CHUNIBYOU DEMO KOI GA SHITAI!

Título Original: Chunibyou Demo Koi ga Shitai! (中二病でも恋がしたい!)
Fecha 1ª emisión: 4 de Octubre, 2012
Estudio: Kyoto Animation
Director: Tatsuya Ishihara
Temporadas: 2
Episodios: 24
Género: Shonen/Comedia romántica
ValoraciónNadie me entiende / 10

La vida es eso por lo que todos pasamos, el camino que seguimos, las acciones que realizamos y, sobre todo, cómo las afrontamos. Esta definición un tanto genérica e incluso simplista tiene la ventaja que se puede aplicar a casi cualquier caso, dando así los dos posibles puntos de vista: el sentirse identificado con ella o el negarlo por ese simple hecho de no definir nada en contrato. Pero no todo tiene que ser tan profundo y filosófico. La dicotomía presentada puede ser tratada en debates, obras, disertaciones o de mil maneras diferentes. Una de esas maneras, y que puede resultar mucho más atractiva sobre todo en momentos de desconexión y relajación como el que estás disfrutando ahora, es a través de Chuunibyou Demo Koi ga Shitai! 

Su primera temporada se compone de 12 capítulos, y cuenta con una segunda temporada de calidad similar con otros 12 capítulos que cierran el arco argumental principal. Las OVAs son mucho menos recomendables, pero siempre se puede encontrar un hueco si se desea seguir conociendo algunos detalles de la historia.

Este anime de nombre largo y casi impronunciable para los no asiduos a la lengua nipona presenta como protagonista principal inicial a Yuuta, un estudiante que empieza su primer año de preparatoria (equivalente al bachillerato en el actual sistema educativo español) en un pequeño pueblo japonés. Pronto aparecerá en su vida  una  distracción o incordio en forma de chica enternecedora llamada Rikka. La idea de Yuuta de aprovechar el cambio de centro educativo, de ciclo y, en definitiva, de fase de vida para olvidar tiempos y experiencias pasadas será todo un reto junto a su nueva compañera, que entrará en su vida por partida doble, como vecina y como compañera de clase. Sus extravagancias no dejarán ninguna posibilidad de que la nueva vida de Yuuta sea como a él le gustaría y, sin quererlo, volverán a aflorar todos esos problemas y actitudes de su pasado. Pese a que ellos dos serán el eje principal de la trama, contarán con la ayuda, o la intromisión, de un buen número de compañeros de clase, que en su afán de compartir el camino hacia la madurez de los protagonistas no harán más que entorpecer y, a su vez, colaborar en esta complicada etapa.

Como incluso los menos detallistas habrán deducido, este anime pertenece a un género de esos tan temido dentro de la animación, los dramas escolares. Este tipo de animes, que abundan ya a niveles de sobreproducción, suelen estar caracterizados por enfoques tontos, personajes planos, tramas lineales y un sinfín de hechos de cuestionable importancia o utilidad. Conociendo todo esto, no es un género del que se puedan recomendar gran número de series o películas, pero desde luego hay muchas reseñables, y una de esas es la serie de la que os hablo. Pese a que peca en algunos casos de contar y dar una cierta importancia a hechos y minitramas que no deberían copar tanto tiempo, la profundidad de la historia, el cambio de los personajes o la trama principal son características que sobresalen respecto a la mayoría de animes de su género, y siendo justos con la verdad, hay que romper una lanza en su favor en este aspecto.

La principal característica narrativa, y que de alguna manera vertebra o relaciona toda la trama, es la madurez, el cambio en la forma de ser y de comportarse de los protagonistas y como estos logran adaptarse a nuevas situaciones en su vida diaria. Fuera de lo que se podría pensar, no vamos a ver personajes que no dejan de comportarse de la misma manera pase lo que pase a lo lago de la serie, tendremos la suerte de observar y en muchos casos disfrutar el recorrido personal de cada uno de los protagonistas, siendo observadores privilegiados de sus cambios.

A través del humor, y cuando digo humor es mucho humor, Chuunibyou nos traslada a un mundo adolescente en el que las mayores preocupaciones son la aceptación social, buscar la comprensión de tu gente querida o adquirir la capacidad de empatizar para aprender a ayudar. A pesar de ser unos temas serios y de gran calado, el anime nos los presenta de una manera ligera, suave y tierna, muy acorde con la actitud y la forma de ser de Rikka. Y es que el anime sufre la misma transformación que los protagonistas, en tan sólo los 12 capítulos de su primera temporada, pasa de un tono totalmente infantil y fantasioso a una visión un tanto pesimista y mucho más realista del entorno que les rodea. La animación y el dibujo de los personajes es absolutamente exquisita, contrastando con los pocos detallados fondos y, eso sí, manteniendo siempre una composición total que transmite tranquilidad, calma, sosiego…

 Para la época en la que nos encontramos y si buscas un anime con el que desconectar, recordar los tiempos de la adolescencia o simplemente disfrutar de la vida desde un punto de vista tierno y ligero, sin ningún lugar a dudas este es tu anime.

¡Nos vemos en la Zona!

También te podría gustar...

Deja un comentario, zhéroe