada episodio. Como decía antes esta 5a season (aquí ya la veía en VOSE y me había adaptado al nuevo idioma) es mi preferida, aunque pese a The Playbook, La Semana Perfecta, Wrestling vs Robots y tantos otros, no tiene el mejor episodio de la serie, del que por supuesto hablaremos más adelante pero (leer con voz del Ted del futuro) “Para entonces mi vida había cambiado tanto que en aquel momento no lo hubiera creído”…

De la BSO y los momentos musicales no me ha dado tiempo a hablar. Sirva esta imagen de homenaje.

Entre un momento y otro quizás el peor momento de la serie sin para ello ser la sexta una season mala. La muerte del padre de Marshall fue un golpe demasiado brutal pero como ya sabéis, la muerte forma parte de la vida. Mientras tanto en la vida real yo había retomado el contacto con una vieja amiga que resultó ser igual de fan que yo y empezamos a quedar casi cada semana para ver el capítulo juntos. Fue toda una experiencia vivir lo que quedaba de serie con ella y, pese a que en aquel momento los dos estábamos solteros y en diferentes momentos de nuestra vida, todo iba a cambiar para cuando acabara la serie.

Que no os engañe este pequeño gancho, no acabamos juntos y seguimos siendo muy amigos pese a la(s) distancia(s) que ahora nos separa(n).

Con la T.7 todo, absolutamente todo cambió. Después de varios reencuentros amorosos de Ted, con la mítica Calabaza Putilla y mi preferida de todas sus ex, Victoria, llegaba el mejor episodio de la serie. En Disaster Averted se explicaban varias historias entrelazadas, algo bastante común en la narrativa de la serie, cada una en una línea temporal distinta, algo que también era bastante habitual, para acabar confluyendo en el presente y en el futuro de la serie. Inolvidable la escena final, que, como las intro, siempre molaban  pero esta fue superior al ver como Robin y Barney después de estar juntos y romper dos años antes, por aquel entonces con pareja los dos, volvían a enrollarse. Para superar algo así en la vida real debería de producirse un cambio tan radical como inesperado. Y, chicos, así fue como conocí a una chica con la que empecé a salir. No tengo muy claro cómo pero volveremos sobre eso más adelante.

Perdón, se me ha metido algo en el ojo…

La T.8 tenía que ser la última pero los productores decidieron que habría una novena, después de todo todavía quedaban muchas historias que contar, muchos secretos que revelar y  muchas, muchas sorpresas. Mientras que Barney y Robin preparaban su boda, Marshall y Lily apenas empezaban a estrenarse como padres justo para enfrentarse a una decisión que pondría en juego su futuro y Ted… bueno, Ted seguía esperando al amor de su vida. Los espectadores no tuvimos que esperar tanto ya que la última imagen que vimos fue la primera aparición de LA MADRE. Reconozco que fui el primero que la critiqué porque no me gustó nada la primera vez que la vi.

Pero no me lo tengáis en cuenta, por aquella época yo seguía enamorado…

The Last Season fue muy criticada por centrarse casi exclusivamente en el fin de semana de la boda de Robin y Barney, por lo que podía hacerse repetitiva, pero a su voz empezamos a conocer (y a querer) a Tracy. Como ya sabíamos sin saberlo, se revela en el noveno episodio de la serie, ese era el nombre de la madre y ella acabó siendo la protagonista absoluta de la función. Recuerdo que la primera vez que vi el final no sólo no me gustó si no que me fastidió mucho pensar que nos habían quitado lo mejor de todo, que hubiera sido ver más sobre Tracy y Ted. Es cierto que durante diferentes escenas repartidas por casi todos los episodios veremos su primera cita, sus escapadas a Forthampton, lugar donde se conocieron y donde había pistas del fatídico final, la llegada de sus hijos y tantos otros momentos, pero es igual de cierto que nos supo a poco y que nos quedamos con ganas de más Tracy. Tanto es así que el episodio centrado en su historia, con otra intro maravillosa, fue de los mejores y para entonces todos estábamos rendidos a sus encantos. Precisamente por eso no me gustó el final en primera instancia pero tampoco hay tiempo ahora para analizarlo en profundidad. Basta decir que poco a poco lo fui aceptando y ahora me encanta por ser la última broma, el último giro de tuerca, el último gol que nos quisieron colar los creadores de esta maravilla.

Además, para el que no le guste hay otro final alternativo con Happy End.

Si eres honesto contigo mismo y con lo que quieres conseguir, al final la vida te lo da…

Supongo que en el fondo a nadie nos gustan los finales, por eso cuando, años después, mi relación con aquella chica se acabó, pensé que quizás aquello no era el final, sino un final que podía significar el principio de otra cosa. Para entonces volví a ver HIMYM, esta vez como recién separado y de nuevo la serie me regaló grandes momentos que vistos de soltero o en pareja no los había sentido tan míos. Lo he dicho muchas veces pero en ocasiones pienso que mi vida la han escrito los guionista de esta serie. Te parecerá exagerado, querido lector, pero si lo piensas bien HIMYM habla del destino, de las decisiones que tomamos y del paso del tiempo, de los amigos y de los momentos irrepetibles que vivimos con ellos, de la felicidad y de la pena, del amor y del desamor, de la vida y de la muerte.

 Si todo eso no forma parte de tu vida necesitas una Intervención.

Mis amigos después de leer esta reseña.

Lo mejor de todo es que después de haber visto (y twitteado) toda la serie hace poco más de un año, en mi vida han seguido pasando cosas que me retrotraen a momentos de la serie, historias que bien parecen escritas por estos guionistas tan cachondos. Todo empezó el día que mi mejor amigo cumplió 40 años… Pero eso, amigos, es otra historia…

¡Nos vemos en la Zona!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

CarlosPlaybook

Como lector de cómics he pasado por todas las etapas de la vida de un lector/coleccionista. A saber, inicio en la infancia por regalo de lote de cómics de un amigo de mi padre, abandono en la adolescencia por invertir el dinero en otras cosas menos saludables pero igual de divertidas, y recuperación en la madurez por nostalgia. Y sí, me encanta HIMYM.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Carlos padilla soriano dice:

    Gracias por tan sentido articulo,tocayo.
    Si algo tengo claro desde hace unos años en esto de disfrutar y sentir las cosas nuestras es que la experiencia personal,las vivencias,las perdidas,la desaparición de seres queridos,las rupturas,el envejecer,etc moldea tu mirada y te hace estar mas cerca de personajes o situaciones .te puede hacer poder ver otro nivel ,por asi decir.he experimentado en primera persona la decepcion cuando he recomendado hasta la saciedad tal película,serie o cómic a gente mas joven aunque consideradas por mi muy inteligentes y con inquietudes y verles el morro torcido cuando intento compartir ese momento o aquel que a mi me hace saltar las lagrimas,por poetico,triste o agridulce…pero esa persona lo ha visto,lo ha entendido pero no empatiza igual quizás porque probablemente no ha tenido tiempo por edad de estar en esa situacion o parecida,cuestión de perspectiva supongo…
    Bueno Carlos en resumen,que tengo muy claro de lo que hablas,un saludo!y espero la próxima!

    • carlosplaybook dice:

      Hola tocayo
      Al final la vida es un cúmulo de experiencias y pese a que estas puedan repetirse no se viven igual con el paso de los años. También es cierto que al ser vivencias tan personales cada uno las acaba por vivir a su manera. Lo mejor de todo es que siempre hay nuevas experiencias al lado de la esquina…

      No hace mucho escribí en Twitter que en ocasiones escribir puede ser terapéutico y en esta ocasión tan especial para mí puedes creer que así ha sido.

      Me alegro que te haya gustado la reseña y muchas gracias por comentar!

Deja un comentario, zhéroe

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.